Portal informativo de análisis político y social

Hecatombe amazónica y esperanza albiceleste

Hecatombe amazónica y esperanza albiceleste

Jul 12, 2014

Por Esteban Trelles Meza —-
El otrora poderoso Brasil fue masacrado, humillado y exhibido en semifinales por el equipo alemán que se encontró en el camino a un rival sin cuerpo, corazón y espíritu.
La gloria del pentacampeón fue mancillada en 25 minutos con un 5-0 que después de ello los teutones, que pese a lo abultado del marcador, lo sobresaliente fue la contundencia que sin despeinarse goleó a los brasileños con un fútbol práctico de primera intención en función de equipo, dándoles toque que en ocho minutos metieron tres goles, prácticamente cada llegada de los alemanes eran anotaciones, lo que cómodamente sobrellevaron para terminar 5-0 en el primer tiempo anotando dos más en el segundo para un histórico y contundente marcador de 7-1 que nunca jamás, por los siglos de los siglos Brasil se vengará de sus victimarios, ni en encuentros amistosos ni mucho menos en mundiales, es de hecho la peor tragedia deportiva para una potencia futbolística, que toma mayor relevancia siendo organizador y anfitrión de una justa mundialista, donde por otro lado era amplio favorito.
Lo establecimos en su momento en este mismo espacio al calificar al equipo como el peor conjunto jamás presentado en un Mundial, que quizá pensaron sus dirigentes federativos, que con técnicos mundialistas como Scolari y Parreira, y con la simple camiseta ganarían sin más con el cobijo y apoyo de su torcida en su propia casa.
Los grandes ausentes Kaká, Pato, Robiño y Ronaldinho, entre otros, que siguen en plenitud y activos unos en Europa y otros en su país natal, uno de ellos Ronaldinho con un fútbol a la brasileira: gambeta, dribling, rapidez, virtuosidad y espectacularidad.
Brasil es potencia mundial en fútbol con mayor exportación de jugadores en el orbe, que ante este fracaso contra Alemania sólo hay un responsable: Luiz Felipe Scolari que no respetó la esencia y el sello que es la magia y el embeleso de jugadores extraordinarios.
Neymar, pese a su edad de 22 años, es un referente que respeta el estilo y la idiosincrasia futbolística de su país, por cierto un criminal disfrazado de futbolista de apellido Zúñiga colombiano, nos privó de ver un jugador excepcional en semifinales debido a la entrada artera y cobarde por detrás para lesionar de un rodillazo la columna del astro carioca que lo mandó al hospital en encuentro de cuartos de final, donde este mismo jugador recetó un “patadón” a Hulk en el primer tiempo que el árbitro ni se enteró. FIFA debe intervenir sancionando severamente al jugador colombiano, impidiéndole jugar en su equipo, hasta la recuperación de Neymar, pagando incluso los gastos médicos hospitalarios como un castigo ejemplar para el fair play tan pregonado por ellos.
Scolari debió tras la goliza despiadada firmar de inmediato su renuncia, no sin antes pedir perdón al mundo que en muchos países admiramos a los brasileños pero especialmente el perdón debe ser para sus propios conciudadanos.
Julio Cesar, Marcelo, por supuesto Neymar, en menor medida sus centrales capitán Thiago y David Luiz son los únicos que se salvan, el peor de todos Fred un “troncazo” que estorbó fuera de ritmo, Hulk que a pesar del esfuerzo no realizó nada, Oscár un sobrevaluado inflado que no ofrece absolutamente nada aun así metió el gol de la honra en la goleada estrepitosa.

LOS ARGENTINOS
Argentina, por otro lado, digno finalista con todos los honores, un equipo 100 por cierto “canchero”, con oficio que maniató para nuestro gusto personal a la mejor delantera del mundial (Van Persie, Robben y Snaider) del equipo Holanda en semifinales con el resto del equipo de primer nivel que a pesar del 0-0, fue un encuentro de altura, digno del análisis con llegadas de gol, donde las más claras fueron para los pamperos, Messi es medio equipo que su sola presencia inquieta a pesar de gravitar y dar pinceladas de su capacidad.
Mascherano, “todo terreno”, el mejor jugador del encuentro, Romero su arquero convertido en héroe al detener dos penaltis, sus laterales Zabaleta y Rojo, excelentes el primero, incluso jugó con una cortada en la boca, Pérez muy bien, Higuain en labor de sacrificio de poste jugando bien, entrando Agüero en su lugar.
Holanda dejó todo en la primera fase tras la goleada a España viniendo de más a menos, a pesar de ser un equipo disciplinado y con oficio, contra México ganó en cinco minutos finales donde jamás fue mejor que los aztecas, después se enfrentó a Costa Rica que también lo hizo ver mal ganando en penaltis tras tiempos extras.
La lectura del equipo tulipán es que venía pesimamente en condición física donde no tuvo los tamaños ni el aire para soportar el ritmo mundialista y el clima de Brasil.
A pesar de ello los tulipanes refrendan su poderío quedando a un suspiro de su cuarta final en su historia, manteniendo su dinamismo, verticalidad, conjunción y el llamado fútbol total de la “Naranja Mecánica”.
Todos los “expertos” daban ganador a Holanda y Argentina los nulificó, para levantar la mano por América. Los momios ahora en la final no son tan contundentes para Alemania que sigue siendo favorita donde Messi puede ser la gran diferencia. Vale la pena recordar equipos como Colombia, Costa Rica, Chile, México, USA tuvieron una agradable participación en este Mundial Brasil 2014.
Colombia con su máxima figura James Rodríguez, que fue una grata revelación con seis goles marcados uno de ellos soberbio de antología de 22 años de edad, que juega en Francia y que seguramente después de este evento se cotizará de mejor manera con equipos de mayor envergadura.
Costa Rica que destaca su arquero Keylor Navas dentro de los mejores del torneo que juega en España, Joel Campbell joven de 22 años de edad prometedor con la experiencia de Bryan Ruiz que juega en Holanda con un equipo sorprendente, el mejor posicionado del área de Concacaf y quien más lejos ha llegado en todas las justas mundialistas. De México destacan indiscutiblemente Guillermo Ochoa y Héctor Miguel Herrera, ambos juegan actualmente en el fútbol de Europa.