Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: EL DESGOBIERNO

EPICENTRO INFORMATIVO: EL DESGOBIERNO

Nov 19, 2011

 

El concepto Gobierno se ha desvirtuado y quienes lo han hecho son precisamente los que nos gobiernan. ¿A quién gobiernan los que gobiernan? Un Gobierno es aquel que se conforma de todos los poderes. El que requiere  de servicios (vía Ejecutivo), el que está inmerso en leyes (vía Legislativo), el que quiere justicia (vía Judicial).

 

El tal Maquiavelo ya lo apuntaba así hace muchos años: “Todos los Estados bien gobernados y todos los príncipes inteligentes han tenido cuidado de no reducir a la nobleza a la desesperación, ni al pueblo al descontento”.

 

El Gobierno como tal es el que tiene el poder de una nómina y su organización: lo mismo paga a quien hace y lo mismo hace y debe pagar. Sin embargo, en la estructura actual parece que quienes nos gobiernan se han saltado ese paso, dando cuenta una desorganización. Ya lo señalamos aquí hace varias colaboraciones: el orden genera libertad y el desorden, libertinaje.

 

Una sociedad ordenada es aquella donde ese cumple y con base en ello, se ejerce la libertad y la capacidad para elegir. Pero decía que el Gobierno como tal (llámese federal, estatal, municipal) se ha encargado de desordenar: una narcotiendita es responsabilidad de la Policía (¿cuál?) en el ramo federal no se hace nada si no se denuncia, el ciudadano no denuncia porque no se hace nada, las policías cercanas no hacen nada porque no les corresponde. Total, las narcotienditas crecen en la impunidad.

 

El Gobierno de Jalisco se ha dedicado a darle la responsabilidad a otro, por lo que cae en irresponsabilidad. Los pagos a los trabajadores del Congreso es un acto de…? Y es ahí donde la respuesta tiene variantes. Para qué parte de ese Gobierno va a parar la bolita. El Ejecutivo se lo deja al Legislativo y éste se hace el occiso.

 

Cuando esta situación ya afecta a terceros –llámese sociedad– entonces el problema crece y abarca instancias municipales y hasta federales. Pero como nadie hace nada porque “no le corresponde”, entonces se cae en el juego de la ruleta donde todo gira sin que se tenga suerte de ser el ganador.

 

Eso mismo pasa cuando hay un árbol que estorba el paso o cuando no se recolecta basura o alguien mata a otro en un pleito. El ciudadano se hace bolas. Participa en un juego de dados en pro de votar por quien debe gobernar, pero ese gobernante no gobierna.

 

Por ejemplo, se vota por diputados (locales o federales) pero estos no gobiernan, sino dependen del juego de intereses del Partido (como se llame) y el jefe de la bancada resulta de una lista mágica. Es ese encargado el que marca la pauta y dirige el levantamiento de manos.

 

Para el caso de senadores la cosa es semejante. Se vota por unos que ni siquiera tienen vela en el entierro en nuestros intereses inmediatos. Lo que le mueve al que Gobierna tiene que ver por lo que nadie votó y que no interviene en la vida cotidiana de la mayoría.

 

Se pregobierna para obtener votos pero a la hora de decidir, (otro ejemplo) la reelección de diputados, lo que prevalece no es el interés de la comunidad sino la cosecha de un grupo político. El PAN de Jalisco ahora decidirá su destino. El PAN, que sólo no le gana ni al Atlas, resulta que se mete autogoles. El PRI Jalisco, ahora tiene que hermanarse con el Verde y Nueva Alianza, lo que convertiría a Aubry de diputado inútil a senador, sin ningún mérito y ni un voto social a su favor.

 

El caso Emilio: gobernó para sus Panamericanos, quiere gobernar para sus “Olimpiadas” y ya se enroló en quedar en Segob. Total que lo de aquí le va y viene. Como en el suceso Blake, la culpa es del piloto… sólo que ese está en la neblina.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com