Portal informativo de análisis político y social

FUERADEJUICIO | Si puede estar peor…

FUERADEJUICIO | Si puede estar peor…

Nov 7, 2015

La buena noticia es que la LXI Legislatura comenzó bien, si se consideran los primeros acuerdos alcanzados. La mala es que apenas es el inicio porque la historia del Congreso ha caminado guiado por la Ley de Murphy: si puede estar peor, estará peor.

La historia así lo marca y como muestra están las indemnizaciones del cierre de la pasada legislatura, cuando comenzábamos a echarles porras y a evaluar en positivo su trabajo, aparecieron jugosas indemnizaciones a auxiliares que apenas tenían dos meses como trabajadores del Poder Legislativo.

Por supuesto se trataba de los diputados que llegaron como suplentes en el cierre de la Legislatura y ahí podría centrarse la mancha del cierre, sobre todo porque ahora se sabe que a la gente con la que llegaron les pedían parte de su sobre, ya fuera priista o panista.

Visto en positivo, esos diputados le ahorraron a sus respectivos partidos el cobro de la cuota respectiva porque les descontaban directamente y ahora nos damos cuenta que ellos, los diputados, encontraron la manera más sencilla para recompensar el sobresueldo disfrazado que representaban las casas de enlace.

Impunidades aparte, a esa práctica en Tingüindín le llaman extorsión (más recientemente «moches») y se aprovechan de los deseos de muchos para acceder a cargos burocráticos o aviadurías, como pago de favores hechos en campaña por lo que no les interesa ver mermado su sueldo, que sigue siendo tan jugoso como las indemnizaciones infladas.

Si ya de por sí la pasada legislatura arrastró el problema de superar los problemas administrativos que siempre le robaron cámara a su quehacer legislativo, en el cierre son pocos los que pueden decir que fueron congruentes.

A los que llegan es bueno recordarles que el camino es largo porque dicen que el cargo dura tres años pero la vergüenza de ser diputado dura toda la vida (dicho por ellos mismos) y no deja de ser un buen inicio el que hayan alcanzado un consenso en el reparto de las comisiones como en el nombramiento del secretario general.

Pero como dijeran los sabios tequilenses, no hay fea sin su gracia ni bonita sin su pero.

En el caso del reparto de comisiones no son pocos los que aseguran que tuvo que meter la mano el secretario general de Gobierno, lo que bien visto es una intromisión del Poder Ejecutivo, pero no fijándose ni se nota.

El otro punto que llama la atención es el nombramiento de Jesús Reynoso Loza como secretario general, quien nadie le resta lustre a su nombre ni a los cargos que ha ostentado en el pasado como secretario ejecutivo del Instituto Electoral, o secretario general de Tlaquepaque o Zapopan, sin importar si las administraciones fueran del PAN o del PRI.

Habla bien de su trabajo como también habla bien su paso por el Tribunal Electoral y sin duda es un acierto porque servirá como luz a muchos diputados que todavía no saben ni para que fueron postulados, no cómo ganaron, pero ya están ahí.

El dato que llama la atención es que fue propuesto por la fracción del Partido Movimiento Ciudadano y aceptado en consenso, exactamente como ocurrió hace catorce años, cuando otro distinguido representante del Partido Movimiento Ciudadano, Juan Enrique Ibarra Pedroza, pedía abiertamente que lo corrieran como secretario ejecutivo del Consejo Electoral.

Jesús Reynoso decidió salir en beneficio del Consejo Electoral, pero ahora está de regreso.

No comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. TITULARES 09 DE NOVIEMBRE DEL 2015 | Nottinet - […] FUERADEJUICIO | Si puede estar peor… –   A los que llegan es bueno recordarles que el camino es largo…