Portal informativo de análisis político y social

FUERA DE JUICIO | PAN, la ruta del PDM

FUERA DE JUICIO | PAN, la ruta del PDM

Jun 20, 2015

Es normal que luego de un proceso electoral los partidos políticos pasen por procesos de renovación.

Es el caso del Partido Acción Nacional que pidió mano y comenzó con el análisis interno de las causas de la derrota el pasado siete de junio para terminar con la renovación de la dirigencia estatal y, de paso, las presidencias de algunas dirigencias municipales.

Por un lado, uno de los grupos con la capacidad suficiente para alcanzar acuerdos ya pavimenta el camino para que se quede al frente el exsecretario de educación y gente cercana a Francisco Ramírez Acuña, Miguel Ángel Martínez Espinoza, con el resto del comité para integrantes del llamado grupo del Estatal.

Pero al Partido Acción Nacional le hará falta una sacudida más fuerte que les haga entender que mientras no toquen fondo la caída puede continuar en cada proceso electoral pero quien señale no puede ser una persona que hizo lo mismo de lo que ahora se escandaliza, como el reparto de plurinominales para los cercanos, apostando a la flaca memoria.

Y en este contexto, hoy más que nunca, gracias a varios de sus integrantes, el PAN enfrenta la dicotomía que en la historia reciente vivió el PDM, con raíces históricas en Lagos de Moreno.

El PAN ya tocó fondo, se le dijo al expresidente panista Herbert Taylor, quien atajó con una pregunta: ¿cuánto apuestas a que no?

Con esa respuesta y una propuesta que hace el propio exdiputado federal para que toda la gente con experiencia deje de utilizar los cargos del partido como trampolín para buscar cargos de elección popular y dejen espacios para los jóvenes «que lleguen con la ilusión de la primera vez», apareció el fantasma del extinto Partido Demócrata Mexicano.

Y es que su propuesta se ve reforzada porque los autores de ese desaparecido PDM ya conocen el camino e incluso fueron los protagonistas de usarlo como trampolín para llegar al PAN, al mismo PAN que utilizaron para brincar al recientemente creado Partido Movimiento Ciudadano.

Dígalo si no el último presidente nacional pedemista, Emilio González Márquez, expulsado del PAN municipal Guadalajara por una figura que se llama alta traición gracias a los apoyos que desde el 2012 dio al ahora alcalde electo de Guadalajara, Enrique Alfaro.

Las declaraciones y la propuesta de Herbert Taylor se dieron en el contexto de una defensa oficiosa del exgobernador González Márquez y su propuesta de que los jóvenes se hagan cargo del partido hacen voltear la mirada a «La Cantera», un grupo juvenil donde los hijos del mismo González Márquez hicieron sus pininos y dieron sus primeros pasos en la política.

La revisión debe pasar por una larga lista de panistas que todavía hace seis años jugaban con el PAN de manera oculta porque pocos fueron los que dijeron abiertamente que se iban, como Iván Argüelles, quien fuera coordinador de tierra en la campaña del derrotado Jorge Salinas pero que tuvo el valor de anunciar su salida en lugar de cobrar en un lado y jugar para el otro.

Encabezados por ese grupo que intenta instaurar el reino de Dios en la tierra, todo apunta al desgaste de la figura de un candidato independiente que sacó los votos suficientes para ganar pero que carecía de la estructura para darle forma a los gobiernos que formarán a partir del próximo mes de octubre.

La historia reciente de esos protagonistas, de esos pedemistas que se acabaron un partido para enquistarse en el PAN y acabar con sus tan llevados y traídos principios de doctrina, está muy fresca como para olvidarla de un plumazo.

Aguas.