Portal informativo de análisis político y social

LOS HACKERS PARA TODOS TIENEN

LOS HACKERS PARA TODOS TIENEN

Jun 19, 2011

El grupo de piratas informáticos Lulz Security aseguró mediante un mensaje en Twitter lanzó un ataque la noche del miércoles 15 de junio a la página de la CIA, que estuvo caída durante unos momentos. Los hackers son los mismos que en el pasado se han atribuido ataques a Sony y la televisión pública del país del norte. Un portavoz de la Agencia Central de Inteligencia dijo que analizaron el mensaje de Lulz.

Analistas de seguridad restaron importancia al más reciente ataque alegando que el grupo de piratas informáticos están buscando llamar la atención. Lulz no ha subido a Internet, como sí hizo cuando atacó la del Senado, pruebas de tener información relevante proveniente de la página de la CIA. A pesar de que Lulz Security se presentan más a ellos mismos como bromistas y activistas que como un equipo de hackers con intenciones ilegales, sus miembros han sido acusados de quebrantar la ley y el FBI los está buscando. El grupo, que también ha atacado los sistemas de Nintendo.

El Senado de Estados Unidos confirmó que su Web fue atacada por Lulz Security el pasado 11 y 12 de junio y ordenó una revisión de todo su sistema informático. “Aunque la intrusión es un inconveniente, no ha comprometido la seguridad de la red del Senado ni de ninguno de sus miembros”, aseguró en un comunicado la responsable adjunta de la seguridad de la Cámara, Martina Bradford. La confirmación del Senado se produjo después de que Lulzsec dijeran que habían entrado en la red del Senado. El grupo, que en otras ocasiones atacó la página de Sony y el portal del Sistema de Radiodifusión Pública norteamericana en protesta por un documental que emitió sobre WikiLeaks, colgó en Internet una lista con archivos que hacían indicar que habían entrado en la red del Senado.

“No nos gusta mucho el Gobierno de Estados Unidos”, asegura Lulzsec al inicio de los archivos publicados, para luego asegurar que dicha información es sólo una parte de los archivos procedentes de la Web. Finalmente, pregunta si esa acción es considerada un acto de guerra, en referencia a la propuesta del Gobierno de Estados Unidos de considerar como tales los ataques cibernéticos y su planteamiento de responder a ellos con armas convencionales.

Las víctimas más recientes de los actos cibervandálicos en la Red son las páginas de la CIA y del Senado de Estados Unidos

Teléfono y Anonymous

Otra ocurrencia del grupo ha sido publicar un número de teléfono, cuyo prefijo es del estado de Ohio, para que los ciudadanos escojan sitios que quieren que sean atacados. El número ofrece un buzón de voz para dejar el encargo ya que quienes lo atienden, dos personas con nombre francés, aseguran estar ocupados en sus locuras. Luis Corrons, de Panda Labs, considera que proporcionar un número de teléfono es una propuesta excéntrica porque podrían haberlo hecho todo a través de Internet. No se descarta que la propuesta de un número telefónico tenga el propósito de saturar alguna línea a la manera de una denegación de servicio.

A diferencia del grupo de ciberpiratas de Anonymous, los de Lulzsec dicen que están en eso para reír un poco, por ejemplo, otra gesta de Lulzsec fue pasearse por unos cincuenta sitios porno y coleccionar los correos electrónicos y las contraseñas de los clientes. En su Web han publicado una selección de los mismos. Se trata de los datos de internautas que usaron para acreditarse en estos lugares su correo profesional, entre los abonados a las páginas de pornografía hay direcciones de internautas de la Casa Blanca (whitehouse.gov), del Ejército (us.army.mil) y de pilotos. Una de las contraseñas de un correo electrónico de la Casa Blanca era “Karlmarx”, un nombre un tanto excéntrico para un país que se precia de ser totalmente capitalista.

Todo esto demuestra también la temeridad de en los funcionarios, ya que o no creen que Internet es vulnerable o piensan que a ellos nunca les sucederá lo que otros, no son inmunes. En Europa los gobiernos no se han salvado tampoco, tal es el caso del sitio oficial de la Policía Nacional de España, que fue objeto de un ataque por parte de Anonymous. El mismo grupo había avisado con un mensaje, “espérennos”, y estaba dentro de la lógica de desmentir por la vía de los hechos el aviso de que había caído la cúpula de esa red de hackers en el país ibérico. La propia Policía en España había dicho que esperaba algún tipo de respuesta y, a pesar de ser conscientes de ello, su propio sitio fue víctima del ataque. Este asalto, además de tumbar unas horas la Web policial, lo que hace demeritar un comunicado con el que se anunció la detención de tres miembros de Anonymous.

Gente de Anonymous incluso se sorprendió de que los detenidos, como dijeron las autoridades españolas, hubieran utilizado servidores de ese país para atacar objetivos en su propio territorio; o era otra cosa o demostraría poca inteligencia por su parte. Algo poco propio de una supuesta cúpula que no existe como tal en un colectivo sin jerarquías.

 

E-mail: barrosromo@gmail.com