Portal informativo de análisis político y social

EPICENTRO INFORMATIVO: EL NEGOCIO DEL PODER

EPICENTRO INFORMATIVO: EL NEGOCIO DEL PODER

Mar 17, 2012

Hemos sido secuestrados por los partidos, pero no por sus ideologías o propuestas, sino por sus intereses. A su antojo cambia de formas y se olvidan del fondo. Cualquiera cabe en la categoría de “candidato” sin que importe la trayectoria o su valor. A ese ilustre lo que le importa es quedar dentro de ese grupúsculo y con ello obtener los beneficios.

 

Hace poco uno de ellos me lo comentó, aunque a la hora de prender la cámara de TV ya no quiso expresarlo de esa forma: “Hay que pagar para que te tomen en cuenta”. Y obviamente, si es que ganas, recuperas la “inversión”. Es el negocio del poder. Por lo pronto tienes derecho a un presupuesto y en tus manos hay un papelito con el suficiente poder para que se añadas, restes o elimines. Desde ahí empieza la cadena de favores.

 

He reportado aquí y en otros medios, y me lo contó de propia voz y en directo en un programa de radio, que Vizcarra, siendo candidato a Tonalá, recibió favores de dinero y la recompensa fue poner a esa persona en “el lugar” adecuado para que se lo cobrara. Y así lo hizo… con jugosos intereses. Esa gente beneficiada, a su vez, paga otros favores, para ser un cuento de nunca acabar.

 

Todos se la deben a alguien y es éste el que recibe información y amarres. En ese sentido, la rendición de cuentas carece de fundamento. Las cuentas alegres y las mentiras piadosas están blindadas. La epidemia no es reciente y no tiene cura. Cierto funcionario especialista en asuntos financieros, hizo los méritos (entiéndase esto como se quiera) para ubicarse como secretario de Hacienda. Así se le prometió pero no se ejecutó.

 

El candidato, en ese entonces ganador absoluto, a la hora de la repartidera, tuvo que decirle a ese sujeto que no podía cumplirle, pero que se la daba de subsecretario. No lo aceptó y eso le valió un congelamiento permanente. Para el Partido había roto el lazo de sangre y nunca más se supo de él.

 

Historias semejantes se repiten en otros escenarios y con todos los Partidos. En ese lenguaje (que a veces solo entre ellos se entiende) la Operación Cicatriz consiste es esperar a que cierre la herida, por muy profunda que sea. Este proceso electoral en Jalisco tiene varios vendados y otros ha sido amputados. Por una extraña razón todo se ha enfocado a lo que llamaríamos Efecto Retro, que consiste en “cargar los dados” (otra expresión del Poder) hacia la gente con experiencia y que ya ha ocupado otros cargos semejantes, sin validar que hayan o no sido eficientes.

 

El tener edad avanzada no tiene algo de malo; al contrario, dirían muchos. Es esa gente que ya se las sabe de “todas, todas” quien podrá sacar a flote el barco. Sólo que en un electorado joven, la presencia de los mayores es contradictoria. Esa gente, que en su momento vendió frescura y espíritu renovado, ahora ha caído en las garras del Sistema y lo único que asegura es continuar chupando del erario y del fuero.

 

Simplemente habría que revisar cómo algunos de ellos llegaron al trono siendo jóvenes prometedores y hoy, ya maduros reconocidos, cuentan con propiedades bien y mal habidas, tan solo para tener un parámetro.

 

Se le pone en el pedestal recurriendo a la memoria colectiva, no a los resultados. Según los viejos preceptos políticos, que se remontan a Roma imperial, por ejemplo, una de las labores del político es preparar a los nietos. De la etimología de ese término viene la palabra nepotismo. Esos nietos, de sangre o de poder, en teoría, han recibido los conocimientos suficientes para convertirse en herederos del Poder. Que se usen a los mismos de siempre generalmente se tendrán los resultados de siempre.

 

E-mail: leonardo@epicentroinformativo.com