Portal informativo de análisis político y social

Epicentro Informativo: Medio tiempo del debatefut

Epicentro Informativo: Medio tiempo del debatefut

May 5, 2012

En el mismo tono de moda del fut y debate:

Aristóteles jugó a no perder y defenderse que no le metieran gol; empató.

Alfaro dio pases y alcanzó a anotar; ganó.

Guzmán, con todo y tarjeta amarilla, jugó a las zancadillas; perdió.

Garza defendió bien a su equipo… de la liga de ascenso.

La tal maestra divirtió a la tribuna con su uniforme de barrio.

El árbitro Petersen no influyó, aplicó bien el reglamento y no fue protagonista.

Pero el resulto final en esta liguilla, me preocupa.

Sin bien Alfaro triunfó, no alcanza a amenazar al superlíder.

(Medio tiempo).

En cualquier alternancia, cuando hay cambio de poderes hay un periodo de ajuste y en ese sentido el PAN, Fernando Guzmán y todo ese voto duro, son los auténticos derrotados.

Guzmán es vencido de local y hasta en su propia televisora (Canal 7) lo ubican fuera de la final.

Aquí sólo hay un campeón y de nada sirve un “honroso” subliderato.

Para el partido de vuelta, el 10 de junio, ya será demasiado tarde para remontar.

En concreto, si el PAN quiere ganar debe cambiar de delantero. Su director técnico no funciona y su única opción es salir de la contienda.

El periodo de ajuste en Jalisco es prolongado y puede generar incertidumbre.

Pongo el contexto de una empresa: Después de 18 años panistas ya se sabe a qué juegan y cuáles son los moditos.

Con un nuevo equipo, ese inversionista esperará ver el estilo del nuevo líder, la forma de negociar y las componendas correspondientes.

Esos ocho meses en lo que entra al terreno el nuevo conjunto, significan por lo menos 20, ya que habría –al menos– un año de acomodos.

Esperar 20 meses a que la nueva administración fluya, puede ser determinante para una entidad como Jalisco que se ubica en el lugar 14 de la tabla de productividad del país.

Para que se generen empleos y se implante seguridad (el deseo de todos los jugadores) es importante marcar la pauta y llevara un tiempo.

El PAN no pierde un juego sino el campeonato total, donde ha estado invicto tres sexenios.

Pero Guzmán no el sorprendente Cárdenas, ni el duro Ramírez Acuña, ni el carismático González.

Este delantero juega de defensa, no mete goles y es torpe en sus movimientos, además que ya es un veterano que juega con jóvenes promesas.

Cualquiera que quede, tendrá que esperar a que se vea cómo van las cosas y el intercambio de poderes desgasta.

Aunado a eso hay que ver quién triunfa en el torneo nacional.

El equipo PAN además está dividido y otros contendientes están en la banca y no se les permite entrar y están fuera de la jugada para ser suplentes y puedan salvar el marcador en el segundo tiempo.

Alfaro, representa a un equipo chico y aunque lleva ventaja en la ida, esos goles no le van a alcanzar para empatar y mucho menos para remontar, a menos que cambie de equipo y estrategia.

Si le quieren ganar al delantero Aristóteles, deben meterle goles y que él no anote.

Ni a Guzmán ni Alfaro les basta juntos para ganar pero es mejor que la final sea de dos y olvidarse del juego por el tercer lugar, que no le interesa a nadie.

Pero gane quien gane no hay empaque, altura, personalidad, carisma, liderazgo.

Ninguno impresionó ni pinta para llegar a los primeros niveles.

El formato de la ida fue rígido y en la vuelta será igual o peor, pero como falta tiempo, hay lapso para la reflexión y el cambio.

Un Alfaro arropado por el voto duro del PAN puede inclusive ganar.

Un Guzmán como va, es seguro derrotado.

Garza y la tal Ángeles están en otra competencia.

Así que por lo que va, el verdadero ganador es Aristóteles. No juega espectacular, no arriesga, no anota, pero a final de cuentas esa táctica le funcionó al Chelsea y está así en la final de la Champions.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com