Portal informativo de análisis político y social

JALISCO CON DESARROLLO DEMOCRÁTICO MEDIO

JALISCO CON DESARROLLO DEMOCRÁTICO MEDIO

May 21, 2016

La semana pasada en este mismo espacio se analizó el Índice de Desarrollo Democrático en América Latina que elabora cada año la Fundación Konrad Adenauer, y México no salió tan bien evaluado, ya que retrocedió 4 posiciones en la tabla.

En esta ocasión analizaremos el Índice de Desarrollo Democrático en México, que igual se presenta cada año, pero lo interesante es ver las posiciones de los distintos estados de la República, para así saber por qué México bajó 4 posiciones.

 

Caso México

Por tercer año consecutivo, Yucatán obtiene la puntuación más alta en el IDD-Mex, con 10,000 puntos, así como Guerrero que repite, por segunda vez, la peor calificación, aunque en este informe obtiene 0.787 puntos, valor más bajo que el obtenido en 2014. Con este resultado se hace más grande la brecha entre ambos extremos, mostrando el amplio espacio de diferencias que impactan en el desarrollo democrático del país y en la calidad de vida de los habitantes de los 32 estados.

Sin duda con estos resultados podemos ver un México de contrastes y desigualdades, lamentablemente llevamos años así y a pesar de reformas, planes y programas las diferencias no son menores.

Lamentablemente la diversidad también alcanza a las propias dimensiones de la democracia al interior de cada entidad, hay estados que destacan por su desarrollo en algunas de ellas, pero no logran un desarrollo homogéneo con otras variables fundamentales del desarrollo democrático.

Al interior de cada una de las dimensiones, a pesar de los notorios problemas que algunos estados, los resultados muestran lo siguiente:

  1. Dimensión I «Democracia de los ciudadanos», este año mejora en el promedio, y lo hace en un 13% respecto del IDD-Mex 2014, alcanzando el mejor valor de la serie.
  2. Dimensión II «Democracia de las instituciones», es superior al año 2014, en casi un 4%, aunque lejos aún del valor obtenido en el 2010 y es, como en años anteriores, inferior al promedio de la «democracia de los ciudadanos».
  3. Dimensión III «Democracia Social», el promedio alcanza un valor inferior al logrado el año anterior.
  4. Dimensión IV «Democracia Económica», presenta un incremento de casi el 6% con respecto al año anterior.

En comparación con el 2014, solamente la Democracia Social muestra retroceso mientras que las otras tres dimensiones presentan mejores resultados:

  1. Democracia de los Ciudadanos.
  2. Democracia de las Instituciones.
  3. Democracia Económica.

 

Caso Jalisco

Jalisco se encuentra en los estados considerados con un desarrollo democrático medio, ya que alcanza los 6280 puntos y obtiene una mejor puntuación con respecto al año anterior, aunque esto no se traduce en un mejor posicionamiento en el orden nacional, ya que ocupa el lugar número 13, perdiendo 3 posiciones con respecto a 2014.

El mejor puntaje es producto de avances en casi todas las dimensiones, menos en la democracia social, donde obtiene una puntuación inferior, aunque no le signifique retroceder en el ordenamiento nacional, sino que logra avanzar al número 15.

Su mejor desempeño, lo tiene en la dimensión democracia de los ciudadanos, donde nuevamente logra mejorar su puntuación, lo que lo sitúa entre los estados con alto desarrollo, pero se ubica en el 7º lugar nacional, una posición más baja con respecto al año anterior.

En la dimensión que mide la calidad institucional y la eficiencia política, la entidad presenta un mejor resultado que se traduce en una mejor posición y que se refleja en una mejor posición en el ranking nacional, alcanzando el 11º lugar.

La democracia económica, a pesar de presentar una mejor puntuación con respecto al 2014, cae un lugar y se ubica en el número 19. En todas las dimensiones supera el promedio, salvo en la de democracia económica, donde no logra alcanzar ese objetivo.

Cada una de las dimensiones tiene fortalezas y debilidades en el Caso Jalisco, así como el comportamiento de indicadores de cada una de ellas que se mencionan a continuación.

  1. Dimensión I.
    1. Fortalezas:
      1. Respeto de las libertades civiles y los derechos políticos.
      2. Participación Electoral.
      3. Condicionamiento de las libertades por inseguridad.
    2. Debilidades:
      1. Género en el Gobierno.
  2. Dimensión II.
    1. Fortalezas:
      1. Participación de los partidos políticos en el Poder Legislativo.
      2. Responsabilidad social.
    2. Debilidades:
      1. Percepción de la corrupción.
      2. Indicador de desestabilización.
  3. Dimensión III.
    1. Fortalezas:
      1. Tasa de analfabetismo.
      2. Población bajo la línea de pobreza.
      3. Mortalidad infantil.
    2. Debilidades:
      1. Desempleo.
      2. Gasto en salud y en educación.
  4. Dimensión IV.
    1. Fortalezas:
      1. Desigualdad de ingresos.
    2. Debilidades:
      1. PIB per cápita.
      2. Autonomía financiera.
      3. Inversión.

Dentro de los indicadores para lograr identificar estas fortalezas y debilidades es interesante ver su comportamiento respecto a 2014, para así saber en cuál se mejoró, empeoró o se mantiene igual.

El comportamiento de los indicadores se dio de la siguiente manera:

Mejoró (+) Empeoró (-) Igual (=).

  1. Dimensión I.
    1. Adhesión política (+).
    2. Sub Índice de Derechos Políticos (+).
    3. Sub Índice Libertades Civiles (+).
    4. Género en el Gobierno (+).
    5. Inseguridad (+).
  2. Dimensión II.
    1. Corrupción (=).
    2. Partidos Políticos en el Poder Legislativo (=).
    3. Participación en Decisiones Públicas (=).
    4. Responsabilidad (+).
    5. Desestabilización (=).
    6. Factor de crisis de Gobierno (=).
  3. Dimensión III.
    1. Desempleo (-).
    2. Pobreza (+).
    3. Desempeño en Salud (+).
    4. Desempeño en Educación (-).
  4. Dimensión IV.
    1. PIN (+).
    2. Desigualdad (+).
    3. Competitividad (-).
    4. Autonomía (+).
    5. Inversión (-).

Cabe mencionar que, en algunos casos, si el indicador bajó no significa que el resultado sea malo o viceversa, si el indicador subió no significa que el resultado sea el adecuado.

El mismo Índice presenta algunas oportunidades para Jalisco si se desea mejorar el desarrollo democrático, siendo las siguientes las más importantes.

  1. Promover la participación ciudadana en los procesos electivos. Generar procesos de construcción de ciudadanía.
  2. Reforzar el respeto de las libertades civiles.
  3. Conseguir una mayor democratización de los partidos políticos.
  4. Reforzar la lucha contra la delincuencia derivada del narcotráfico.
  5. Favorecer la participación de la ciudadanía en las decisiones públicas.
  6. Optimizar los procedimientos legales de rendición de cuentas.
  7. Mejorar la sistematización de las demandas sociales y su consecuente satisfacción.
  8. Promover políticas de empleo.
  9. Profundizar la lucha contra la pobreza y la inequidad.
  10. Mejorar la asignación y el uso de los recursos en materia de salud y educación.
  11. Promover el desarrollo e incrementar el PIB per cápita.
  12. Optimizar la recaudación fiscal para lograr una mayor autonomía.
  13. Implementar políticas de fomento de la inversión.

Sin duda, mucho trabajo tiene por hacer todavía el Gobierno del Estado para lograr las tareas pendientes que se tienen, la gran mayoría englobadas en la Agenda Única de Competitividad, proyecto que no se debe dejar y se le debe dar seguimiento puntual por parte de los responsables de que se lleve a cabo.

cejalfredo@gmail.com