Portal informativo de análisis político y social

LA SUCESIÓN PRESIDENCIAL AL INTERIOR DE ACCIÓN NACIONAL (CUARTA PARTE)

Poco han cambiado las cosas en el Partido Acción Nacional (PAN) durante los últimos cuatro meses. En el instituto político creado por Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna, continúa sin descanso ese viaje al centro de la tierra, llevando al sepulturero como copiloto. Y es que, más allá del núcleo de la tierra, no se puede continuar escarbando, a menos que se pretenda buscar la salida del otro lado del planeta.

El misterio es el secreto del poder. Si no existe ese misterio, el poder simplemente no existe. Así y como ya se comentó en su momento en este mismo espacio la nota sobre la sucesión presidencial al interior del PRI, donde sólo existen dos candidatos reales para aspirar a la Presidencia de México: el senador por Sonora Manlio Fabio Beltrones Rivera y el todavía gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto; en el partido Acción Nacional está ocurriendo algo parecido. Entre Santiago Creel Miranda y Ernesto Cordero se encuentra la principal disputa interna en pos de la silla presidencial. En Acción Nacional no se esta dando el juego sucesorio con la misma libertad y fuerza que en los otros partidos políticos.

Sobre el PAN y su Consejo Político Nacional pesa la sospecha, escondida en la sumisión de cinco integrantes del gabinete presidencial, de que detrás de alguno se encuentra el consabido dedo presidencial. Los recursos políticos –que no económicos– de los posibles contendientes del PAN al 2012 son limitados o bien dependen en todo de quien porta la banda presidencial. Aunque, después de los resultados del pasado 3 de julio del presente, ya se vio que ser amigo o estar cerca del C. Presidente de la República, no sirve de nada.

En México un Presidente de la República se prepara, no se inventa. Ni siquiera Vicente Fox escapa a dicha tesis, pues poco a poco fue conducido hacia la silla presidencial por el nunca priísta Ernesto Zedillo. Y, es en ese tenor u orden de ideas, donde no se pueden perder de vista los mensajes cifrados o en abierto que ya han sido filtrados por las cúpulas empresariales, religiosas y “militares”, respecto al hombre que pudiera dirigir los destinos nacionales los próximos seis años. El análisis parece estar ya completo o a punto de concluirse, sólo falta un último mensaje que será filtrado, posiblemente, en el poderoso Financial Times. Sòlo resta por conocerse la opiniòn de los verdaderos dueños del mundo y del dinero.

Cinco de los seis círculos que conforman la galaxia o hexágono del poder en México ya han opinado, tanto en público como en privado. Aún resta por saber la opinión final del círculo exterior y los grupos financieros internacionales, respecto de tan fundamental evento. Del sector social mejor no hablamos, pues ya sabíamos los derroteros que tomaría el factor “G” en las próximas elecciones presidenciales y sobre el cual ya nos hemos excedido en los últimos días. La declaración del senador panista, con licencia a partir de ayer, filtrada el día de ayer y en el sentido de que no aceptará una alianza política con Elba Esther Gordillo, no le beneficia y si le perjudica. Pareciera que ya se olvidó de sus orígenes políticos y su paso por el bloque opositor, que contribuyó en la llegada de un miembro del Grupo San Ángel a la Presidencia de la República.

La sucesión presidencial de Felipe Calderón comenzará a develarse recién se libre el ya próximo V Informe de Gobierno, y donde la pieza de arrastre, bronca y conflicto, seguirá siendo la misma: el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano “Alarcón”, un joven impetuoso como inmaduro, un claro ejemplar de la anti-política que, para mayores datos sucesorios, no se encuentra en los archivos o registros donde aparecen los verdaderos militantes del Partido Acción Nacional, sino de los adherentes de nuevo cuño y que pretende someterse a un estudio de opinión para ver sus niveles de penetración, política. Luego entonces y dado que no habrá ninguna alianza entre PAN y PRI hacia el 2012, debe descartarse de todo comentario la posible inclusión en las listas de relevos presidenciales ese nombre. El que siempre fue enemigo y competencia de un ex titular en la Secretaría de Gobernación y que está totalmente descalificado por más esfuerzos que éste haga para llegar a ser Presidente de la República. Y, dejemos en claro el asunto para no generar especulaciones, cuando señalamos a Lozano “Alarcón”, no estamos hablando del ex secretario Fernando Gómez Mont, sino de Juan Camilo Mouriño Terrazo Q.E.P.D. El Presidente de la República, porque todavía existe República y existe Presidente, ya ha comenzado a citar a los principales actores de nuestra clase política o, dicho en otros términos, ya comenzó a platicar con los hombres y mujeres que estarán vigentes al momento del destape.

Entiéndase de este modo la ausencia o no presencia en la residencia oficial de Los Pinos, de la tlaxcalteca Beatriz Paredes. Para cuando ocurra lo que tendrá que ocurrir en el 2011 o principios del 2012. La diputada Beatriz Paredes no aceptó despachar como coordinadora de su partido en San Lázaro, bien sabía de sus nulas posibilidades para ser considerada candidata al relevo de Francisco Rojas o factor de peso en la sucesión presidencial del 2012, a pesar de su visible aumento de tallas durante los últimos cuatro años. Y sí, como lo comentamos el año pasado, Beatriz decidió quedarse ahí, como dijimos hace unos meses, en una cómoda curul, esperando nuevamente el relevo gubernamental en la Ciudad de México.

La sucesión presidencial en el partido Acción Nacional comenzó el 17 de mayo, dos días después del secuestro o desaparición del “Jefe” Diego Fernández de Cevallos. Y es que, ese día, en la sede nacional del partido Acción Nacional se llevó a cabo la asamblea nacional del PAN, donde fueron electos los delegados al Consejo Político Nacional, órgano partidista calificado para elegir a su candidato presidencial. Un hecho que está previsto para el día 28 de octubre o primeros días de noviembre, según la histórica tradición panista del día de San Crisógono. Aunque ya Santiago Creel aseguró, que por segunda vez, la selección se hará mediante el voto efectivo de un millón 800 mil votos, entre militantes y simpatizantes panistas. De ahí saldrá el nombre del candidato panista a las elecciones presidenciales del 2012, y sin que aparentemente se vea el “dedo” del Presidente de la República, como recién lo dijo el sonorense y Presidente de la Mesa Directiva, Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien a últimas fechas ha venido siguiéndole la corriente al Presidente de la República.

El PAN, como el PRD y el PRI, es un partido dividido o fragmentado. De ahí que se hable de Santiago Creel Miranda como el mejor posicionado, a pesar de no contar con el apoyo de los poderes fácticos que lo difuminaron en el 2008. Empero, y para que lo entiendan los que lo deben de entender, luego de aquella difuminación, Santiago Creel tiene en su poder un As bajo la manga por si le hace falta, el cual será usado en su momento. Dicho As seguro será usado pronto, para negociar la candidatura a la Presidencia de México por el partido Acción Nacional. Santiago Creel Miranda no es, hasta el momento, el candidato presidencial del PAN y menos de Felipe Calderón, un candidato que lo será de todo el panismo en su momento.

Por la mente del Presidente Felipe Calderón ya pasan muchos nombres, y todo indica que ya tomó una alternativa y que todo lo que sigue es nada más cosa de tiempo. Siempre y cuando no se le presenten incidentes imponderables o como aquí se ha comentado, se desate el caos de un momento a otro. En un país sumergido en la sangre y la violencia, todo puede suceder en cualquier momento o de un día a otro. Ahí están, por ejemplo, los resultados “aplastantes” y en favor del PRI en el Estado de México. En Acción Nacional no existe lucha política, no hay competencia real. Felipe Calderón tiene todo el control de su partido, donde Madero apenas llega a “maderito”, así, con minúsculas.

En el PAN de hoy sólo impera el más salvaje de los pragmatismos, montado este sobre una doctrina totalmente abandonada. El PAN se prepara para ganar las elecciones presidenciales del 2012 sea con quien sea, un militante panista o un vil mercenario. Un hecho que fue ratificado por el mismo jefe de Acción Nacional, Felipe Calderón, el pasado sábado 5 de marzo de este 2011.

El nombre del posible sucesor de Felipe Calderón ya se tiene, aunque se haya decidido mantener bajo resguardo hasta fines del 2011. Y así y como se sacó al actual Secretario de Gobernación, de la nada, para la gran decisión pudiera ocurrir lo mismo, o quizá resulte un candidato más pequeño dada la empresa de la cual estamos hablando. El PAN jugará tan sucio como se pueda hacia las elecciones presidenciales del 2012, pues detrás de los aspirantes panistas existen muchos peculados y cientos de años en los reclusorios. Aunque dicha estrategia, anotada aquí hace meses, parece una idea fracasada. Los últimos errores políticos de Felipe Calderón son más que evidentes. Al caso Hank Rhon deben sumarse los ataques al sindicato magisterial y su líder vitalicia, la profesora Elba Esther Gordillo.

Felipe Calderón no fue un candidato popular y menos querido. Simplemente se impuso ante la ignorancia de Vicente Fox y le ganó la Presidencia. Felipe Calderón tuvo a su favor las estructuras de su partido, mismas que jamás ha soltado desde que fue su presidente nacional. Estructuras que no soltará en un buen rato y más allá de las elecciones presidenciales del 2012. Felipe Calderón es el dueño del PAN, así le duela y no lo asimile el empresario metido a político Claudio X. González Jr.

 

Felipe Calderón jugará, de aquí a noviembre del 2011 con algunos nombres que ya se han mencionado para tratar de explicar la salida de Patricia Flores y Maximiliano Cortázar de “Los Pinos” y los intentos de Gil por llegar a la presidencia nacional de Acción Nacional.

El “caballo negro” sí existe en Acción Nacional, y como ya se les ha comentado en entregas anteriores, la política es una actividad perversa. Así que, luego de tres entregas sobre el tema, ya pueden pedir nombres sobre quién será, finalmente, el abanderado del Partido Acción Nacional. Y, recuérdese que los finalistas sólo serán dos; extender más la lista sería muy riesgoso, y más después del veredicto popular emitido por la ciudadanía el pasado 3 de julio en el Estado de México.

Bien decía mi amigo LACO, “nadie tira al mexiquense Enrique Peña Nieto y menos de la silla presidencial”. La gran ventaja del todavía gobernador mexiquense no radicaba en su innegable popularidad, más bien en “su debilidad política”. Y es que, como joven e inexperto, no cuenta con un grupo con experiencia para manejar las riendas de todo México. Luego entonces, ahí pueden caber todos los grupos y pirañas que hoy merodean por las instalaciones del Partido Revolucionario Institucional. Hoy todos se dicen “enriquistas”, como en los mejores tiempos de “la cargada”.

Javier Lozano “Alarcón” sólo la hará de “Camarlengo”, pues como él mismo lo ha dicho: “Hará lo que le ordene el Señor Presidente”. El ex priísta Javier Lozano “Alarcòn”, sin duda, será una pieza importante, y más ahora que el mismo Presidente les ha ordenado a los panistas: “buscar al mejor”, así la decisión que se espera para noviembre, no recaiga en un panista, panista y si en un mercenario de la política, que por cierto ha comenzado a moverse por la América Latina escondido bajo las banderas educativas, olvidando la existencia del IFE y sobre todo la existencia de Elba Esther Gordillo.

Es claro para aquellos que quieren saber el nombre del hombre o mujer más codiciada en estos momentos. Ese nombre será el más cuidado y quizá hasta impronunciable por el actual Secretario del Trabajo. Continuemos detrás de Lozano “Alarcón” y sus encuestas, seguro el los irá descalificando, comenzando por sí mismo.

De los 12 señalados por Madero, ya sólo son seis, aunque debería agregarse un séptimo al cual habrá que ir bautizando, desde ahora, con el sobre nombre de el “sepulturero”, ya que la guerra emprendida por Felipe Calderón el 1 de diciembre del 2006, se prolongará otros seis o 12 años, según lo dicen los contratos ya firmados para la compra de armas, municiones y otros enseres menores.

Los Estados Unidos de Norteamérica, y más después de la última visita de Felipe Calderón a ese país, han decidido que México continúe siendo un “Estado fallido” y que a la vez sirva de panteón en su patio trasero. Aunque parece que ya, el problema que vive México, se pasó del otro lado y tendrán que compartirlo quieran o no quieran.

Quien llegue a gobernar a México en el sexenio 2012-2018, no puede perder de vista ese pequeño detalle, donde los únicos que han ganado son los vendedores de armas de fuego y los dueños de funerarias y crematorios. Entiéndase bien, la industria de la muerte, la única que ha tenido, como pocas veces en nuestra historia, un crecimiento de miles por ciento y casi a diario. El caos anunciado en este espacio de reflexión política ya esta aquí, tan claro como las palabras del mismo Felipe Calderón, cuando ha sostenido: “No importa quién llegue, sino cómo llegue”, así sea un vil mercenario en nuestra política.

Y es que, así se siguen viendo las cosas por Acción Nacional, donde ellos creen, pueden conservar la Presidencia de México, sin tener popularidad y menos contar con votos. Los resultados del 3 de julio en el Estado de México son el más claro de los ejemplos. Las elecciones se ganan en las urnas y se ganan con votos, así sean del SNTE o de las estructuras corporativas de Elba Esther Gordillo. Aún no llegan a nuestros tiempos los momentos de las redes sociales, pero ya nos estamos acercando. Porque, si ahora las tomásemos en cuenta, el juicio adverso sobre Calderón y el PAN, lapidaria de inmediato a cualquiera de sus aspirantes. El PAN no tiene vida ni cabida en estos momentos de nuestra historia, sin importar quién resulte ser su candidato.

 

http://www.felipemoreno.com