Portal informativo de análisis político y social

Los enredos de un alcalde

Tragos amargos ha tenido que pasar el presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, el ingeniero Enrique Alfaro Ramírez, después de haber hecho un “ingenuo” viaje a la Habana, Cuba, con el maestro José Tomás Figueroa Padilla, presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco, y el consejero del mismo organismo licenciado Víctor Hugo Bernal Hernández, así como otras personas más, por supuesto amigas Alfaro Ramírez.

Al “filtrarse” la información del viaje a Cuba, en un avión que le “prestaron” gratuitamente y que solamente tuvieron que pagar el combustible, o sea, el desgaste de la aeronave corrió por cuenta del o la propietaria. Ante tantos frentes que ha abierto Alfaro Ramírez, en el desempeño de su función, ya sea con el grupo que lidera Raúl Padilla López o con los intocables empresarios que manejan a su antojo los señores del Grupo Aeropuertuario del Pacífico, la información fluyó con rapidez.

El joven alcalde no siente lo duro sino lo tupido y los pormenores del viaje le “agarraron los dedos contra la puerta”, como se dice, sin que haya podido aclarar varios puntos, uno de ellos el dar a conocer quién es el verdadero dueño del avión o a quién se lo compró la señora en los últimos meses del año pasado, como se ha publicado. El piloto señalado con un problema legal que tuvo seguramente arregló su problema, aunque supuestamente lo habían sentenciado a 10 años de prisión que todavía no se cumplirían. El propietario del aparato le debe tener mucha confianza al piloto, no por lo que fue acusado, sino el dejar en sus manos una aeronave tan costosa que podría ser mal utilizada.

Enrique Alfaro todavía está en el ojo del huracán y tal parce que sus enemigos van con todo, por aquello de que lo que no lo acabe lo fortalecerá y casi es seguro que no es lo que buscan. Tanto el Presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, como los miembros de su equipo, deben de tomar como una amarga experiencia la tormenta que viven, están a tiempo para rectificar y bajarse del “ladrillo” y dejar de ser soberbios.

Cabe hacer mención que la mayoría de las opiniones de la gente es a favor del ingeniero Enrique Alfaro Ramírez, quien ha llevado un buen Gobierno municipal, pero debiera disminuir su afán protagónico y construir su carrera política con más firmeza. Como último comentario vale señalar que ya no debería de salir de viaje, por lo menos en aviones u otros vehículos que ni siquiera él sabe el nombre del propietario.

 

¿HASTA CUÁNDO ESCUCHARÁN A LOS CAMIONEROS?

Por más que se ha comentado sobre el problema que tiene el flamante secretario de Vialidad y Transporte del Gobierno de Jalisco, Diego Monraz Villaseñor, con los conductores del transporte urbano de la Zona Metropolitana de Guadalajara, este se aferra a imponer el sistema de prepago, que como ya se ha dicho encarece el pasaje urbano para los usuarios y supuestamente beneficia a los dueños de los camiones para que los choferes no se queden con algunos pasajes.

El desesperado aspirante a ser candidato del PAN al Gobierno Municipal de Zapopan a diario quiere salir en los medios, aunque sea para mal. Como si fuera un gran éxito de la dependencia que dirige, ha informado que decenas de miles de infracciones viales han sido detectadas con sus nuevos juguetitos de cámara-radar, lo que ha costado también mucho dinero y hasta la fecha una sola de esas violaciones que han hecho conductores de vehículos a la ley y reglamento vial, vigentes en el estado de Jalisco, se hayan cobrado, total no es su dinero el que gasta y menos intenta que siquiera se recupere con las sanciones.

Monraz acepta reiteradamente que violaron los ordenamientos, pero con toda tranquilidad los utiliza con fines estadísticos y no recaudatorios, como es su obligación y lo peor de todo es que el Secretario de Finanzas y el de la Secretaría General de Gobierno lo dejan que siga con sus “juguetitos” haciendo lo que quiere.

 

E-mail: mobago1948@gmail.com