Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: Pero…hay esperanza

EPICENTRO INFORMATIVO: Pero…hay esperanza

Dic 21, 2013

Por Leonardo Schwebel —-

Cierra 2013 en la zozobra.
Un año que fue fatídico como su cifra de mal infortunio.
En Jalisco y el país, todos los indicadores económicos a la baja y todas las estadísticas de inseguridad a la alza o en el mismo nivel y una que otra, con un ligero repunte.
El rumbo es sin rumbo y pese al optimismo de la clase en el poder, la ciudadanía ve el desconsuelo que parece que nada funciona.
La mayoría de los golpes certeros fueron mediáticos y poco o nada ayudan para que mejoren nuestras condiciones.
Lo más llamativo fue el caso Elba, pero lo que parecía –literalmente– una cacería de brujas, se quedó en una demostración de poder. El poder de querer. Aun así, la dichosa maestra saldrá libre en 2014.
Si bien fue el año de las Reformas, con la premisa que es mejor tenerlas que no, todas están machadas de irregularidades y no hay una sola que complazca a la mayoría.
En Jalisco el caso Rodolfo Ocampo no está en nuestra agenda, a pesar que el personaje pudiera merecerlo. Su detención apenas fue relevante unos días.
Elisa Ayón, un caso que pudo ser emblemático, se ha convertido en el hazmerreír de la justicia. Simplemente se burla de todos, empezando por el gobernador, el presidente municipal de Guadalajara, los diputados, el Fiscal General.
Ella es la Patrona, que tiene en jaque al Gobierno de Jalisco.
Los diputados de Jalisco, por su parte, lograron que se hablara de ellos… aunque la mayoría de las veces mal.
Los bonos a supernumerarios, las Casas de Enlace, las compras de Tampax, Bubulubus, opacaron las pocas iniciativas.
Una nueva Ley Vitrina que no se abre y una mocha Ley de Libre Convivencia, que pasó a segundo término cuando dos mujeres optaron por la Suprema Corte de Justicia para que el Registro Civil de Guadalajara avale su unión.
Pero para no contribuir al desánimo nacional, y sí con el afán de terminar el año con algo positivo, me atrevo a dar mi resultado de quiénes son los jaliscienses del año.
Como cada quien hará su lista, yo hago la mía, y permitirme adelantarme a mí mismo al resultado que se dará el miércoles 25 de diciembre en el programa Esquina de ochoTv a las 10 de la noche.
Su trabajo específico no sólo ha sido en este 2013 sino a lo largo de varios años y su lucha social se ha mantenido firme, pese a sortear los laberintos de la burocracia.
Los dos reflejan que es la sociedad civil organizada la que sí puede marcar el cauce que nos lleve a un buen lugar.
Además ambos han sido distinguidos por otras asociaciones.
Alma Chávez, de la asociación Víctimas de Violencia Vial, y Juan Manuel Estrada, de la Fundación Find, de niños desaparecidos, son para mí los jaliscienses del año.
Juan Manuel fue reconocido por la propia presidencia con una mención honorífica por su labor el pro de los derechos humanos.
Alma vio cristalizado su trabajo el famoso Centro Urbano de Retención Vial por Alcoholimetría, donde han sido retenidos conductores borrachos que dejan de ser un peligro mortal para ellos mismos y los demás.
Juan Manuel ha sido un crítico del sistema de justicia y ha acusado que es en el propio gobierno de Jalisco donde hay un tráfico institucional de menores. Aunque desdeñado por algunos medios, él ha mantenido firme su lucha y convicción y hoy puede contar muchas historia de éxito, con final feliz.
Alma ha emprendido una guerra sin cuartel contra aquellos que conducen alcoholizados y al menos ya existe un lugar donde retenerlos, aunque con varios temas por resolver, como el asunto de los amparos y la irresponsabilidad de muchos.
Al menos este día nos dimos la tregua de reconocer dos personas que viven haciendo el bien por los demás. Salvar a otros, es un buen ejemplo para el 2014.

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com