Portal informativo de análisis político y social

Legitima Benavides su arribo a Coparmex

Contra las expectativas iniciales entre sus propios correligionarios e incluso nubarrones advertidos por haber sido proveedor del Gobierno estatal, el nuevo presidente del Centro Empresarial (Coparmex) de Jalisco, Óscar Benavides Reyes, legitimó durante su primer discurso público, la oportunidad de liderazgo que se le confió, al tomar posesión de la cúpula patronal jalisciense.

 

Y es que tradicionalmente en el seno de la Coparmex Jalisco, al menos hasta esta novel dirigencia, se alternaban una Presidencia moderada e incluso conciliadora (la gestión de Luis Fernando Pérez, por ejemplo), con otra ruda, severa y crítica con los poderes públicos (el posterior caso de Pablo Lemus), seguramente con el propósito de encontrar equilibrios y efectuar ejercicios de restauración de heridas, posteriormente a los encontronazos, regularmente registrados en periodos político-electorales.

 

Se habla de la legitimación de Óscar Benavides, no tan sólo por la reiterada posición contundente y exigente que advirtió el otrora capitán de Copiroyal, emulando el determinado ejemplo de su antecesor Pablo Lemus, sino también porque el contemporáneo generacional de liderazgos tales como Juan José Frangié, Fermín Camarena, Diego Garibay, Juan José Errejón y Luis Fernando Pérez, permaneció algunos años alejado de las lides empresariales, en atención a su familia y negocios, por eso es que las nuevas generaciones de la iniciativa privada, el ámbito político-gubernamental y partidista, e incluso los periodistas que cubren la fuente empresarial, no lo ubicaban.

 

Sin embargo, su raigambre netamente empresarial y ciudadano, al igual que sus históricos antecedentes de liderazgo (sin olvidar que fue el primer presidente nacional de los jóvenes empresarios de la Coparmex), avalan sin duda alguna su integridad moral y probada lealtad a la iniciativa privada, ingredientes indispensables ahora que las amenazas de guerra sucia y cruentos enfrentamientos entre la clase política se advierten con miras a las elecciones primero internas (partidistas) en el presente año, y después generales (municipales, estatales y federal) del próximo 2012.

 

Dicho escenario de grave crisis e incertidumbre en el ámbito de los poderes públicos, reclaman ahora del liderazgo ideológico del empresariado de Jalisco, además de autonomía e independencia con respecto a esos entornos, capacidad de gestión y cabildeo suficiente para intervenir en la desactivación e inhabilitación de conflictos que pudieran significar riesgos para la armonía social y productiva en la entidad.

 

Pero además condición suficiente para evitar el contagio partidista en el que terminó cayendo el otrora “guerrero empresarial” Guillermo Martínez Mora, que como líder patronal resultó muy efectivo e implacable contra los abusos presupuestales y el ejercicio del poder gubernamental, sin embargo, ahora desde la trinchera panista del servicio público no precisamente resultó ampliamente aprobado por la ciudadanía, toda vez que terminó por ser un simple regidor en el Ayuntamiento de Zapopan, sin mayor pena ni gloria.

 

A favor de Óscar, el oriundo de Torreón y tapatío por elección, que nada tiene que ver con los regios y farmacéuticos Benavides (más bien es identificado en el campo inmobiliario y gasífero) existen los referentes de su nula vinculación con partidos políticos o personajes del ámbito gubernamental, e incluso su anunciado retiro de la compañía familiar (Copiroyal) para evitar suspicacias, factores que sin duda alguna le permitieron recriminar la nefasta y corrupta actuación de la mayoría de los legisladores estatales, así como la total desconfianza hacia el auditor Superior del Estado, Alonso Godoy, al igual que su sentido reclamo hacia los Partidos por la excesiva manipulación en las decisiones públicas, generando el repudio generalizado de la ciudadanía.

 

Enhorabuena para los patrones organizados de Jalisco, porque con Benavides Reyes existen efectivas garantías de una decidida contraloría social frente a los poderes públicos, así como una oportuna intervención imparcial en eventuales crisis políticas, toda vez que es un probado promotor de la participación ciudadana e incansable impulsor del emprendurismo, con lo que se rompen los paradigmas del empresariado jalisciense acomodaticio, complaciente y sumiso… al menos en la Coparmex.

 

E-mail: moises@notiemp.com

One comment

  1. Oscar Benavides /

    Estimado Sr. Mora,

    Agradezco sus palabras sobre un servidor.

    Me compromete aun mas con la responsabilidad que he asumido con los empresarios y la ciudadanía.

    Reciba un cordial saludo,

    Oscar Benavides Reyes