Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: La fiesta de las deudas

EPICENTRO INFORMATIVO: La fiesta de las deudas

Feb 15, 2014

Por Leonardo Schwebel —-
Que las Fiestas de Octubre se hagan a Guadalajara es más que un asunto de entretenimiento. Se puede ver desde tres formas: Es darle a Guadalajara una actividad popular, atractiva, buena en términos generales; es poner énfasis en el 2015 al viejo estilo de que al pueblo, pan y circo; y la otra es para esconder algo que puede sonar mal a futuro.
El escenario Guadalajara, como lo hemos dicho otras ocasiones, no se presenta favorable al PRI, aun y cuando Alfaro no sea el candidato.
Las huestes de Elisa Ayón (que incluye vendedores ambulantes, panteoneros, boleros y hasta prostitutas) no están nada conformes con lo sucedido al quedarse sin su protectora principal. Movimiento Ciudadano ha coqueteado con esos votantes huérfanos vía Salvador Caro, pero el costo político puede ser perjudicial.
Por otra parte las candidaturas del PRI no están muy a modo para una contienda de nivel. Zamora se va a ir (más pronto que en diciembre, como se había dicho recientemente) y Miguel Castro está sepultado en su propia agenda. El PRI municipal está debilitado y sin la Ayón, el grupo fuerte corporativo está a la deriva.
Por otro lado esta Iconia, antes Puerta de Hierro, un negocio de los gobiernos panistas, vía Emilio González y con el apoyo de Alfonso Petersen, que no ha sido claro en las finanzas. Un viejo ideal que ha pasado a varios inversionistas extranjeros, principalmente españoles.
Las nuevas Fiestas de Octubre no tocarían esos terrenos de Iconia, mágicamente donados, pero si las zonas de los alrededores, donde inclusive hay trabajos de ONG’s que quedaran al olvido.
Esos terrenos forman parte de un convenio entre los actuales gobiernos estatal de Jalisco y municipal de Guadalajara, para dar cuenta de adeudos pendientes cercanos a mil 200 millones de pesos.
Una cosa es la deuda de Guadalajara, que es la más grande del país a nivel ayuntamiento, y otros son los pagos que deben de hacerse de inmediato.
Entre unos y otros, esos pagos a proveedores en forma inmediata, sumarías mil 200 millones de pesos. Una parte, algo así como 500 millones, se pagaron vía una labor de quirófano administrativo vía la Tesorería.
El resto, que son –en cifras redondeadas– 700 millones de pesos vienen precisamente de esos terrenos donde se asentaría la nueva sede de las Fiestas Octubre.
Dicho de otra manera, se solventarían los adeudos.
La corrupción en el municipio de Guadalajara ya tiene tintes de escándalo.
El ex encargado de Obras Públicas del municipio, Carlos Arias, además de cambios en los planes parciales, hizo negocios para sus íntimos.
Lo que acabó con el negocio no fueron las denuncias del PAN y otros grupos sobre los cambios de uso de suelo, sino manejos indebidos (por llamarlos sutilmente) en el entorno de locales de la plaza Punto Sao Paulo.
Ante la inminente amenaza de dar a conocer hasta grabaciones, Ramiro Hernández, optó por sacar a Arias y otro más.
Lo de la Ayón va más allá. Si bien sacaron Eduardo Sherman de Licencias, aún queda gente que depende de la tal Elisa.
Ya se nos olvidó el juicio político y las consecuencias para quitarle el fuero a Elisa Ayón, quien ha pedido callarse a cambio de mantenerse como regidora, ya sin partido.
El juicio de procedencia está en el archivo y lo máximo que le darían sería una inhabilitación que la dejaría fuera de cualquier contienda en 2015.
Así que el tema de las Fiestas de Octubre, que son más que un evento de un mes, así como el cumpleaños 472 de Guadalajara como tal, se empañan con la acción o más bien la inacción de una presidencia municipal que ha sido cauta para combatir todo lo mal que hay en el ayuntamiento de la capital de Jalisco. Lo dije, pese a sus gobernantes, Guadalajara es la más bella.

E-mail:  leonardo@epicentroinformativo.com