Portal informativo de análisis político y social

LA QUEMA DEL PAN

LA QUEMA DEL PAN

May 15, 2011

Cuando creíamos que ya habíamos presenciado las mayores confrontaciones perrunas dentro del PAN en Jalisco, advertimos que lo más descarnado y sanguinario está por venir.

Los choques entre los grupos de Francisco Ramírez Acuña y Herbert Taylor Arthur por el poder en Jalisco, ahora tienen otros actores, cuando se vive una reconfiguración política de Acción Nacional.

El gobernador Emilio González Márquez ha lanzado ya el grito de guerra contra los infieles y ha manifestado estar dispuesto a utilizar como arma la Procuraduría General de Justicia de Jalisco para castigar a aquellos que denomina corruptos y su dedo flamígero apunta hacia el presidente estatal de su partido, Hernán Cortés Berumen en la semana que al laguense lo arrolló la locomotora, con todo y sus jugadores estrellas que alineó en su equipo, como los ex gobernadores Francisco Ramírez Acuña y Alberto Cárdenas Jiménez.

A Hernán Cortés el gobernador González Márquez lo acusó en una entrevista radiofónica de pactar la impunidad para los integrantes de la pasada legislatura con otros partidos políticos representados en el Congreso del Estado.

Ante este choque entre el Gobernador y el líder de su partido, muchos se preguntan qué va a pasar con el PAN en Jalisco? ¿De qué tamaño será el descuartizamiento? ¿Podrá la dupla Hernán Cortés-Eduardo Rosales ganarle a Emilio y asociados la candidatura a la gubernatura?

En el fondo la lucha de poder a poder es el 2012, cuando están en juego las principales candidaturas, entre éstas la gubernatura de Jalisco, las senadurías y la alcaldía de Guadalajara.

EMILIO GONZÁLEZ MÁRQUEZ, SIN SER SU OBJETIVO PRIMORDIAL, LE HA ABIERTO LAS PUERTAS DE PAR EN PAR AL PRI PARA QUE REGRESE A CASA JALISCO. LOS ATAQUES CONTRA EL PRESIDENTE DE SU PARTIDO HERNÁN CORTÉS, PUEDEN SER VENENO LETAL PARA QUE EL PANISMO SALGA DEL GOBIERNO

ENCANTÓ A RAMÍREZ ACUÑA

El folklórico gobernador nacido ahora sí nos sorprendió a propios y extraños, al lograr jalar para su causa a Francisco Ramírez Acuña. Muy tarde Emilio pretendió impedir que Cortés-Rosales y los ex garcistas ganaran el Consejo Político del PAN en el Estado. No pudo y esa derrota le pegó en el corazón de su orgullo.

Y es que publicitada comida mal llamada “de la unidad”, sirvió para unir a todos en contra de estos personajes del poder. Fue una especie de rebelión, como si les gritaran que ya están hasta la mad… de sus manipulaciones.

Vaya, ni las amenazas de Emilio, ni la figura recia y autoritaria de Ramírez Acuña, ni el carisma de Alberto Cárdenas pudieron frenar el exitoso accionar de Rosales-Cortés.

No hubo ni respeto a las canas de estos tres personajes, que mostraron pobreza de músculo.

 

LA VISIÓN DE GARZA

Para tratar de entender estos enredos de los panistas, consultamos a Fernando Garza, ex alcalde de Guadalajara, quien fuera de los artífices del triunfo del blanquiazul en 1995 con la postulación de Alberto Cárdenas Jiménez. “Esta guerra no tiene retorno”, dice Garza convencido.

Hacia el interior del PAN, la dupla Hernán Cortés-Lalo Rosales se dedicó a trabajar por todo el Estado, mientras que los del Gobierno, ni con la nómina han logrado posicionarse entre los panistas.

Garza, quien desde hace dos años renunció al PAN en desacuerdo por la forma desaseada como se realizó la elección para alcalde de parte del grupo que impulsó a Jorge Salinas que calificó como “un cochinero”, hace dos observaciones interesantes:

Una: Francisco Ramírez Acuña ha dejado de ser líder de grupo. Ha perdido el liderazgo y lo desplazan Lalo Rosales y Hernán Cortés.

Sobre Alberto Cárdenas considera que está decidido a convertirse en el abanderado del panismo en Guadalajara, pero hace notar que quienes lo estimulan lo quieren ver “como un salvador, un mesías, pero Alberto por supuesto que no lo es”.

Acepta que Alberto Cárdenas es el panista que puede jalar más votos afuera, pero adentro de Acción no los trae.

Alberto Cárdenas si va a la contienda puede estrellarse porque las condiciones políticas de Jalisco del 2011 y el 2012 son muy distintas a 1995, cuando el guzmanense ganó la gubernatura.

Garza recuerda que hoy hay una nueva generación de votantes, que no saben quién es Alberto Cárdenas.

 

EL DESCUARTIZADERO

En este nuevo conflicto se ve muy difícil que se pueda volver a conciliar. Y el único que puede intervenir es el CEN del PAN, cuando los liderazgos tradicionales panistas han quedado rebasados.

El problema de fondo es que el ejercicio del poder está devorando a este partido en 15 años de ejercicio de Gobierno.

El gobernador Emilio González Márquez ha abierto la caja de Pandora y la primera cabeza sacrificada es Rodolfo Ocampo, quien hasta estos días operaba la campaña presidencial de Emilio.

La guerra entre los líderes del panismo puede convertirse en un gigantesco incendio, cuyas llamas destruyan la casa azul.