Portal informativo de análisis político y social

FUERADEJUICIO | Tarea para los abogados del estado

FUERADEJUICIO | Tarea para los abogados del estado

Jul 11, 2015

Si de por sí padecemos un problema de sobrerregulación, es decir, un exceso de leyes que en lugar de facilitar dificulta la aplicación de las justicia, en la semana asistimos a un ejemplo que además demostró la falta de conocimiento adecuado de una ley en particular, que incluso es de muy reciente creación.

Hablo del relevo de Luis Carlos Nájera por Eduardo Almaguer en la Fiscalía General del Estado, tema en el que todos los involucrados, sin excepción, demostraron su desconocimiento de la Constitución y de la Ley Orgánica que dio origen a la que entonces se llamó Ley Nájera porque fue un traje a la medida de quien se va.

En su momento, la misma iniciativa marcó su sino desde que salió de Palacio de Gobierno rumbo al Poder Legislativo, donde estuvo desde el 2 de febrero hasta el 16 de marzo del 2013.

Se quería que el Congreso ratificara una propuesta del gobernador para ocupar ese cargo y todo mundo sabía, porque así lo anunció desde su campaña Aristóteles Sandoval, que sería Luis Carlos Nájera, pero mandaron la iniciativa con una prohibición que se lo impedía: no haber sido secretario del gabinete.

El ajuste para hacer ese cambio tardó el mes y medio citado y costó ministraciones por adelantado al Congreso del Estado y en su momento se habló de la negociación de 200 plazas, pero finalmente se logró.

Ahora, en el primer relevo, quienes mandaron la iniciativa, quienes la reformaron y quien hizo el anuncio demostraron que no habían leído ese apartado de la ley ni qué ocurría en caso de que la Fiscalía se quedara acéfala.

  1. En el anuncio, el gobernador del estado informó que aceptó la renuncia de Luis Carlos Nájera pero que se quedaba como encargado del despacho hasta que el Congreso ratificara su propuesta para sustituirlo, que recaería en Eduardo Almaguer.
  2. Luis Carlos Nájera, al día siguiente, señalaría que se trataba de una situación inédita pero bromeó y dijo que mientras no dijeran otra cosa él estaría con su sillita en espera de su relevo.
  3. La situación se agravó cuando el secretario general presentó la propuesta de ratificación y donde además de estar firmado por el gobernador se leía que ponía a consideración de esa Asamblea soberana, la ratificación de Jesús Eduardo Almaguer Ramírez para que ocupara el cargo de Fiscal General del Estado, en virtud de que lo designé como encargado de despacho de la Fiscalía General».
  4. En entrevista posterior, asegura el propio secretario, que contrario a lo que dice el documento que el encargado de despacho es Luis Carlos Nájera hasta que se ratifique a Eduardo Almaguer y atribuyó a un error de redacción la propuesta.
  5. En la Secretaría del Trabajo se asegura que Almaguer es secretario del Trabajo y por tanto no puede ser encargado de despacho de la Fiscalía.

Todos olvidaron, o no leyeron o no conocían que «en caso de ausencia del fiscal general, éste será suplido por el fiscal central hasta por treinta días», con nombres: Luis Carlos Nájera debió ser suplido por Rafael Castellanos.

Por si no fuera claro ese artículo, existe el principio de legalidad donde se establece que la autoridad únicamente puede hacer lo que la ley le mandata, mientras que el ciudadano puede hacer todo, excepto lo que la ley le permite.

Desconozco el número de egresados de las carreras de derecho, tengo la impresión de que es una de las más prolijas si partimos de que algunas ya cerraron porque el mercado está saturado, pero el abogado que conocía ese principio de legalidad y qué pasaba en caso de ausencia del fiscal general, no está cerca de quienes toman ese tipo de decisiones.

Como si no fuera suficiente con nuestro estado lateral.