Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: Iniciar la semana ahorcado

EPICENTRO INFORMATIVO: Iniciar la semana ahorcado

Ene 18, 2014

Por Leonardo Schwebel —-

En teoría 2014 debe ser un buen año.
Ya aprobadas las famosas reformas, no hay pretexto para que la situación del país tenga un camino por dónde ir.
Como periodo preelectoral, deber ser un lapso de obras y uno que otro logro, lo que debe traer empleo y atraer inversiones.
Aun así, la perspectiva de crecimiento de casi 4% es demasiado optimista. El 2013 cerró con un magro 1% y estaremos terminando éste por ahí del 2 a 3%. No más.
Dicho de otra manera, como los partidos andarán en búsqueda de votos, tendremos algo mejor que el paralizado 2013.
Pero así como mal empieza la semana a quien ahorcan en lunes, mal inicia el año cuando, a nivel país, Michoacán arde.
Lo que empezó como la guerra de Calderón contra el narcotráfico en 2006, hoy vive la etapa más cruenta.
No hay desaparición de poderes como tal, pero sí dos gobernadores de facto y una sociedad que no sabe bien quién es el mal.
Pero mal empieza el operativo de salvación cuando militares matan a una niña en Antúnez y un helicóptero se cae por enredarse con cables. Si así se va a combatir a cárteles y autodefensas, el pronóstico no es halagador.
Entrevisté en “Preguntas en su Tinta” de ochotv al editor de El Informador, Jorge Verea. Me respondió algo que es verdad: “El principal problema de Jalisco… es Michoacán”.
Parece que el gobierno actual de Jalisco ve muy lejano el conflicto, como si verdaderamente Apatzingán fuera Afganistán.
Sin embargo está más cerca de lo que nos dice la geografía y las zonas fronterizas lo viven a diario.
El año de Jalisco pintaría bien: Inicio de la nueva línea del Tren Ligero, consolidación de los proyectos del agua, la cimentación de la llamada Ciudad Digital, el desahogo de presupuestos para obras, pero…
También mal empieza el mes cuando vemos escándalos como el de Elisa Ayón rompiendo el vidrio de una oficina para entrar o el de los diputados locales cerrando la puerta de la transparencias en los gastos de las Casa de Enlace, que nos cuestan casi 93 mil pesos al mes por cada uno de los 39 “legisladores”.
Pero más mal comienza cuando se arma un operativo de 60 unidades para buscar a un policía secuestrado, que en realidad estaba en su casa. Como en el “caso Paulette”, ¿ya buscaron en la cama? Un ridículo total en un año que debe consolidarse la Fuerza Única del Estado, que no ha dado una.
En todo ese espectáculo hay que incluir el nulo resultado del vandalismo político en el Congreso y que pasen meses sin que se pueda concluir una simple obra donde por necedad quisieron poner una ciclovía que nadie usará.
Políticamente no se ve bien, para el partido en el gobierno, que Elisa Ayón sea del PRI, y más cuando enfatiza que su florido lenguaje en el panteón Mezquitán no fue como regidora de Guadalajara, sino como la entonces secretaria General del PRI Guadalajara.
Tampoco se ve bien que sean diputados del PRI, los que encabezaron no sacar a la luz pública los gastos del sobresueldo de su dizque “Casas de Enlace” para los ciudadanos.
Lo peor de gobernar es que todos los problemas se van de un lado de la balanza y lo poco bueno no tiene realce ante tanto sensacionalismo.
Los cambios en el gabinete son inminentes y si efectivamente se va Arturo Zamora, sonará a que no encontró acomodo en la administración de Aristóteles.
Y mientras los del PRI se ven envueltos en eso, los de MC aprovechan para renunciar al dinero de las tales Casas de Enlace y para denunciar todo lo que esté de modo en los ayuntamientos, llámese videocámaras, rastro, chalecos, fotocopiadoras.
Como año no electoral, será año electoral, es decir, servirá de base para lo que serán las elecciones del 2015.
Como van las cosas, el titular dentro de año y medio será El PRI pierde Guadalajara, y es ahí cuando todos se preocuparán. Tal vez sea demasiado tarde.

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com