Portal informativo de análisis político y social

Jalisco es único

Jalisco es único

Ene 14, 2017

Mucho se habla de que Jalisco es líder, y para comprobarlo se pueden enunciar varios temas en los que la entidad ha puesto el ejemplo a nivel nacional, como puede ser en deporte amateur, concretamente en la Olimpiada Nacional, con 17 años continuos ostentando el título de campeón y también están los temas de generación de empleo, de producción agropecuaria como leche, huevo y carne.

También se asegura que Jalisco es México, ya que tres de los símbolos de la mexicanidad en el mundo son de origen jalisciense, como es el caso del tequila, el mariachi y la charrería.

Sin embargo, en el tema de la política nacional Jalisco ha sido tradicionalmente el cabús del ferrocarril que transita por la nación y así se muestra con los desprecios de que han sido objeto los personajes de la política hechos en Jalisco, en los ocho sexenios más recientes en donde poca o ninguna relevancia han tenido en los gabinetes federales, incluso ni cuando se pudo colocar en la Secretaría de Gobernación «el panista más priista», Francisco Ramírez Acuña, ya que fue meteórica su presencia lo que se llegó a interpretar como un pago mínimo de Felipe Calderón por haber catapultado su exitosa candidatura desde Jalisco.

Hoy las cosas pueden cambiar, además de que Jalisco es líder y de que Jalisco es México, la mesa está servida y las condiciones están dadas para que Jalisco sea único.

Jalisco es el único estado que ha planteado en local la eliminación del subsidio a los partidos políticos, lo que generaría un ahorro de 262 millones de pesos sólo en el 2017.

Jalisco es el único estado que ha planteado seriamente un par de iniciativas para que a nivel federal también se acaten las voces ciudadanas que claman por poner un freno a la voracidad de la partidocracia.

Hace medio año el diputado coordinador de la bancada de PMC, Clemente Castañeda, presentó una iniciativa para extinguir el subsidio a los partidos políticos, por lo que hoy tienen en bandeja la oportunidad de demostrar que no era solo palabrería hueca y promesas vanas, convenciendo a sus diputados en Jalisco de que dejen de poner resistencia a esta medida y que saben ser coherentes con una propuesta, en donde no importa que a nivel nacional sean los que menos reciben y en Jalisco los que más se benefician. Hoy podrían hablar al fin como diputados ciudadanos, como tanto les gusta que les llamen.

También se aprobó en Jalisco y se turnó a la Cámara Federal una iniciativa del diputado independiente, Pedro Kumamoto, que ya ha sido presentada en el Congreso de la Unión por el también diputado federal independiente, Manuel Clouthier, en el sentido de modificar la fórmula de adjudicación de dinero público a los partidos políticos, para que en lugar de tener dinero año tras año con base en el número de ciudadanos inscritos en el padrón electoral, se les entreguen recursos para su supervivencia con base en los votos válidos obtenidos en la elección inmediata anterior, con lo que se lograría bajar a la mitad el dinero que se invierte en los partidos y podría lograr un ahorro anual de más de 2 mil millones de pesos.

En la sesión del pasado jueves los diputados de Jalisco pudieron haber puesto muy en alto el nombre de Jalisco, pudieron haber hecho trascender a la entidad como el único sitio en donde se escucha y realmente se atienden las demandas de la ciudadanía que están inconformes, sí con el gasolinazo, sí con la soberbia de Peña Nieto, sí con la poca sensibilidad del gabinete federal, pero también están inconformes con la clase política en general y con el abuso en el manejo de los recursos públicos por parte de los partidos políticos.

Les tembló el bolsillo, lo dudaron, hicieron cuentas peso tras peso de lo que podrían llegar a perder y aquí en Jalisco los diputados del PMC, el PAN, el PRD, el PVEM y el Panal le dieron largas al asunto, extendieron la aprobación de la iniciativa planteada por el gobernador Aristóteles Sandoval, por el simple hecho de que la propuesta salió de las filas de un priista.

No habrá otro momento como este, en el que por lo exacerbado de los ánimos la opinión pública esté muy al pendiente de las decisiones que tomen los políticos de Jalisco, es pues este el momento propicio para trascender en lo local y en el ámbito nacional, renunciando de una vez por todas al subsidio en años no electorales.

Con ello darán muestras de que no sólo Jalisco es líder y Jalisco es México, sino de que Jalisco es único.