Portal informativo de análisis político y social

LOS ENGAÑOS DEL GOBERNADOR

LOS ENGAÑOS DEL GOBERNADOR

Jul 3, 2011

“Llegar a este momento no ha sido tarea fácil (…) No se buscan ni vencedores ni vencidos, sino que el ciudadano vea que las autoridades tienen capacidad de ponerse de acuerdo en sus problemas”. Así se expresaba Emilio González Márquez allá por el 8 de noviembre del pasado año, días después de que los alcaldes metropolitanos del PRI le rechazaron su proyecto vanguardista de movilidad urbana al ponerle freno a la Línea 2 del Macrobús que iría de Tesistán a 16 de Septiembre pasando por Catedral y que vendía su súperasesor Herbert Taylor.

A Aristóteles los de Casa Jalisco culparon que les echara a perder el negocio del Macrobús, al que le invirtieron tiempo, dinero y esfuerzo, y que buscaron legitimar con empresarios que se presentan como sociedad civil (Guadalajara 2020) al que le pagaron algunos millones de pesos para que hicieran un supuesto estudio que lo sustentara.

Pronto González Márquez asimiló el golpe. Días después de aquel tropiezo se dedicó a cabildear en lo cortito con los alcaldes Miguel Castro y Héctor Vielma, a quienes los convenció que no se debían dejarse manipular por Aristóteles ni que éste les comiera el mandado. El alcalde de Guadalajara había enarbolado desde candidato a presidente municipal la bandera del Tren Ligero como solución de fondo al problema de movilidad y transporte público para la Zona Metropolitana de Guadalajara.

González Márquez aprovechó que el presidente estatal del PRI, Rafael González Pimienta, estaría varias semanas fuera de México, al trasladarse a los Estados Unidos para ser tratado de un problema delicado de salud. Emilio en lo oscurito dialogó con Vielma y Castro. Muchas cosas les debió de haber dicho, tanto que accedieron estos a darle vuelta a la tortilla y dejarse cautivar por el señor gobernador.

De pronto el que se vio desdibujado fue Aristóteles. Ahora tenía en contra a Vielma y a Castro, quienes jugaban en la cancha del Gobernador.

Después de aquella famosa foto en la que por primera ocasión los cuatro alcaldes metropolitanos del PRI salían unidos y hacían equipo para decirle no al Macrobús, Emilio logró dividirlos y confrontarlos, cuando les vendió a Castro y a Vielma lo que llamó SITI (Sistema Intermodal de Transporte Integral). Aquello era un engendro de diversos sistemas de transporte: tranvía para Zapopan, Macrobús para Tlaquepaque y Tren Ligero para Tlajomulco-Tlaquepaque- Guadalajara. Fantástico.

“YO LES DEBO DECIR, QUE TENGO LA PERCEPCIÓN DE QUE FUE MERAMENTE UN DISCURSO DEL GOBERNADOR EL TEMA DEL SITI PORQUE DESPUÉS DE ESA SITUACIÓN, JAMÁS SE NOS VOLVIÓ A CONVOCAR PARA UNA REUNIÓN DE TRABAJO”: MIGUEL CASTRO

Pero no sólo Vielma y Castro fueron convencidos por el laguense, también algunos rotativos, se fueron con la finta. Y hay quien llegó a enaltecer la capacidad de maniobra y recuperación de Emilio, vaya, hasta le encontró bondades a aquello que era una ocurrencia más y que se convertía en un tema de distracción, como suele también hacerlo este Gobernador.

Sin embargo, todo aquello se trataba de una estratagema más, como ha acostumbrado a hacer en el sexenio este gobernador, que pareciera divertirse con sus travesuras y su juego de frivolidades que ha distinguido a su administración.

El pasado viernes el presidente municipal de Tlaquepaque, Miguel Castro confesó que fue engañado por el gobernador con el tema del transporte, ya que únicamente les hizo perder el tiempo y que abrigaran falsas expectativas. Castro llegó a creer en la buena fe del inquilino de Casa Jalisco.

En un foro sobre movilidad que organizó el Iteso, Castro aceptó públicamente que lo engañó Emilio con el famoso SITI, que se fue con la finta:

“Yo les debo decir, que yo tengo la percepción de que fue meramente un discurso del Gobernador el tema del SITI porque después de esa situación, jamás se nos volvió a convocar para una reunión de trabajo, nosotros hicimos lo que teníamos que hacer para que pudiéramos avanzar, a mí me parece que fue más un esquema que buscaba dividirnos a los alcaldes de la zona metropolitana, que un proyecto o una propuesta realmente de fondo, la verdad es que fue lamentable lo que nos convocara el Gobierno del Estado a una a firmar un acuerdo de este tipo cuando al poco tiempo, la misma gente del Gobierno del Estado, a mí me dijo que el tema del BRT en el caso de la carretera a Chapala era un caso que no era viable, era un asunto más de discurso”.

¿Cuántas de estas se aventó Emilio durante su sexenio? Ese ha sido su juego sin importarle faltarle al respeto a la investidura de gobernador, como bien lo subraya don Flavio Romero de Velasco, quien considera que carece de valor y calidad moral para buscar la Presidencia de México, y que no se le debe tomar en serio.

 

E-mail: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com