Portal informativo de análisis político y social

HABLEMOS DE EDUCACIÓN | Tiempo completo, sacrificio docente

HABLEMOS DE EDUCACIÓN | Tiempo completo, sacrificio docente

Sep 5, 2015

Como parte del Tercer Informe de Gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto, en su mensaje a la nación, argumentó los avances en materia educativa, entre lo que destacó el incremento del programa de Escuelas de Tiempo Completo, de 6708 escuelas que recibió del gobierno anterior, hoy son 23182 a la mitad de su gobierno y en más del 50% de éstas se brinda el servicio de alimentación.

Para la sociedad en general este programa suena muy prometedor, la permanencia de los alumnos en los centros escolares es a partir de las 8:00 hasta las 16:00 horas, la mayor parte de su vida diurna se desarrolla en las escuelas, efectivamente en ellas comen en más de la mitad de esta modalidad escolar, en las primeras 4 horas se estimula el aprendizaje a través del desarrollo de competencias con base a la currícula de los planes de estudio en educación básica, por la tarde, además de los alimentos, los alumnos reciben a través de líneas de trabajo muy dinámicas y divertidas diversas actividades cocurriculares que fortalecen y vinculan los aprendizajes curriculares, a través del desarrollo emocional, crítico, de sentidos y valores en los educandos. Esta labor la llevan a cabo docentes que trabajan en condiciones adversas.

Esta modalidad de Escuelas de Tiempo Completo funciona con una plantilla de personal en el turno matutino como cualquier otra escuela, pero a partir de las 13:00 horas los docentes que laboran en dichas escuelas son contratados bajo un esquema de compensación, totalmente contrario a lo establecido en la Constitución y leyes reglamentarias referentes al trabajo, los trabajadores temporales reciben un salario de $3´808 pesos MENSUAL y que para este ciclo 2015-2016 será objeto de impuesto sobre la renta, es decir, menos percepción. Además, estos trabajadores son contratados exclusivamente para los 200 días clase, sin derecho a vacaciones, bonos y aguinaldos, pero lo más grave, sin seguridad social, ni asistencia medica. En total irregularidad el estatus de estos profesionales es de mayor miseria respecto al de muchos trabajos informales. El salario por hora de estos docentes será de $45.70, dos terceras partes aproximadamente del salario mínimo vigente.

Es una incongruencia destacar como relevante el incremento del número de escuelas de tiempo completo, aun cuando sí existe el éxito académico en muchas de ellas, pero jamás debe ser por encima de la dignidad de los trabajadoes, de quienes sostienen este éxito por amor a la profesión, sin duda este ejemplo debe invitarnos a reflexionar y exigir inmediatamente la regularidad de su condición laboral. Invito al gobernador del estado y al secretario de Educación a NO acatar la orden federal al respecto e invertir tiempo y recursos para dar certeza humana a mis compañeros maestros.

Propongo para eficientar el pago primeramente, la creación de una plataforma virtual desde donde se valide el cumplimiento de su relación laboral por el Director y Supervisor, porque además de ser poco, los pagos tardan hasta 2 o 3 meses en su entrega. Así como realizar un ajuste con recursos estatales para el pago por el esquema de hora-semana-mes de forma proporcional al sueldo inicial del nivel en el que desempeñan su función con carácter de interinos. Con responsabilidad y reconocimiento a mis compañeros profesionales de la educación es lo menos que podemos hacer por quienes sostienen el éxito de este programa.