Portal informativo de análisis político y social

INTERNACIONAL: El Reporte Doing Business

INTERNACIONAL: El Reporte Doing Business

Jun 7, 2014

Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Juan Alberto Salinas Macías —-

“Hoy somos un lugar menos atractivo para las pequeñas y medianas empresas que son la mayoría de las fuentes de empleo en nuestro país. Es necesario exigir una estrategia sobre mejora regulatoria y digitalización de trámites. Jalisco no puede esperar y debemos ser tierra fértil para el emprendedor y aprovechar las áreas de oportunidad que nos permitan estar a la altura de nuestra capacidad”.

El estudio publicado por la organización internacional Doing Business publicado por el Banco Mundial (BM) y en el que el Estado de Jalisco cayó dos lugares, se encarga de observar la facilidad para invertir en ciertas economías. México es una de las economías más robustas a nivel global, participa en diversos foros económicos (como el G-20) y participa de forma activa en negociaciones de acuerdos comerciales y tiene más de una decena de ellos ratificados por el Senado.

El reporte Doing Business se publica desde el 2005 con enfoque en México y año con año se realizan recomendaciones para mejorar la regulación que permita la inversión nacional y extranjera. Este es el primer año que se logra evaluar a las 31 entidades federativas de forma sistemática. En sí mismo, el objetivo del Banco Mundial es doble: por un lado, permite a los gobiernos identificar e importar las mejores prácticas, así como aprovechar y enfocarse en las áreas de oportunidad y, por otro, brindarle a los inversionistas información sobre los mejores lugares en donde es más fácil abrir y mantener sus negocios.

El estudio va dirigido a las pequeñas y medianas empresas en México (PYMES). Aquellas que son el motor de nuestra población y representan el 96.1 por ciento de las empresas a nivel nacional y el 41.3 por ciento de las fuentes de empleo. Sin embargo, a pesar de ser la gran mayoría de las empresas en México, únicamente aportan el 18 por ciento de la producción total nacional (OECD 2012). Esto es un reflejo del largo camino por correr para fortalecer nuestras PYMES a nivel nacional.

El BMl considera cuatro categorías para hacer esta publicación de carácter subnacional. Primero, facilidad para comenzar un negocio y la apertura de una empresa. Dentro de este rubro se consideran tres etapas: pre-registro, incluye la obtención del nombre y el acta constitutiva; registro, trámites que dan personalidad jurídica a la empresa y; post-registro, inscripción de la empresa en padrones como el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Registro Estatal de Contribuyentes.

En promedio, abrir una empresa requiere de siete trámites, 12 días y un desembolso del 11.5 por ciento del ingreso per cápita (aproximadamente 10 mil 427 dólares americanos, cifra durante el primer trimestre 2014, según el INEGI).

Para ponerlo en perspectiva, en Nueva Zelanda, un empresario requiere menos de un día y pagar el 0.3 por ciento del ingreso per cápita. En Jalisco, de cinco recomendaciones, únicamente mejoró en dos; a saber: eliminación de requisito de capital y la eliminación del costo de autorización del uso de la razón social (ambas son reformas federales llevadas a cabo en los pasados 10 años).

Segundo, la facilidad para obtener permisos de construcción. Se estima que de cada 10 empleos vinculados a un proyecto de construcción, otros ocho se derivan a la economía local (BM 2014). En este rubro se explora la eficiencia en cuanto a la cuantía de los trámites, el tiempo y el costo de los mismos.

Es importante destacar que, según el reporte, en los países en desarrollo, entre el 60 y el 80 por ciento de las construcciones no obtienen licencia alguna por lo complejo de los trámites o por falta de supervisión. En promedio, un empresario mexicano debe realizar 12 trámites que demoran 65 días para obtener un permiso de construcción. Es más 2.5 veces más caro construir en México que en Brasil.

En México, la inversión para estos efectos es regulada por planes parciales y de urbanización, que ordenan la a una visión territorial a corto, mediano y largo plazo en las ciudades. Por ejemplo, Guadalajara, tiene más de una decena de años sin actualizar sus planes parciales en la Zona Centro y Minerva de la ciudad y prácticamente un lustro sin tener una estrategia para revivir el Centro Histórico de la Ciudad y sus zonas vecinas. Por ello, no es de sorprender que Guadalajara no aparezca dentro de las ciudades que el BM señala como prósperas en el rubro de la construcción.

Tercero, los registros públicos de la propiedad. Éstos nos permiten identificar los predios y oponer la propiedad a terceros. La eficiencia en los registros permite que el comercio en bienes raíces se pueda realizar con mayor agilidad a un menor costo. Es decir, que cada uno de nosotros podamos comprar nuestra casa, pagar menos por los gastos de escrituración y registro, y quede a nuestro nombre de forma más rápida.

De 10 trámites habitualmente presentes en las entidades, únicamente tres de ellos son necesarios para la escrituración: libertad de gravamen, impuesto de traslado y la inscripción del registro público de la propiedad. Trámites como el avalúo, no adeudo de predial, agua o registro catastral, entorpecen y encarecen las transacciones inmobiliarias. Once entidades mejoraron su registro público de la propiedad en el 2014 y Jalisco no es uno de ellos. En Jalisco para que un comprador registre su casa, debe cumplir con ocho trámites que tardan en promedio 22.5 días y tiene un costo del 4 por ciento del valor de la propiedad.

Cuarto: cumplimiento de contrato. El cumplimiento de contratos implica la eficacia del poder judicial para resolver conflictos en materia mercantil. En México, se debe realizar un promedio de 38 procedimientos para completar un juicio mercantil. La duración es de casi un año y el costo es promedio es el 27.1 por ciento del valor de la demanda. Jalisco está en la media, con 37 procedimientos, 360 días y 26.6 por ciento del valor de la demanda. De los cinco criterios que recomiendan, Jalisco únicamente implementó los juicios orales, pero no redujo el tiempo de notificación de la demanda con una central de actuarios, especializó justados en materia mercantil, implementó sistemas de gestión judicial y sistemas de expediente electrónico.

¿Cómo está Jalisco para el BM? En retroceso. En referencia con el 2012, Jalisco cayó dos lugares en el ranking. Hoy somos un lugar menos atractivo para las pequeñas y medianas empresas que son la mayoría de las fuentes de empleo en nuestro país. Es necesario exigir una estrategia sobre mejora regulatoria y digitalización de trámites. Jalisco no puede esperar y debemos ser tierra fértil para el emprendedor y aprovechar las áreas de oportunidad que nos permitan estar a la altura de nuestra capacidad.

Twitter: @salinasja


Compartir en redes sociales:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
468 ad