Portal informativo de análisis político y social

FUERADEJUICIO: MALA CICATRIZACIÓN

FUERADEJUICIO: MALA CICATRIZACIÓN

Feb 18, 2012

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Podría sintetizarse así: de que la perra es brava, hasta a los de casa muerde. Pero más allá de refranes, caro le está saliendo a la administración panista la “operación cicatriz” luego de sus procesos internos. Sin importar los golpes a la “marca”, han comenzado a filtrarse irregularidades y amagos para lograr que las diferentes corrientes se alineen con los ganadores y al interior de la administración quienes no resultaron favorecidos en los procesos internos del Partido Acción Nacional están padeciendo ya las consecuencias, principalmente vía nómina.

 

Quienes perdieron dicen estoicos que así la veían venir. Tres son los casos que pudieron documentarse en los pasados días: el uso de maquinaria oficial para trabajos particulares en el rancho del secretario de Desarrollo Rural, Álvaro García Chávez, y la auditoría a las cuentas del seguro popular y por supuestas compras a sobreprecio de medicinas contra el ex titular de Salud, Alfonso Petersen.

 

Como respuesta, a Martín Hernández Balderas lo descubrieron repartiendo kits ecológicos en la zona norte de Jalisco, según las acusaciones, como coacción del voto, lo que representaría un delito electoral. La maquinaria de la Secretaría de Desarrollo Rural de Jalisco fue utilizada durante al menos ocho meses en el Rancho El Mexicano, propiedad de la familia del titular de la dependencia, Álvaro García Chávez, quien además habría apoyado a su hermano con 500 mil pesos de un programa estatal para la construcción de invernaderos.

 

Las irregularidades que reconoció el secretario durante su comparecencia fueron denunciadas por el alcalde de Tamazula, Ángel Barbosa, de extracción panista, y se presume que en la lista de beneficiados económicamente habría otros familiares de aspirantes a cargos de elección popular.

 

El tema ya era conocido en las esferas gubernamentales, pero hasta ahora se denunció y comenzó a hacer ruido. El expediente lo fueron armando desde que García Chávez posicionó su nombre, mediante propaganda directa al hogar, en busca de la precandidatura al gobierno del Estado que finalmente no consiguió. Ese caso junto con el de Alfonso Petersen, quien impugnó el proceso interno del PAN, coinciden con su postura de rechazar, ambos, levantarle la mano a Fernando Guzmán.

 

Algunas voces podrán criticar que los hechos se den a conocer en estas circunstancias y con ello minimizarlos. Por encima, vale resaltar que además de salir a la luz pública deberían tomarse acciones concretas para evitarlos en el futuro, es decir, castigarlos. Pero no es así, se tratará de golpes políticos solamente y en esas circunstancias quien pierde, más allá del funcionario, es la “marca” PAN, sobre todo si se considera que es el último año de la administración.

 

Existió un caso similar durante el proceso interno a nivel nacional, cuando dos de los tres aspirantes criticaban y acusaban mutuamente de no haber hecho bien su trabajo y terminaban por “pegarle” a la administración blanquiazul, hasta que los pusieron en paz porque detectaron el problema e hicieron un recuento de años. Alguien deberá poner orden en Jalisco, para el control de daños o para aplicar las sanciones respectivas.

 

Porque por si fuera poco, en la pasada semana llegaron las primeras observaciones de la Auditoría Superior de la Federación para que aclaren casi un 25 por ciento de los 500 millones de pesos gastados en el año 2010 para la organización de los Juegos Panamericanos, que representa sólo la punta del iceberg de la forma como se manejó el dinero en el 2011.

 

E-mail: josemapulido@hotmail.com


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad