Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: Ya se chingó

EPICENTRO INFORMATIVO: Ya se chingó

Feb 8, 2014

Por Leonardo Schwebel —-

Karla es mexicana… y ya se chingó.
Es un ejemplo de los miles de jóvenes que entran al poderoso mundo de los 18 años de edad.
Y ya como adultos, enfrentar directamente lo que es un sistema.
Poco a poco habrá que entender que para hacerla en este país o hay que hacer fila o ser tranza.
Algo que se antoja emocionante por su significado como sacar la IFE o la licencia, es un Vía Crucis de un laberinto del que nadie que ha llegado a esa edad, ha escapado.
Un@ joven así tendrá la disyuntiva de qué estudiar y dónde. Si es en una escuela pública, tendrá que esperar la suerte de salir en listas, que a estas alturas es menos probable que sacar el Melate.
La otra opción es una universidad privada y de ahí un listado interminable de opciones y tarifas.
En cualquiera de esas circunstancias, viene otra ruleta rusa: Te toquen buenos maestros y que puedas salir avante de la violencia escolar tan extendida.
El sueño de un joven dieciochoañero de poder ser libre y hacer lo que te plazca, simplemente no existe. Te vas a quedar en casa con tus padres y, así como van las cosas, puede ser que te queden otros cinco-diez años de cuidados hogareños.
Y ya con todo eso en el camino, pese a que ya puedas ir al cine para adultos o comprar cigarros en cualquier Oxxo o entrar a un antro sin dar propina al cadenero, enfrentar la dura realidad de que tu título poco o nada vale.
Ahora sí, hay que buscar trabajo y encontrar que si es que hay un espacio, éste será de cuatro a seis mil pesos al mes, sin prestaciones.
Y así darte cuenta que como viene-viene o juguero, hubieras tenido mejor suerte y ya hasta tener un patrimonio.
A los 18 ya puedes entrar a un hotel y en el buen sentido (o malo) hacer lo que te venga en gana. Las prácticas sexuales son ya más comunes y hasta normales. Nadie te verá feo si compras un condón.
Pero las probabilidades que tengas novio, te cases y tengas un lugar para vivir y planear tus hijos, son cada vez menos.
La opción más segura, si es que eres mujer, es trabajar-estudiar y con eso buscar desarrollarte.
Por las buenas, será más frecuente que tu novi@ te dure 10 años sin que exista un compromiso.
La ventaja de hoy tener 18 es que puedes ser más libre en Face, sin necesidad de subirte la edad.
Y así, por tener esos 18, te darás el derecho de una compu o un celular o de perdis una tablet. Ese será tu mayor deseo y tendrás la frustración que como a tus papás no les alcanzó para un iPhone o un Samsung, tendrás que disfrazar tu Alcatel o Nokia.
Así ya te darás cuenta que en este país hay clases y que alcanzar el nivel de jet set vas a pasar toda la vida; pero pasarás toda la vida soñándolo.
Así que en el mundo de las buenas, pues no. Optarás por el mercado negro o al menos Mercado Libre. No será un iPhone nuevo pero si hechizo comprado al amigo de un amigo que tiene un amigo en una Plaza de Tecnología.
Ya podrás emborracharte, pero si es en un antro, lo harás con etanol incluido y una cruda propia de una bebida adulterada.
Como en este mundo ya nadie la hace nada más con una carrera, tendrás que hacer diplomado, maestría, doctorado, postdoctorado, para que a los 35 años te des cuenta que eres un desempleado profesional o un nini de élite.
Como ya tienes tu IFE (que después cambiarás por INE) ya podrás votar en el 2015. Y si te interesa la política, encontrarás que todos los partidos son lo mismo.
Desde luego que hay opciones para salir adelante. Una puede ser la delincuencia y podrás tener 23 años como “El Menchito” y darte una vida de lujo.
O bien decidir ser edecán del Congreso y con eso, algún día senadora.
Aquí, una Karla de 18 años, ya es mexicana… y ya se chingó.

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com