Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: HUNDIMIENTOS

EPICENTRO INFORMATIVO: HUNDIMIENTOS

Ene 7, 2012

Además que se acaba el mundo, este 2012 se cumplen 100 años del hundimiento del Titanic, esa gran obra de ingeniería que sucumbió en el mar de la prepotencia. En realidad lo que sumergió aquel sueño fueron la negligencia y la impunidad. Remaches de tornillos de mala calidad que se cobraron como grandes y se utilizaron de menor tamaño. Obviamente el choque con iceberg influyó, pero los millones gastados no pasaron por el control de calidad. Pero de esta historia hablaremos en otra ocasión. Sin embargo este hundimiento recuerda otros cuando pasamos a la fecha fatídica.

 

El 2012 es el año de elecciones y hoy más que nunca habría que razonar el voto, si es que nos dan oportunidad.

 

El Sistema es el que se cae a pedazos.

 

Mientras no se entienda eso, las promesas que vengan, en todos los niveles, cruzarán por el arco del desencanto.

 

Es un Sistema que permite, absorbe, un sistema carcelario caduco donde lo mismo hay riñas que prostitución, abusos, armas, drogas, y más eslabones en la cadena de la corrupción.

 

En ese Sistema se incluyen las malas atenciones en servicios médicos, donde se promete gran cobertura pero hay déficit de personal especializado, que además está mal pagado.

 

Un Sistema educativo donde los valores se cambian por los valores que tengas. Se aprende poco y lo que se da no tiene sustento. Prevalece la idea que estar es la escuela es perder el tiempo.

 

Un Sistema económico donde se sujetan los salarios, se aumentan los precios, y hay que buscarle donde sea y como caiga. Piratería, informalidad y subempleo, permiten que se sobreviva.

 

Un Sistema electoral donde hay más credenciales con datos erróneos, donde se vota por candidatos que no tienen poder, donde se gastan millones sin saber bien a bien de dónde salen esos recursos.

 

En este Sistema que se hunde paulatinamente hay formas cuyo desuso ni evita el abuso: sindicatos, cooperativas, asambleas.

 

Por este Sistema se castiga con severidad a una clase social por no pagar impuestos, pero prevalecen las formas de evadir esa responsabilidad.

 

Es un Sistema donde hay más decisiones viscerales que tomas de conciencia.

 

El Sistema presidencial se tambalea entre discursos en mangas de camisa, alegatos por un país mejor y el clásico de clásico de tirarle a responsabilidad a otro.

 

Es este Sistema el que ha hecho que la violencia crezca a límites que ya rayan en la inoperancia.

 

Es este Sistema el que ya inclusive oculta –por ser información reservada– la cifra de ejecutados, como si la realidad pudiera ocultarse.

 

Es un Sistema donde cada vez hay más adicciones y menos adiciones. Donde una patente se sepulta en la burocracia. Donde no hay apoyo ni a la cultura ni la investigación científica.

 

El Sistema se va al fondo del mar y no hay ni plan ni mesías que lo rescate.

 

Como en el Titanic, la prepotencia no hace ver los verdaderos orígenes del mal.

 

Como en el Titanic, hay diferencias de clases, pero al final todos se ahogan por igual.

 

Como en el Titanic, el capitán no tiene capacidad de decisión.

 

Países que han transitado por estos mares han tomado el asunto en serio y se han reformulado. Brasil es un claro ejemplo y ese trauma doloroso tiene hoy a España encamado. Pero hay que hacerlo. Cada vez es más tarde.

 

A nivel Jalisco, el Sistema se hundió ya con todo y Panamericanos. Ni se reforzó la economía local, ni se mejoro sustancialmente.

 

Ya ni siquiera vale la discusión de quién es el mejor candidato, cuando en ninguno hay asomos de salvar este bote, donde los salvavidas –al igual que en el Titanic–  no alcanzan para todos.

 

Es hora de ver los remaches y evitar el choque.

 

Nota aparte: desde aquí un abrazo y solidaridad con Gabriel Ibarra, director, fundador y promotor de ideas en Conciencia Pública, por el fallecimiento de su padre.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com