Portal informativo de análisis político y social

Inicia la guerra por procesadores veloces para smartphones

Una vez terminada la guerra por la resolución en las cámaras de celulares (algunos ya llegan a los 10 megapixeles), ahora la batalla de los teléfonos inteligentes o Smartphones se centrará en los procesadores, cada vez más veloces, por lo pronto, ya hay dos empresas que abrieron fuego con sendos equipos.

HTC lanzó esta semana su modelo Sensation, un equipo de altos vuelos con un procesador Qualcomm de doble núcleo (parecido a lo que se hace con las laptops y las PC’s de escritorio), el cual se maneja a una velocidad de 1.2 Gigahertz. LG hizo lo propio durante el Congreso Mundial de Móviles en la ciudad de Barcelona, en España. Su modelo LG Optimus 2X lleva procesador Tegra 2 del fabricante NVIDIA a una velocidad algo menor, 1 Gigahertz. Durante el primer mes se venderá solamente en Europa a través de la empresa de telecomunicaciones Vodafone, pero después se venderá en todo el mundo a través de diferentes compañías celulares. Su precio, si es que se decide comprar directamente el equipo, andará en los cinco mil pesos.

La batería, uno de los aspectos clave a la hora de escoger un teléfono, tiene en el procesador a su mejor aliado, ya que si el sistema va a funcionar mucho más rápido lo lógico es que se ejecutarán varios programas o aplicaciones a la vez, ahorrando tiempo de energía.

El teléfono es bastante ligero (139 gramos) para el equipamiento con que cuenta y tiene un diseño de curvas, destaca por su capacidad multimedia. Doble cámara: frontal de un megapíxel para videoconferencia y trasera de ocho megapíxeles con flash y grabación de vídeo a 1080 píxeles. El despliegue multimedia se completa con la salida HDMI (cable incluido en la caja) que invita a conectar el teléfono en la pantalla de alta definición y compartir así el contenido.

La capacidad de almacenamiento también supera a la competencia. Ocho Gigas internos, el doble que el HTC Sensation, y ranura de expansión a través de tarjetas MicroSD.

Sin embargo hay un detalle que llama la atención, trabaja con el sistema operativo Android para teléfonos móviles, propiedad de Google. Pero en el caso del Optimus 2X se deberá actualizar al sistema Android 2.3, debido a que el que se estará vendiendo el sistema operativo 2.2 ¿Problemas de acuerdos con Google o ganas de LG de vender rápido?

Cisco decide terminar su aventura con Flip

Las cámaras de bolsillo Flip están a punto de morir, a no ser que alguien se interese por esta tecnología. Cisco Systems ya no quiere ese producto en su estructura. Y eso que sólo pasaron dos años desde que la compañía pagara 590 millones de dólares por ese negocio, que se empieza a ver como algo del pasado en un mundo dominado por dispositivos móviles interactivos.

La lógica es simple, fruto de la rapidez con las que avanzan las cosas en la nueva era digital, donde nadie tiene el éxito garantizado. Los iPhone y los celulares que operan con el sistema operativo Android de Google cuentan con muchas más funciones que el Flip. Y en el caso de Cisco System, era un negocio que no encajaba en su estructura.

La decisión de dar cerrojazo a Flip forma parte de un proceso más amplio de reestructuración de su división de productos de consumo, que se traducirá en el despido de 550 empleados hasta julio. La decisión, según su consejero delegado, John Chambers, ha sido “difícil” pero necesaria para poder concentrarse en las líneas de negocio más rentables.

En esa reconfiguración, también va a integrar la versión para los hogares de su sistema de videoconferencia (UMI) a la línea de productos para empresas (TelePresence). Ajuste estructural que le va a costar unos 300 millones de dólares, pero con los que espera revertir el castigo que la compañía está sufriendo por parte de los inversionistas en Wall Street.

La división de consumo de Cisco Systems representa en la actualidad el 4 por ciento de sus ingresos globales, por lo que no le debe importar la reacción de los amantes de Flip, que lo ven ya como el fin de una era. En su día, Chambers pensó que el producto le permitiría aprovechar la espiral del tráfico de vídeo en Internet y expandirse en el mercado de la tecnología de consumo.

Las cámaras de bolsillo empezaron a comercializarse en Estados Unidos en el año 2006. Cuando Flip fue adquirida por Cisco Systems, se habían vendido cerca de dos millones de unidades. Hace un año incorporó la alta definición para competir con dispositivos rivales. Su precio ronda entre los 130 y los 280 dólares. Una idea era incorporarle WiFi, pero nunca se materializó el producto.

E-mail: barrosromo@gmail.com