Portal informativo de análisis político y social

FUERADEJUICIO: PLURIS

FUERADEJUICIO: PLURIS

Mar 17, 2012

Entre el PRI Jalisco que perdió en 1995 y el PRI actual rumbo al 2012 apareció la primera diferencia, en aquel entonces el presidente Rafael González Pimienta, que era el mismo, no aspiraba a ningún cargo de elección popular, ahora sí. Rafael González Pimienta apareció encabezando la lista de candidatos a diputados plurinominales, cuando siempre dijo que no buscaría nada.

 

El resto de la operación política ha sido copia de los mismos pasos en camino a la misma derrota. Y falta por ver las listas de aspirantes a regidores en los 125 municipios, pero la de candidatos a diputados plurinominales causó otra roncha entre los propios militantes. Del presidente en funciones de delegado o delegado especial en funciones de presidente, se sigue insistiendo que tiene los días contados como tal, que ya se va, y de ser así sería su puente de plata.

 

La otra diferencia práctica es que el PRI estaba en el poder. Carlos Rivera Aceves gobernaba entonces. Ahora tenía y mantiene las preferencias electorales para sí, aunque cada vez perdiendo terreno, pero eso no cambió mucho para repetir el modelo de la derrota. El PRI nunca supo actuar como oposición con el argumento de que el presidente estaba acotado, aunque para promover a sus hijos (Salvador González Reséndiz, actual alcalde vallartense, y Rafael González Reséndiz, como candidato a diputado federal por el V distrito), nunca se notara ese acotamiento.

 

En los tiempos de la supremacía priísta, antes del 95, en los del carro completo, los candidatos plurinominales eran conocidos como “los nacidos para perder” debido a que muy pocos lograban asumir el cargo porque todos los candidatos de mayoría relativa, es decir, por distritos, ganaban sus elecciones.

 

Luego vino una época de debacle para el PRI, cuando además de la gubernatura perdía más de la mitad de las diputaciones de mayoría, y eso le permitía “meter” a cerca de 8 o 9 candidatos de la lista plurinominal. Fue el tiempo en que los grandes señorones de la política optaron por pelear un lugar en la lista plurinominal, dejando a los priístas jóvenes el reto de ganar por mayoría. Hoy, cuando esa nueva generación de priístas logró recuperar gran parte del terreno perdido, principalmente las alcaldías más importantes del Estado, el PRI vuelve a sus viejas mañas.

 

El primer sorprendido de la lista plurinominal fue el dirigente cetemista Rafael Yerena Zambrano, a quien dejaron manejar Puerto Vallarta con su candidato a la alcaldía y como premio de consolación podría estar ocho meses como senador, si el propietario Ramiro Hernández decide dejar el cargo de manera definitiva luego del uno de julio.

 

Otro sorprendido fue Andrés González Palomera, poco conocido en Jalisco pero que en Puerto Vallarta contaba con las más altas preferencias electorales para la alcaldía y en la misma negociación de Yerena Zambrano le prometieron acomodarlo entre los primeros cuatro lugares, pero apareció en noveno sitio, sin ninguna posibilidad, ni siquiera en el escenario de una derrota extrema para el otrora partidazo.

 

En las elecciones del 2009, el PRI ganó 12 de los 20 distritos de mayoría, por lo que tuvo derecho a seis diputaciones plurinominales, lo que permitió que sólo llegaran al Congreso los primeros cuatro candidatos de la lista plurinominal, a la que se le intercala cada tres tantos uno de los llamados de repechaje.

 

Hoy, en el mejor de los casos, el PRI tendrá un resultado similar al de hace tres años, por lo que es altamente probable que sólo accedan al Congreso por la vía plurinominal Rafael González Pimienta, Yolanda Rodríguez Ramírez, Héctor Pizano Ramos y Gloria Judith Rojas Maldonado, a los que se sumarán dos candidatos de repechaje. Por eso, la lista causó roncha.

 

E-mail: josemapulido@hotmail.com