Portal informativo de análisis político y social

Lanzan a Poncho Petersen

Los acelerados políticos de todos los partidos ya están listos y en sus marcas, para iniciar la carrera por la candidatura a la gubernatura del Estado.

 

Las aguas se agitaron aún más cuando estuvieron en Puerto Vallarta Roberto Gil, secretario particular del Presidente Felipe Calderón; Patricia Flores, ex coordinadora de la Oficina de la Presidencia, así como Carlos Flores y Jorge Manzanera, operadores políticos del jefe de Los Pinos, donde se dio el supuesto apoyo al dirigente estatal del PAN en Jalisco, Hernán Cortés.

 

Jalisco es de especial cuidado el Grupo de Felipe Calderón y para los que se disputan el poder político del país, ya que representa un buen número de votos para la elección presidencial y por supuesto no lo pueden deja a la buena de Dios ya que tienen que asegurar la permanencia del Partido Acción Nacional en Los Pinos.

 

Pero para pronto saltaron los precandidatos ya apuntados como Fernando Guzmán, quien demandó al dirigente estatal de su partido que se concentre en sus actividades y no se distraiga ante una eventual postulación.

 

El Secretario de Gobierno demanda que deben de respetarse los tiempos que marca la normatividad panista para participar en las contiendas internas y que si Hernán tiene su corazoncito que le late, deberá manifestarlo públicamente. Y más adelante lo descalificó diciendo que él no lo ve como candidato, pero que tampoco puede limitar su interés si así lo tiene.

 

Sin lugar a dudas no le pareció esta reunión, tomando en cuenta que ya hace tiempo se realizan recorridos y reuniones a su favor y como sus impulsores detectaron algunos municipios donde tiene menor presencia, se dieron a la tarea de repartir formatos para poder afiliar seguidores a favor de Pérez Peláez.

 

Otro que desde el año pasado se le ha visto con las mismas intenciones como si estuviera en campaña es a Alonso Ulloa Vélez, secretario de Promoción Económica, quién ya hizo oficial su intención de contender por la candidatura del PAN al Gobierno de Jalisco.

Abraham González Uyeda –aunque no lo ha dicho abiertamente– manifiesta que quien se dedica a la política sería un honor ser el candidato, pero que por el momento se dedica a trabajar por el bien de los jaliscienses y quien quiera hacerlo se requiere mucho amor a esta tierra y se debe dejar la vanidad y el maniqueo y sólo optar por la verdad.

Hoy, gobernar es para el que puede no para quien quiere y eso incluye no venderse o arrugarse ante retos de inseguridad.

Pero resulta que surgió un nuevo aspirante quien ha trabajado en el sector de la salud, Alfonso Petersen, quien es presentado en una encuesta por un diario de Monterrey como el preferido por la ciudadanía para contender a la gubernatura del Estado por el PAN. El sospechosismo surge, porque ese diario es especialista en subir y bajar a los aspirantes.

Poncho es otro que también ha dicho que no es el momento de hablar sobre estos temas futuristas, que él está concentrado en su trabajo y que tiene muchos problemas como la famosa licitación de los 700 millones de pesos para las medicinas que está entrampada y que ya llegará el momento de pensarlo.

Todo parece que está bien, el único problema es que todos son funcionarios, que dejen sus trabajo y que se dediquen a los que verdaderamente quieren, además los ciudadanos ya estamos cansados de verlos ocupar puestos en el Gobierno o de elección popular que utilizan los reflectores o los recursos de nosotros y no de ellos para promocionarse ante la ciudadanía, buscan el poder por el poder, vivir del erario sueldazos que cualquier ser terrenal no lo llegan a juntar en su vida.

Pero lo más triste es que cada vez se alejan más de la ciudadanía de sus requerimientos de sus necesidades, se demuestra que todos son iguales los de un color o los de otros. ¿Cuándo se había visto que a 16 meses o más bien un día después de las elecciones empezaran a ver por su futuro político?

 

E-mail: nadiamarcela@hotmail.com