Portal informativo de análisis político y social

HERPETARIO POLÍTICO

HERPETARIO POLÍTICO

May 19, 2012

PREVENIDOS

Algunos panistas dicen que el equipo de campaña de Aristóteles contrató a un asesor venezolano, que le armó la exitosa campaña del “blindaje contra la guerra sucia” que le estaban preparando los asesores de Fernando Guzmán. La califican de excelente porque lograron poner sobre aviso a la ciudadanía y los golpes blanquiazules no lograron su objetivo. Pareciera que los priístas copiaron la estrategia panista de usar asesores extranjeros como Emilio y Josefina, pero se les adelantaron.

PETICIÓN DIFICIL

El que todavía no sabe cómo resolver un gran problema que le plantearon en campaña es Ismael del Toro, candidato a Tlajomulco por MC-PT-Alianza Ciudadana. En días pasados, en uno de sus mítines se le acercó una jovencita con cara de preocupación y le pidió que por favor la ayudara a regresar a la escuela. Como todo buen candidato le dijo que sí, para luego preguntarle cómo le ayudaba, si era un problema económico o falta de espacio en la escuela, para tramitar el apoyo, “es que tengo piojos y la maestra no me quiere en el salón”, fue la respuesta de la chica que lo dejó sin saber cómo responder o qué hacer.

VOTO ÚTIL

El que esta otra vez en el filo de la navaja es el panista, Raúl Octavio Espinoza Martínez –ex secretario General del Gobierno con Bebeto–, y es que le pueden iniciar proceso de expulsión por las declaraciones que hiciera en días pasados, de pedir a los militantes un “voto útil” a favor de Enrique Alfaro para gobernador, en lugar de su correligionario, Fernando Guzmán, porque no levanta en las preferencias. En los estatutos del PAN el artículo 13 que habla de las expulsiones, en su fracción VI es muy claro y dice que son acreedores “por acciones o declaraciones que dañen gravemente a la institución, por la comisión de actos delictuosos, la comisión de actos que afecten públicamente la imagen del Partido, o por colaborar o afiliarse a otro partido político”.

GRITO EN EL DESIERTO

Ya pasaron más de 10 días desde que Marisela Moguel, la candidata del PRD por Guadalajara, retó a los cuatro candidatos hombres de la contienda, llámese, Alberto Cárdenas, Ramiro Hernández, Salvador Caro y César Octavio Navarro a que se realizaran las pruebas de control de confianza, como una muestra de congruencia hacia la ciudadanía. Pues parece que todos le “zacatearon” al examen de polígrafo, toxicológico, psicológico, médico, psiquiátrico y de entorno social porque ninguno ha levantado la mano para decir que sí.