Portal informativo de análisis político y social

HUMANIDAD

HUMANIDAD

Jul 24, 2011

Carta a mi hermano Germán, hombre que ha desquitado el oxígeno que respira

”Negro el caballo, negra la yegua, ¿de qué color será el potrillo?”

Fíjate Germán, tú sabes que no soy muy aficionado a ver deportes, de joven me gustó practicarlos y yo creo que todos los jóvenes deberían hacer deporte, forja materia y forja espíritu, por lo menos así debería ser, pero mi felicidad por ver triunfar a los de la Sub-17, se me está convirtiendo en rabia, no de que hayan ganado, Dios los bendiga y que la vida los premie y su futuro esté cargado de éxitos, se lo merecen, aunque nosotros LOS ADULTOS NO NOS LO MERECEMOS. Un Presidente que se viste con un éxito del cual no es protagonista (¿qué les dio además de un abrazo? ¿Siquiera un vocho?) sumó para él y su innumerable lista de desafortunadas declaraciones, otros políticos hasta la camiseta se pusieron y a la mejor los invitan en diciembre a patinar en sus ya famosas pistas de hielo, ah, pero un técnico, por cierto extranjero, pos como no, los extranjeros en su mayoría nos exprimen y luego nos mandan al drenaje profundo, pero éste, imagínate, tiene apodo “El Tuca”, no pos “El Tuca” está cañón, muerde la mano que le da la tortilla, yo sé que muchos de esos muchachos de la Sub-17 no llegarán, por envidias, por los “tucas” que se les crucen en el camino, por su destino, por tantas cosas que pasan en la vida de los hombres, no todas las papas nacen para plantas, la mayoría acaban doradas en bolsas de celofán, pero que un técnico vejete y con genio de gato viejo ofenda a nuestros muchachos, pos stá camión, ¿o qué? Carnal.

Y sabes qué hermano, el triunfo se está celebrando, se está usando, pero no se está asimilando ¿por miedo? ¿Por vergüenza? De lo que no podemos hacer los adultos ¿por herencia? ¿Por conveniencia? No sé, pero ojalá la lección del triunfo de la Sub-17 sirva y cambie a México, nos están abriendo los ojos y está dejando un gran ejemplo y un gran compromiso a futuro ¿sabes por qué ganó la Sub-17? porque son jóvenes y en sus corazones todavía existe el sentimiento de la amistad, de solidaridad, van a fiestas juntos, su espíritu tiene imbuido el sentimiento de la esperanza y la unidad, son primero el conjunto y luego la individualidad, los mayores y los viejos han cambiado, no tienen esas virtudes, ahora son “tucas”, o presidentes, o Ebrards que pretenden usarlos para sus fines, pero en lo personal les valen un cacahuate, ¿o no “Tuca”?, si yo fuera dueño de tu club, te corría y le pediría a los compañeros que te echáramos fuera de México, mal extranjero, de los malagradecidos líbrenos Dios, se los digo por experiencia… y duele.

El ser humano crece y se vuelve personalista, envidioso, trepador, malagradecido, ponedor de zancadillas, hombre lobo del hombre, ya estoy oyendo a los vividores del fútbol que trataran de firmar a estos chamacos, o ya los firmaron, ellos van por la lana, si los muchachos triunfan bueno, si no los abandonan, quiero ver a Calderón y a Ebrard, dentro de algunos años si alguno de estos jóvenes fracasa invitarlos un fin de semana a pasarla con ellos y sus familias, si triunfan claro, si son “chíncharos” les harán ensaladas, si son guajes de esos de vaina, pa’ alimentar el ganado o pa’ taco de pobre.

Hombre lobo del hombre, ustedes campeones, disfruten su triunfo, siéntanse orgullosos, traten de brincar las trancas que los barberos de hoy les pondrán mañana, triunfen y si no recuerden que entre 120 millones de mexicanos ustedes pudieron hacer la hazaña, campeones del mundo y vivan tranquilos, México país, que no políticos, mexicanos con ilusiones y esperanzas para sus hijos, que no intereses, y sus hijos y nietos les agradecerán el orgullo, de que en un torneo, de cierto año, de este México nuestro… ustedes nos dieron.

Hasta la próxima hermano

E-mail: juanhernandezdistrito19@gmail.com