Portal informativo de análisis político y social

HABLEMOS DE EDUCACIÓN | El principio del fin del radicalismo

HABLEMOS DE EDUCACIÓN | El principio del fin del radicalismo

Jul 25, 2015

A un año de entregar el Gobierno del Estado, Gabino Cué Monteagudo por fin parece tomar con firmeza la decisión de quitar la educación de las manos irresponsables de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), la reforma educativa por sí sola no pudo ordenar la situación que priva en esa entidad, pero el anuncio de la extinción del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEPO), para dar paso a un nuevo instituto de educación con capacidad e independencia de poderes fácticos que impiden el desarrollo del sistema educativo en ese estado.

El significado de esta decisión representa un golpe directo para la CNTE que lleva más de 30 años operando políticamente para el interés de un grupo de dirigentes, con estrategias radicales que fueron efectivas ante la intimidación de los gobiernos estatales, pues significa que ahora les quitarán el poder de decisión sobre la educación en Oaxaca, el Instituto fue estratégico para la CNTE, fue una agencia de colocación política de sus cuadros, desde ahí se tomaban las decisiones más importantes no sólo para la educación de miles de niños, sino de la repartición de plazas y privilegios durante todos estos años, es decir, que eran juez y parte, el IEPO representaba la oficialización de las acciones de la CNTE.

Un ejemplo es el marchómetro como parte de los parámetros a evaluar en el sistema de escalafón en esa entidad, que hoy queda sin vigencia ante el nuevo marco normativo en educación, dicho marchómetro era el puntaje que obtenían los docentes que acudieran a marchas y actos de protesta, para poder ser acreedores de un ascenso a dirección o supervisión, algo totalmente desfasado del ámbito profesional en la educación. Se terminó también la asignación de plazas a discreción y el tráfico de estímulos económicos por asignación directa.

Aunque es tarde, el gobernador de ese estado tendrá el control de la educación y ahora sí se podrá proceder conforme a la ley para aplicar la norma a quienes incumplan con lo establecido en el marco normativo, es decir, si continúan las protestas abandonando la responsabilidad por la que se paga que es la escuela, los trabajadores de la educación podrán ser sancionados e incluso pueden ser despedidos. Y aclaro que esto no es consecuencia de la reforma educativa, sino que ya existía dentro de las responsabilidades de los servidores públicos.

Además enfrentan los líderes de la CNTE denuncias penales y se encuentran miles de efectivos de seguridad por instrucción federal, para que impidan la movimlización masiva que afecte a terceros. Mientras esto pasa en Oaxaca, en nuestro estado algunos de los que se autonombraron líderes y voceros de los movimientos disidentes, amenazan con radicalizar las acciones en respaldo, así mencionado por ellos, a la Sección 22 de la CNTE en Oaxaca, sin una agenda propia o fundamentada, mientras siguen perdiendo credibilidad notablemente por el número de asistentes a las manifestaciones opositoras en Jalisco.

@FlavioMendozaNA