Portal informativo de análisis político y social

LAS VILLAS Y EL DERECHO

LAS VILLAS Y EL DERECHO

May 8, 2011

La ruta que ha seguido la construcción de la ya controvertida Villa Olímpica que albergará a los atletas que participarán en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, la verdad es que retrata de cuerpo entero a los organizadores de esta justa deportiva y a los dirigentes de la Odepa.

Las miserias humanas, las zancadillas, las perversidades, el doble discurso aquí se han vivido. Como aves de rapiñas, todo mundo busca darle el arañazo al gran pastel, a la oportunidad de echarse algunos millones a la bolsa. Claro que aquí hay pececitos y tiburones. Hay quienes hace 15 años no tenían ni para pagar la renta de su departamento en Zapopan y ahora tienen gordas y más de siete ceros en sus cuentas millonarias en los bancos. Los Panamericanos, como parte de esos juegos de poder, también han dejado víctimas.


LAS RUINAS DE CACAXTLA

Desde los voraces y soberbios dueños de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), hasta los responsables de los Juegos en Jalisco, esto es, nuestra clase gobernante. Mario Vázquez Raña, presidente de la Odepa, con sus caprichos de imponer su soberana voluntad cambió la historia de los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

Vázquez Raña fue el que puso la zancadilla al primer presidente de los Juegos Panamericanos de Guadalajara, Alfonso Petersen Farah, hecho que al parecer ya olvidamos, a propósito de lo que ocurre con la edificación de las torres de departamentos, allá en la zona de El Bajío, donde los desarrolladores han violado las disposiciones de densidad y los planes parciales de urbanización existentes.

El cacique del deporte mexicano dejó que el entonces presidente municipal de Guadalajara, trabajara en el proyecto de construir la Villa en la zona del Parque Morelos, como eje de su magno proyecto de darle vida al Centro Histórico de la ciudad y que el político panista hiciera todo el esfuerzo para la construcción de la Villa Panamericana, para que al final ponerle la zancadilla y decir que allí estaban “las ruinas de Cacaxtla”.

LA FALTA DE PLANEACIÓN Y EL EXCESO DE OCURRENCIAS SALEN CARO. Y MÁS CUANDO SE MEZCLAN LOS CAPRICHOS CON EL OPORTUNISMO. LA CONSTRUCCIÓN DE LA YA FAMOSA VILLA OLÍMPICA, MUESTRA LA CAPACIDAD DE ORGANIZACIÓN QUE NUESTROS GOBERNANTES HAN MOSTRADO PARA LA ORGANIZACIÓN DE EVENTOS INTERNACIONALES

Así empezó el peregrinar y aquello se convirtió en un disparate, apareciendo las garras y los colmillos de los rapaces, que como buitres se lanzaban sobre la apetitosa presa.

Petersen tuvo que endeudar a la ciudad al pretender construir la Villa en un lugar donde nunca se levantaría, porque Vázquez Raña nunca la vio allí. ¿Y por qué este hombre de negocios tenía claro que se construirían en otra zona? Pues porque no era negocio inmobiliario, porque no había oportunidad de generar otros desarrollos, como se pretende hacer en El Bajío.

Construir la Villa Panamericana en el Centro Histórico de Guadalajara, el negocio sería muy reducido. Cuando mucho el dueño de los Panamericanos podría participar en el equipamiento del mobiliario, que no llega a los 100 millones de pesos y en su mundo de dinero, representaba una bicoca.


VIOLAR LA LEY

No sorprende entonces que producto de esta falta de planeación se construya ahora la Villa Panamericana en lugar prohibido y cuando se quejan vecinos afectados, venga el rasgamiento de vestiduras, convirtiendo en el “villano favorito” al magistrado, Armando García Estrada, quien ha tenido el valor de emitir un fallo que podría penalizar a los voraces desarrolladores que hacen el gran negocio al cambiar la densidad de esta zona, que sólo permite la construcción de 15 viviendas por hectáreas, contra las 150 que considera los edificios de las Villas.

Para que el Grupo Corey pueda hacer el jugoso negocio con el suelo, ha contado con la complicidad de la clase gobernante. La autorización para la construcción salió del Ayuntamiento de Zapopan. Fue el alcalde Juan Sánchez Aldana y los regidores, junto con el director de Obras Públicas, quienes otorgaron los permisos, violando las disposiciones del Código Urbano.

Sorprende aquí que sean varios líderes empresariales, los que pongan el grito en el cielo y quieran mandar a la hoguera para quemar en leña verde al magistrado que ha tenido el valor de poner un alto a las irregularidades de aquellos que han manipulado el uso del suelo.

Contrastan nuestros empresarios, que tienen dos varas para medir. Por un lado exigen a los políticos y gobernantes conducirse con honestidad y transparencia, pero cuando se trata de uno de los suyos, justifican se viole la ley y anatemizan a la autoridad judicial que busca cumplimiento a la norma.

¿Qué va a pasar con la Villa y los Juegos Panamericanos? Los JP saldrán adelante. Lo más seguro es que las complicidades se impongan en un estado donde no existe la cultura de la legalidad y gana la impunidad de los poderosos.

2 comments

  1. Mario Olea /

    donde he oido y escuchado antes, esto.cuando leo tu columna, esta la podemos poner en cualquier ciudad o estado de la república y es exactamente lo mismo, caciquez, políticos, empresarios, dirigentes, lo mismo…ahora hasta cuando habra de cambiar, o más bien quien podra cambiarlo, diria el inclito chespirito…me da gusto leerte y saludarte por este conducto…saludos y que este bien en compañia de tu familia….a ver cuando vienes a HERMOSILLO

    • Gabriel Ibarra Bourjac /

      Estimado Güero: Esa es la historia que nos toca señalar y reseñar. Lucha contra el poder y su soberbia. Nosotros como periodistas los apuntamos, los denunciamos. El problema es que no estamos en un país de leyes. Y podrá haber cualquier justificación para violar la ley…pero lo mas delicado es que lo hacen quienes han protestado y juramentado que harán cumplir las leyes, la Constitución General de la República, la Constitución del Estado y las leyes que de ella emanen. Y no lo hacen.
      Respecto a cuando estaré en Hermosillo: Este sábado y domingo viajo hacia mi querida ciudad. Haber si nos vemos, te invito con mis papás, habrá una reunión familiar el sábado y domingo. Una carnita asada, por supuesto el sábado, y una comidita para festejar cumple de Doña Delia, mi Señora Madre. ALLÍ te espero. Te hablo por teléfono. Mándame tu Cel y te llamo. Lo tenía registrado en el otro aparato.
      Un abrazo.

      GABRIEL IBARRA BOURJAC