Portal informativo de análisis político y social

LOS “FUEGOS” PANAMERICANOS

LOS “FUEGOS” PANAMERICANOS

Sep 17, 2011

Como una mujer parturienta desea que nazca el chamaco para que terminen esos insoportables dolores de parto, así estamos todos los tapatíos contando de forma regresiva para que ya pasen los Juegos Panamericanos, pues hasta el momento sólo los estamos padeciendo, desde presuntas anomalías en el manejo de las finanzas, estadios inconclusos, generalización de atorones viales por meses y hasta una mascota que falta al respeto a una comunidad indígena.

 

Aunque no quieran reconocerlo, los funcionarios que organizan la llamada “Fiesta de América” como Carlos Andrade Garín, seguramente desean también que ya termine la justa deportiva, pues desde el mismísimo día del pase de estafeta, comenzaron los apuros; desde entonces todos los días se enfrenta con polémicas, negociaciones políticas y problemas jurídicos por aquí y por allá. Tantos conflictos que ya deberíamos llamarles: los incendiarios “Fuegos” Panamericanos.

 

Mientras la antorcha panamericana sigue su recorrido por el país, la sede se está incendiando con pura polémica, hay infiernitos en distintos lugares. El asunto de las anomalías denunciadas por el Ayuntamiento tapatío contra el Comité Organizador Panamericano de Guadalajara (Copag) tendrá combustible para varios meses después del evento (decenas de contratos sin firma y hechos en otros idiomas o sin autorización, gastos sin justificar, excesivos sueldos de funcionarios, proyectos que nunca se llevaron a cabo, pero que sí hubo que pagar –sobre todo para el estadio de Atletismo, se hizo una decena de proyectos–, obras hechas al vapor exhibirán sus facturas a posteriori, son algunas de las acusaciones). Claro que todo se desmenuzará sabrosamente por parte de los Partidos de oposición para sacar rajitas a su beneficio para las próximas elecciones.

 

Latente también es que cada mañana, tarde y noche, los automovilistas reniegan de los Juegos Panamericanos, siempre en medio de los embotellamientos. Prácticamente toda la ciudad se han hecho cuellos de botella, sino es por las obras de último minuto, son por la pinta de carriles en horario diurno.

 

Renglón aparte debe tratarse el asunto de la venadita “Huichi”, que con su inocente carita rosa, dizque en busca de inclusión, enfureció a toda una comunidad. Los grupos wixaritari se quejan porque nunca fueron consultados antes de utilizarse comercialmente al venado, que es su animal sagrado, como mascota panamericana. Y ahora ya ven la imagen en colchones, tazas, chanclas, camisetas, cuadernos, llaveros, etcétera.

 

Los wixarikas sostienen también que su comunidad permanece marginada y pobre, que ni siquiera obtiene beneficios directos de la comercialización del venadito. En cambio otros, sí se benefician de su tradición y su cultura ancestral, todo con fines lucrativos, pero nada para la zona serrana. Ellos consideran que sólo se aparenta la inclusión pero finalmente no habrá beneficios para la comunidad indígena, como suele ocurrir generalmente.

 

El caso es que valores como “respeto” a la tradición indígena, “inclusión” y “tolerancia”, se apela de ambos lados, la diferencia es que unos comen banquetes, los otros a veces ni frijoles. De la previa adjudicación de boletos para burócratas que generó acaparamiento de entradas a las finales de las competencias más llamativas, y limitó la venta en taquilla, ya ni hablamos…

 

Los Juegos Panamericanos ya están aquí, el bebé está por nacer, haya o no haya broncas, estemos o no estemos preparados. Los atletas no tardan en comenzar a llegar, ya vienen calientitos pues comenzaron su entrenamiento muchos meses atrás. Y nosotros rogando que las sedes alcancen a estar listas, esperando que las obras apresuradas queden bien y no salgan a flote las consecuencias por la premura.

 

Pero sobre todo, confiamos en nuestros atletas que a pesar de carencias y politiquería barata, están concentrados en lo suyo; anhelamos medallas, en especial las doradas. Festejaremos junto con ellos los triunfos, unos pocos sufriremos con ellos las derrotas, todos vibraremos en la fiesta, mientras dure. Al fin y al cabo, no hay nada nuevo bajo el sol, ya sabemos que después de los “Fuegos” Panamericanos, las broncas políticas seguirán su curso.

 

En tanto, afine la garganta para gritar: ¡Vamos México!

 

* Es periodista multimedia

Twitter @adrianalunacruz

E-mail: analisis@notiemp.com

3 comments

  1. carloslara /

    Adriana gracias por tu columna te falto mucho por dicernir sobretodo todo lo bueno que se va a dejar en Jalisco y a los Jaliscienses como comentariasta solo tus datos del lado negativo que malo

  2. GINA HALEY /

    Buena nota Adriana.
    Creo que son mas las cosas negativas de los Panamericanos que cosas positivas, problemas ahorita y a futuro, Mi opinion como Arq. es que estan haciendo construcciones con mala calidad. Entre otros puntos malos que estoy super segura que se van a dejar ver despues. Eso es solo referente a la contruccion. Encuanto a lo demas que haces mencion tambien estoy deacuerdo.