Portal informativo de análisis político y social

LA REATA DEL CHARRO: Lady Panteones

LA REATA DEL CHARRO: Lady Panteones

Nov 9, 2013

 

Por El Charro Asqueado —-
#LADYPANTEONES. La regidora Elisa Ayón fue grabada sin que se diera cuenta, no se trató de algo voluntario, no era una rueda de prensa, ni un discurso, entonces podemos deducir que todo lo que escuchamos refleja la verdadera personalidad de la política priísta, todo, absolutamente todo lo que habló le brotó del corazón, no hay vuelta de hoja.

LENGUAJE FLORIDO. En este caso lo menos importante son las palabras altisonantes, todos las usamos, con la familia, con los compañeros de trabajo, cuando quedamos atrapados en el tráfico, en programas de radio y televisión las escuchamos a diario, no podemos erigirnos como tribunal inquisitorio y rasgarnos las vestiduras por las palabrotas proferidas por la edil tapatía.

LO REALMENTE IMPORTANTE. Lo realmente inquietante y que nos debe aclarar la señorita Ayón es a qué se refería con esa frase de “tomemos lo que tengamos que tomar… pero repartan culeros” ¿acaso existe una red de corrupción en la Dirección de Cementerios? Es posible que estemos ante una madeja bien enmarañada de actos deshonestos.

LA REACCIÓN DEL PRI. La reacción del Partido Revolucionario Institucional ha sido la adecuada, muchos de nosotros quisiéramos verla expulsada del partido e incluso desterrada del país, no es para tanto, los estatutos del partido prevén este tipo de conductas y las sanciona, bien por el Comité Municipal.

LA DISCULPA. Se notó claramente que la disculpa ofrecida por la regidora Elisa Ayón fue “a güevo”, no creo que lo haya hecho de manera voluntaria, frases huecas, mirada perdida, cara compungida, que bueno que es regidora porque como actriz se moriría de hambre.

LA CIUDADANÍA. Los ciudadanos estamos hartos de este tipo de funcionarios, estos que se sienten dueños de la ciudad y hasta de nosotros, la frase dicha por Elisa Ayón “tú eres mío… todos son míos” refleja claramente el sentir de un político corporativista; esos políticos le hacen daño a cualquier partido, a cualquier ayuntamiento y a cualquier sociedad.

Elisa Ayón profirió
palabras altisonantes,
y los guardias de la lengua
se indignaron al instante.

Si todos las pronunciamos
¿para qué tanto mitote?
Así habla el tapatío
vulgar y descaradote.

Aquí el problema de fondo
y que da preocupación,
es la posible existencia
de una red de corrupción.

“Repartan no sean culeros”,
la regidora decía,
tal vez exigía la parte
que a ella correspondía.

La historia la juzgará
por su proceder y acciones,
hay que ver cómo le va
en futuras elecciones.

Twitter: @GumaroCharro