Portal informativo de análisis político y social

FRANCISCO, EL PEREGRINO

FRANCISCO, EL PEREGRINO

Feb 6, 2016

«Yo voy a México no como rey mago, cargado de cosas (…) Yo voy a México como un peregrino, voy a buscar al pueblo de México que me den algo (…) Ustedes tienen una riqueza en el corazón (…) Ustedes no son un pueblo huérfano, porque se glorían de tener Madre, y cuando un hombre, o una mujer o un pueblo, no se olvidan de su Madre, te da una riqueza que vos no la podéis describir, la recibís, la transmitís. Bueno, yo voy a buscar un poco todo eso en ustedes».

Con esta claridad, pero también profundidad, es como se expresa el Papa Francisco, cuando se ha referido a la visita que realizará a México a partir de este viernes 12 de febrero y que encuadra la Ciudad de México, Chiapas, Michoacán, Chihuahua, un recorrido que genera expectación para muchos y preocupación para otros, por lo que podrá expresar, considerando que un líder de esta magnitud y fuerza moral, actúa conforme a lo que le dicta su conciencia, más allá de quedar bien con el «status quo».

«Voy a México a contagiarme de su riqueza de fe, a buscarlo “como un peregrino”, responde el Papa Francisco a mexicanos que le preguntan a qué viene al país, conforme divulgó la agencia Notimex estas respuestas.

«Yo voy a México no como un Rey Mago cargado de cosas para llevar, mensajes, ideas, soluciones a problemas (…) yo voy a México como un peregrino, voy a buscar en el pueblo mexicano, que me den algo»,

Es una de sus respuestas, a propósito de quienes pudieran pensar o abrigar esperanzas de que después del Papa en México desaparecerán los problemas como la violencia, pobreza y corrupción que tanto nos golpea.

Otra de sus respuestas que llamaron la atención fue cuando expresó:

«No voy a pasar la canastita, quédense tranquilos, voy a buscar la riqueza de fe que tienen ustedes, voy a buscar contagiarme de esa riqueza de fe. Tengo ganas de ir a México para vivir esa fe con ustedes».

A través de la agencia Notimex se recabaron 33 preguntas en ciudades de 10 estados del país y que fueron presentadas en forma de entrevista colectiva virtual al Papa, quien a días de llegar a México les dio respuestas inéditas que permiten que la opinión pública se centre y verse sobre estos comentarios emitidos.

Notimex muestra así quiénes y de dónde preguntaron:

Se trató de 16 mujeres y 17 hombres, algunos jóvenes, varios niños, pero también indígenas, ancianos y adultos.

María Teresa pide desde el estado de Tlaxcala que el Pontífice abogue por la paz en el país.

Rubén, desde Guanajuato, considera un acierto la preocupación de Francisco por una iglesia universal. Y Fernando llama desde San Luis Potosí a recibirlo «con los brazos abiertos».

Francisco responde desde el Vaticano: «voy con el corazón abierto». «Ustedes tienen una idiosincrasia, una manera de ser que es fruto de un camino muy largo, de una historia que se fue forjando lentamente, con dolores, con éxitos, con fracasos, con búsquedas, pero hay como un hilo conductor».

En Guadalajara, Martha Aurora expresa su agrado por la visita pastoral y la forma como el Pontífice se dirige a los jóvenes. En Guanajuato, Sergio «Lennon», un trovador callejero, se dice feliz porque cantará con los feligreses dando la bienvenida.

El primer Papa latinoamericano resume: «Ustedes tienen mucha riqueza en el corazón (…), ustedes no son un pueblo huérfano porque se glorían de tener madre, y cuando un hombre, o una mujer, o un pueblo no se olvida de su madre, te da una riqueza que vos no la podés describir, la recibís, la transmitís. Bueno, yo voy a buscar un poco de todo eso en ustedes».

 

La simbología de la Guadalupana

VATICAN CITY, VATICAN - MARCH 27: Pope Francis waves to the crowd as he drives around St Peter's Square ahead of his first weekly general audience as pope on March 27, 2013 in Vatican City, Vatican. Pope Francis held his weekly general audience in St Peter's Square today (Photo by Christopher Furlong/Getty Images)

Entrevistado por Valentina Alazraki el pasado año, Jorge Mario Bergoglio, profundizó la simbología de ese largo proceso de sincretismo que ha vivido México y América, convertida para los mexicanos en la Gran Madre y que forma parte de la identidad del ser mexicano.

«¿Cómo se define el momento histórico de México, cuando Ella visita México, y la herencia que deja, no? Dos veces en el campo Mompúa le dice a San Juan Diego Madre. Yo soy la Madre de Dios por quien se vive. Y después cuando él ahí, está un poco temeroso: ¿De qué tenés miedo? ¿No estoy acá yo que soy tu Madre? O sea es Madre».

«Después nosotros le decimos Reina, Reinecita, él mismo le decía eso, Juan Diego, Emperatriz de América, pero Ella se define como Madre. En un momento en que América renacía. Y es la Madre que nos trae la Buena Noticia a México. Es una Madre que está esperando un chico. Y en ese momento trágico de la conquista, porque ahí hubo de todo, Ella trae la Salvación. Muestra que trae un chico. Pero ¿cómo lo muestra? ¿Cómo se muestra, además de embarazada? Se muestra mestiza. Eso es toda una profecía, nuestro mestizaje americano. Una profecía de nuestra cultura. Por eso Ella traspasa los límites de México, y va mucho más allá y es la unidad del pueblo americano. Es la Madre. América no es huérfana. Tiene una Madre. Una Madre que nos trae a Jesús. O sea, la Salvación que es Cristo viene por una mujer y quiso Ella demostrarlo a través de su mestizaje que lo traía a México de una manera especial. Y elige un hijo de esa cultura para manifestarse. No elige un chico español, o un colonizador, o una señora coqueta, no, no. Un simple hombre, casado, humilde. Entonces para mí Ella es Madre. Es Madre mestiza y, me atrevo a decir, otra cosa. Es el principio de una cosa de la cual no hablamos mucho en América: que es el gatillaje de la santidad. O sea en la colonización americana, en la conquista americana hubo pecado “a rolete” (popular en Argentina = mucho, en cantidad)».

 

«Se pecó mucho»

papa_14

En esa misma entrevista con Valentina Alazraki, Francisco aceptó que en la evangelización en América

«se pecó mucho. Pero también hubo muchos santos. Santos que los tenemos sí, Santa Rosa de Lima, nos acordamos, el negrito San Martín de Porres, ahora voy a canonizar, cuando vaya a los Estados Unidos a este santo varón, que evangelizó la California, Junípero Serra, y que antes de ir a la misión de California, fue precisamente a Ella. A pedir la bendición, ¿no? O sea, Ella de alguna manera abrió la puerta a esa corriente de santidad. Los santos mexicanos, los santos americanos, son muchos».

«O sea para mí Ella es todo esto que le dije: es Madre, fuente de unidad cultural, puerta hacia la santidad, en medio de tanto pecado y de tanta injusticia, y tanta explotación y tanta muerte, es Madre, ¿no? Entonces eso es lo que yo siento cuando la veo».

Hasta aquí los conceptos de este Papa argentino, el primer Papa latinoamericano que sintetiza en su nombre Francisco su visión del mundo desde la humildad, con el diálogo y la inteligencia para luchar por la concordia y la fe, utilizando las riquezas espirituales frente a las riquezas materiales que han regresado al hombre a la adoración del becerro de oro.

¡Bienvenido Francisco a México!

Un gran acontecimiento.