Portal informativo de análisis político y social

FUERADEJUICIO: MANOSEO

FUERADEJUICIO: MANOSEO

Feb 11, 2012

Sin tener una regla general para elegir a sus candidatos a los diferentes puestos de elección popular, sin una cabeza visible que tomara las decisiones y un presidente estatal que caminó con el freno de mano puesto, el Partido Revolucionario Institucional logró su propósito de propiciar un verdadero caos que, como siempre ocurre, no ha dejado a todos conformes.

 

Tres fechas para el registro de candidatos a las alcaldías, debido a dos fechas pospuestas, decisiones en una oficina que se caían en otra, el reparto de cuotas a sus diferentes grupos y un “manoseo” de aspirantes que lo mismo aparecían como probables en una lista que como “tiradores” en otra fueron las prácticas visibles.

 

A pesar de ello, en el balance, puede decirse que salió bien librado, aunque habrá que esperar dos factores:

1. El intangible del posicionamiento que perdió durante un mes porque el PAN salió y ganó la calle mientras ellos mantenían sus diferencias, y

2. El concreto que se reflejará en la “pepena” de candidatos que están esperando las opciones representadas por la alianza de las izquierdas y el PANAL.

 

Una de las víctimas del manoseo por el reparto de cuotas fue el diputado federal Salvador Caro, quien calificó incluso de “indigno” el ofrecimiento del PRI para colocarlo como candidato a diputado local en lugar de respetar su aspiración a competir por la alcaldía de Guadalajara, donde sólo se apuntaron Rocío Corona Nakamura y Elisa Ayón.

 

Todo mundo da por sentado que Corona Nakamura se quedará con la candidatura luego del 4 de marzo cuando se realice la convención de delegados, mientras que Elisa Ayón seguramente aprovechará la plataforma para desde ahí perfilarse como dirigente de la Sección 47 del magisterio.

 

Y Salvador Caro está en la mira de la “pepena política”, aunque bastante complicado, como también están en las mira los damnificados de otros municipios del interior del Estado y que poco volteamos a ver porque como siempre ocurre la zona metropolitana jala todos los reflectores.

 

Prueba de que no todo es cordialidad es que ni la lista de precandidatos a diputados locales y federales logró apaciguar los ánimos de más de uno y, como ejemplo, existen apenas siete distritos locales en los que la dirigencia estatal logró sacar los llamados candidatos de unidad, entre ellos el X, que nadie quiere por ser territorio panista.

 

En contrapartida, existen distritos con más de cinco aspirantes a la candidatura, el más popular de ellos resultó ser el VIII, con seis inscritos. La revisión de las candidaturas debe pasar por el reparto de cuotas a los diversos grupos internos y una compensación, clara, para aquel candidato que perdiera en 1995, Eugenio Ruiz Orozco, cuando en la dirigencia despachaba, coincidentemente, Rafael González Pimienta, el mismo que despacha hoy.

 

Si se requiriera una paráfrasis, sería sencilla y parecería lugar común: “Y cuando Eugenio despertó, Rafael seguía ahí”. O viceversa. Visto así, Eugenio vendría por la revancha y todavía existen posibilidades de que su grupo enfrente a quien los derrotara en ese mismo año, pues Alberto Cárdenas Jiménez se mantiene en la contienda por la candidatura a Guadalajara, por el PAN. Sería uno de esos “eternos retornos de la historia” que apuntaba Milán Kundera.

 

E-mail: josemapulido@hotmail.com