Portal informativo de análisis político y social

ESTAN APANICADOS

A raíz de los acontecimientos del pasado martes primero de febrero, las autoridades en Jalisco demuestran estar “apanicados”, al no poder solucionar el latente problema que representan los ataques de la delincuencia organizada.

El Poder Ejecutivo estatal señaló mecanismos para combatir y castigar severamente a los malhechores y a los malos impartidotes de la justicia.

Propuso “monitorear” las actuaciones de funcionarios del Poder Judicial estatal, para conocer y saber quién o quiénes no cumplen con su responsabilidad.

El planteamiento debiera extenderse a los agentes del Ministerio Público, que en algunas ocasiones llegan a modificar las averiguaciones previas en beneficio de los inculpados y no contar los jueces elementos suficientes para sentenciar.

Así que la posibilidad de crear la llamada “Ley de la Confianza”, deberá de incluir a todos los que de una u otra forma tienen responsabilidad en materia de seguridad pública.

Por otra parte, la petición a los diputados para que el Ejecutivo se pueda endrogar otros mil millones de pesos y aplicarlos en seguridad pública, fue aceptado en un principio, aunque no sea en automático el resultado.

El pánico también se refleja en la población, tan es así que el propio cantante Vicente Fernández, aceptó que existe, pues él sufrió hace años el secuestro de uno de sus hijos y presuntamente el robo de muchos, pero muchos dólares de una de sus residencias.

Bien valdría la pena que los gobernantes se informarán con autoridades de otras entidades como Monterrey, para orientar a la población las medidas preventivas que se deben de tomar cuando aparecen los llamados “narco-bloqueos”, ya que en ciudades como esa han sufrido en varias ocasiones ese tipo de acciones ilícitas.

Por lo pronto, no queda más que continuar teniendo confianza en las corporaciones policiales, tanto del Estado como de los municipios, ya que ese martes trabajaron como verdaderos profesionales, principalmente el abogado Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco.

UNA DEPENDENCIA DE VACILADA

De nueva cuenta el titular de Vialidad, Diego Monraz, se mostró incapaz para dirigir tan importante dependencia, al señalar abiertamente que existen “camiones piratas”.

Funcionarios a su cargo aceptaron que había aparecido una nueva ruta de transporte “pirata” en Tonalá, la número 808 y que ya suman más de 109 unidades en cuatro rutas que operan desde octubre pasado la Federación Obrera Revolucionaria de Agrupaciones Sindicales en el Estado de Jalisco (FORAS).

Supuestamente la Secretaría de Vialidad y Transporte del Gobierno del estado de Jalisco, no puede hacer nada por contar los camioneros “piratas” con amparo de un Juzgado Federal.

Llama la atención que hace poco más de un año, Diego Monraz se fue con todo contra quienes prestaban el servicio de mototaxis en fraccionamientos de Tlajomulco de Zúñiga, hasta que el actual alcalde Enrique Alfaro, medió en el conflicto y quedaron regularizados.

Así como desde hace mucho operan en la Zona Metropolitana de Guadalajara taxis “piratas”, varios de los cuales son del intocable y poderoso “Licenciado Curiel”, también existen camiones urbanos de pasajeros.

Cualquiera se debe de preguntar, entonces para qué existe la autoridad y si es que no puede o no quiere imponer la ley, pues cualquiera que tenga un automóvil y requiera tener un ingreso extra, puede ponerse a trabajar como taxista, ya que al cabo no hay quién sancione.