Portal informativo de análisis político y social

FUERADEJUICIO: Mal parados

FUERADEJUICIO: Mal parados

Feb 1, 2014

Por José María Pulido —-

Si ha leído bien los resultados de los últimos sucesos, algo estará pensando el equipo de campaña del Partido Movimiento Ciudadano (PMC) para mejorar en lo que respecta a su estrategia mediática.

Desde el mes de diciembre, los resultados no corresponden con su apuesta, motivo por el cual los estrategas volvieron a refugiarse en la “pepena” política de atraer a militantes de otros partidos en busca de un crecimiento ficticio como el que viven en Puerto Vallarta, donde un candidato como Ramón Demetrio Guerrero, ex panista, ganó pero cobra fuerza propia conforme pasan los días.

El PMC sabe que todavía tiene a la cabeza al producto de compra única más rentable en la actualidad, pero no por ello debe echarse a la hamaca, a sabiendas que su objetivo es el 2018 pero que el 2015 es sólo un trampolín necesario y obligado.

El recuento incluye una estrategia en contra de la Reforma Energética que los dejó mal parados ante la sociedad y sus posibles votantes debido a los destrozos que algunos de sus simpatizantes realizaron en el edificio del Congreso del Estado.

La reforma finalmente salió adelante, pero su estrategia de posicionamiento no. La siguiente fue su inconformidad por el incremento al transporte público que pasó de seis a siete pesos y buscaron ponerse del lado de los ciudadanos con un movimiento que se intentó llamar “pos me salto”, pero en el que eligieron como objetivo el mejor sistema de movilización masiva, si no es que el único, llamado Tren Ligero.

La idea alcanzó entre cinco y seis movilizaciones en las estaciones del Tren Ligero que terminaron por abortarse porque nunca llegaron a manifestarse contra el llamado pulpo camionero, del que se han beneficiado para lagunas de sus movilizaciones.

El aumento al transporte sigue vigente y sus movilizaciones terminaron en los tribunales como una petición que espera mejores resultados legales.

El último de ellos es el sacar a los regidores de oposición a dar una lucha que en algunos casos está muy a modo debido a los errores que comete el partido que ostenta el poder, como en Zapopan, pero no en todos los municipios resulta igual de fácil, como ocurrió en Tlaquepaque.

Si a esa estrategia se le suma que el candidato al que le han apostado todas la canicas ha perdido dos de las tres elecciones en las que ha participado (Tlajomulco en un primer intento y el Gobierno del Estado más recientemente) el equipo de trabajo de PMC debe hacer los ajustes necesarios en el entendido que conforme se acerque el tiempo del proceso electoral aumentarán las resistencias.

Además, deberá tomar en cuenta que si no tiene el apoyo económico de quienes lo respaldaron en el pasado proceso electoral y que ahora son llamados traidores al interior del Partido Acción Nacional su capacidad se verá reducida seriamente ante una maquinaria de Estado que sin lugar a dudas tendrá el aceite suficiente (no sabemos si las ideas) para mantener el poder.

En su estrategia ahora está contando los posibles nuevos adeptos desde las filas del blanquiazul, pero en el pasado proceso electoral también contó con los apoyos si no en efectivo sí en especie que permitieron un crecimiento exponencial, pero que hoy debe considerar que se reducen sólo a votos.

Por eso el PMC debe de repensar muchas de sus estrategias mediáticas, no apostar sólo al robo de ideas; debe hacer cambios y ajustar su maquinaria cuando todavía hay tiempo, sobre todo cuando su palabra ancla de Movimiento ya la posicionada el Gobierno Federal para beneficio propio. El PMC está a tiempo, a menos que consideren que ser oposición les puede durar para toda la vida.

josemapulido@hotmail.com