Portal informativo de análisis político y social

LA PALABRA EMPEÑADA DE EMILIO

LA PALABRA EMPEÑADA DE EMILIO

Oct 15, 2011

Emilio González Márquez tiene palabra. Por lo menos es lo que se ve en relación a lo que quedó con Fernando Guzmán Pérez Peláez años atrás, quien pidió ser el candidato del PAN después del Gobierno actual. En aquel entonces a Emilio y al círculo cercano –incluyendo a Herbert Taylor– se les hizo fácil decirle que “sí” a Fernando Guzmán pensando que con el correr del tiempo o se desanimaría cuando viera la poca penetración que tiene con la gente o bien crecería en el ánimo electoral de los jaliscienses. No ocurrió ni una ni otra, Fernando está “más puesto” que nunca y aunque aquel círculo rojo que estuvo de acuerdo con el compromiso de Emilio ya no está dentro, el Gobernador sí sostiene su palabra.

 

Lo que no está muy claro es si lo hace por convicción –porque tiene palabra–, porque no le queda otra o porque de plano ya no le importa dado que no tiene futuro en su aventura de ser candidato presidencial. El caso es que el gobernador de Jalisco mantiene su respaldo a Fernando Guzmán, aun cuando ha alentado a otros personajes de su círculo político a buscar también esa posición.

 

Fernando Guzmán no levanta en la opinión pública y eso es un hecho irrefutable. Cada que lo escribo, recibo una oleada de críticas a través de Facebook o Twitter, pero quienes lo hacen son personas justamente ligadas a él y a su proyecto político, justamente las personas que le hacen creer que le va a ajustar para ser candidato a gobernador y que eventualmente tiene con que enfrentar al PRI y probablemente hasta el PRD.

 

Las encuestas no mienten. Cuentan más un estudio de opinión que una reunión de 30 mil personas –si es que es lo que hubo en la concentración que organizó el propio Guzmán hace tres semanas–. Los números no mienten y no existe una sola encuesta en donde Fernando Guzmán vaya adelante hablando de una contienda constitucional, y tampoco existe una encuesta entre panistas donde rebase al secretario de Salud, Alfonso Petersen Farah. En las que mejor le va está arriba de Herbert Taylor, pero siempre por debajo de Diego Monraz y de Petersen.

 

Quienes le mienten al secretario General de Gobierno le hacen más daño que un favor y se hacen daño a sí mismos porque están asesinando un proyecto político que de por sí no tiene posibilidades. Es curioso, pero salvo sus “fans” que son pocos, al interior de Acción Nacional nadie le da posibilidades.

 

De hecho, hay una corriente de panistas tan amplia como diversa que opina que su partido se irá a la tercera posición electoral, no sólo en Jalisco sino en la carrera presidencial pues todo indica que se pondrán de acuerdo las izquierdas e irán con un solo candidato lo que redundará en que Jalisco haga lo mismo y el pleito por la gubernatura sea entre PRI y PRD.

 

El tema de Fernando Guzmán ha llevado al PAN a un callejón sin salida en Jalisco. Es el aspirante que más ha invertido, en el que más tiempo se ha perdido; el gobernador prácticamente le cedió su agenda: ahora hasta inaugura obras como lo hacía el Gobernador y está más ocupado en temas de opinión pública que en el trabajo de una secretario General de Gobierno, que es el hombre encargado de la política interna del Estado y la administración. Al interior del propio Gabinete pocos lo toman en serio y mucho menos a su candidatura; vociferan y bromean, siempre a sus espaldas.

 

Como decía, no cabe duda que el Gobernador tiene palabra, pues se la sostiene a Fernando Guzmán, pero su corazón no está con él, probablemente con ninguno, o tal vez con su amigo entrañable Herbert Taylor, quien no está en la competencia para ganar, sino para bajar a FerGuz y abrir posibilidades para cualquier otro proyecto, tal vez el del también amigo, Alonso Ulloa.

 

E-mail: alfonso_marquez@hotmail.com