Portal informativo de análisis político y social

FUERADEJUICIO: Resquebrajados

FUERADEJUICIO: Resquebrajados

May 26, 2012

Por José María Pulido

La visita y el desmentido que realizó el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, en su paso por Jalisco para apoyar a su candidato a la gubernatura, Fernando Guzmán Pérez Peláez, puede parecer tarde en sus objetivos de ganar.

El escenario que encontró fue el de una estructura alejada al equipo de campaña, esquebrajada, y un trabajo que no prende porque a más de un militante del blanquiazul se le acusa de traición, acostumbrados los panistas a quemar la casa propia con tal de ver arder la ajena.

Gustavo Madero se reunió con los presidentes de comités municipales para hacer un llamado de unidad y pedir que apoyen al candidato, pero el rumor de que Fernando Guzmán, primero, sería relevado, y, segundo, declinaría a favor del candidato del partido Movimiento Ciudadano tenía ya 15 días en los medios.

El rumor debió haber sido desmentido de inmediato y detectar a sus promotores que señalan directamente al autonombrado gobernaDOS desde el inicio de la actual administración, pero a quien Emilio González Márquez sospechosamente dejó pasar.

Fue otra señal equivocada, en el sentido de que quieren asegurar el segundo sitio de la contienda más que aspirar al triunfo.

En el escenario apareció la promoción del voto útil, que aunque equivocado en los tiempos no dejó de ser una llamada de atención para el equipo de campaña panista, que ha sufrido para llenar los actos públicos en los que se presenta.

Y es que cada vez son más las actividades en las que depende del candidato a la alcaldía, Albero Cárdenas Jiménez, a quien le siguen cargando todo el peso de la campaña en lugar de distribuir el bulto. Ese mismo fenómeno se registra en la actividad diaria, en los movimientos internos, donde en lugar de distribuir la carga han aparecido todólogos a los que no les alcanza el tiempo para hacer gran cosa.

COMPARACIONES ODIOSAS

En cambio, el equipo de campaña ha descuidado el trabajo fundamental de tejer fino para evitar los cabos sueltos y la operación cicatriz luego de sus procesos internos. Señalados desde la integración de las planillas, nadie se ha preocupado en llamar a los operadores políticos del PAN o a los liderazgos naturales que han cultivado en los últimos 12 años y ellos, por su parte, tampoco se han acercado al candidato ni a sus operadores por la soberbia que implica voltear hacia abajo o hacia los lados.

Caso contrario ocurrió, a manera de comparación, con el equipo priísta, donde la operación cicatriz, aunque tarde, se operó para evitar los cadáveres en el closet y se acomodó a los inconformes en lugares que sienten ayudan al candidato.

Si surgen ahora algunas inconformidades en su equipo de campaña es por las nuevas condiciones, porque más de alguno de los más allegados impide el acceso a los más lejanos, cual hoguera de vanidades, pero no es resultado de su proceso interno que supieron superar bien.

Con esos dos antecedentes y la comparación, al equipo de campaña de Fernando Guzmán le están dejando sólo dos opciones para reforzar el trabajo: aprovechar los antecedentes de su candidato, Fernando Guzmán, en el sentido de que no le tiembla la mano para aplicar la ley y demostrar músculo para tambalear la percepción de que no ganará.

La primera opción, de la mano dura, podrá acarrearle críticas al candidato desde el círculo rojo pero, bien manejada, también le podrá dejar algunos adeptos entre ciudadanos que claman por seguridad en diferentes puntos del estado. Ya si no le alcanza para ganar, que se asuman pero que no se repartan las culpas, porque el trabajo ahí quedará. Las últimas declaraciones de Guzmán apuntan a que ya se empieza a mover en ese sentido.

 

E-mail: josemapulido@hotmail.com