Portal informativo de análisis político y social

Epicentro Informativo: Candidato sin Partido

Epicentro Informativo: Candidato sin Partido

Feb 25, 2012

Ni una ni otra, pero si no hay más opción, prefiero la peor guerra sucia que la mejor guerra con candados. La lección de 2006 no se aprendió: no se trataba de descalificar a cualquiera, pero tampoco de guardar un silencio sepulcral que atenta contra la expresión libre. Sin embargo, el principal trasgresor de sus propias leyes es Calderón. No como Presidente del PAN ni como Presidente del Empleo, ha sabido jugar limpio. Se mueve mejor en el lodo; ahí es su hábitat.

 

Decir que Josefina está a cuatro puntos porcentuales de Peña Nieto, es violar la veda electoral. Obviamente el “I” (porque ya le perdí la “FE”) no le hará nada y todo se quedará en la anécdota perniciosa. El PAN es mejor en la oposición electoral y ahí demuestra de lo que es capaz. De ahí que poner bozales a la guerra sucia, en realidad al único que beneficia es al mismo Partido que la genera.

 

Sigue siendo lo mismo: puede hacer y decir lo que quiera; descalificar y pontificar al mismo tiempo; echar trapitos al sol sin limpiarse. De ahí que el PRI haya optado por mantenerse alejado, recibiendo cachetadas en las mejillas sin responderlas. Las razones pueden interpretarse en que a la gente en general no le gusta la confrontación o que no quieren parecerse a lo que alguna vez fue el PRD o –en el peor de los casos– a un acuerdo de mutuo consentimiento.

 

El caso Jalisco es un ejemplo de esa política timorata. Del cúmulo de errores y excesos del Gobierno, no han generado ni crítica ni opinión. Han optado por el silencio y evitan cualquier rasgo de confrontación. Si alguno se atreve a salir de ese huacal es callado por los mismos miembros del llamado Partido.

 

Si esto fuera futbol, sería como quedarse quietos si les meten gol con la mano, porque no quieren que el árbitro los amoneste o expulse. Sin embargo, en las clásicas contradicciones de la política nacional, internamente el PRI mantiene su espíritu autoritario. Sólo así puede entenderse que se siga conservando en la cúpula a un personaje como Rafael González Pimienta.

 

Jalisco es electoralmente una bomba de tiempo. Hoy, por primera vez en su historia, le puede dar el triunfo a cualquiera de los catalogados Tres Partidos poderosos. La diferencia será mínima y cualquier asunto será primordial a la hora de hacer el balance. Pero en todo el escenario, el PAN atacará con todas las de sus leyes y hará valer cualquier recurso de descalificación: Calderón ha puesto la muestra y los demás le harán eco. A Calderón poco le importan las críticas, los análisis, los indicadores; lo mismo pasa con Emilio y sus huestes.

 

Solos se inventan sus propios mundos donde todo es esplendor y quien demuestre lo contrario simplemente es denostado. La primera regla de la guerra sucia es no jugar limpio. Tanto el ahora PRD amoroso como el timorato PRI se agachan y ni alcanzan a contestar una cuando ya andan en otra.

 

En el caso del PRI Jalisco, con una comandancia sin orden ni liderazgo, lo que predomina es el silencio que más bien suena a omisión o hasta complicidad. Sin oponerse a nada, ahora mismo hacen la simulación de ser un Organismo Político de Unidad, lo que en el amplio sentido literal, es una contradicción.

 

Resulta que el maestro ha sido superado por sus mejores alumnos quienes han aprendido de las peores mañas que hicieron sostenible un Sistema basado en simulaciones. Aristóteles es un buen candidato, pero ni tiene Partido, ni tiene Dirigente. Va directo a la derrota honrosa, a quedarse sin decir nada a la hora de los recuentos. Si quiere ganar ya es hora que le eche sal a la Pimienta. La belleza se acaba cuando te embarran lodo.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com