Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER | Aciertos y pendientes de Aristóteles

LOS HOMBRES DEL PODER | Aciertos y pendientes de Aristóteles

Ene 23, 2016

En una sociedad tan compleja como la de estos tiempos con el desarrollo tecnológico que permite la articulación de las redes sociales y su participación en la gran dinámica de la comunicación, la tarea de gobernar se torna cada vez más complicada con las transformaciones profundas que vive el ejercicio del poder. Dice el politólogo Moisés Naím que el poder cada vez es más difícil de ejercer y más fácil de perder.

Cuando se participa en política, se tejen proyectos, se sueña con trascender y la mayor parte de estas aventuras terminan en soberanos fracasos cuando se confrontan con la terca realidad y que pone a prueba a las personas, porque en el discurso se puede ofertar con la palabra que traes el cambio, pero es el tiempo el que ubica a cada cual en su lugar.

Casos concretos, los gobiernos de Acción Nacional tuvieron 18 años para transformar a Jalisco, pero dos sexenios posteriores se dio la degradación en el ejercicio de gobierno, como fueron las actuaciones patéticas de uno de sus gobernadores en actos públicos que avergüenzan y dan pena ajena.

Los primeros dos gobiernos dirigidos por Alberto Cárdenas Jiménez y Francisco Ramírez Acuña se esforzaron en actuar con decoro, con la convicción de ser útiles y trascendentes, pero seguiría Emilio González Márquez, que desacreditó como nadie lo había hecho en la época moderna la tarea de gobernar.

 

A la mitad del camino

El próximo 2 de febrero Aristóteles Sandoval, en su calidad de gobernador de Jalisco, cumplirá 3 años como responsable del Poder Ejecutivo. El tiempo transcurre muy rápido. Y así también pasa la vida.

Es un gobierno con luces y sombras, con muy buenos resultados pero también con grandes pendientes. El hecho de que el país cuente con un Presidente emanado del PRI y quien durante su campaña al pedir el voto asumiera el compromiso junto con el entonces candidato a gobernador, Aristóteles Sandoval, de construir la Línea Tres del Tren Ligero y ya en la Presidencia lo integrara como de los puntos fundamentales en la agenda, ha sido muy positivo para Jalisco, si consideramos que en 18 años no se construyó un milímetro para acrecentar la infraestructura de este transporte colectivo tan necesario y útil en la movilidad. Jalisco, recordemos, le dio poco más de 1 millón 370 mil votos a Enrique Peña Nieto.

Significativos son los logros que se han obtenido en el rubro de promoción y desarrollo económico con los cerca de 200 mil empleos que se han generado en estos tres años, con 85 mil nuevas plazas de trabajo durante el 2015 y que se deriva de las inversiones extranjeras que aquí se están registrando, quedando Jalisco además entre las tres entidades que tienen los números más altos del país de capital extranjero canalizado.

El que Jalisco resalte como el gran líder como productor agropecuario del país, al aportar el 11 por ciento del Producto Interno Bruto Agropecuario del país al tener el primer lugar en 20 productos, es otro dato que vale la pena destacar.

Todo esto no tendría razón de ser si no existieran resultados en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, en el impacto social, ya que durante décadas se ha ido acumulando la gente que menos tiene, y de acuerdo a CONEVAL, Jalisco es la entidad que sacó a mayor número de mexicanos de la pobreza y la pobreza extrema.

 

Los pendientes

En los temas en los que Aristóteles asumió un compromiso con los jaliscienses y donde la población no ha visto los avances y resultados positivos es en tres puntos fundamentales: el tema del reordenamiento de las rutas del transporte y la transición necesaria al prepago para llegar al modelo de ruta-empresa, donde la operación política falló, pese a haber hecho un buen diagnóstico, este año se espera se pueda avanzar; en el otro tema que se ha quedado a deber es la agenda verde y la lucha contra la contaminación en la Zona Metropolitana que se ha retrasado y el tercero pero tan importante como los dos anteriores, es la seguridad, cuyos esfuerzos gubernamentales no han logrado generar una percepción de mejoramiento ante el accionar del poderoso crimen organizado y los cárteles de la droga que ven a Jalisco como una zona estratégica para su negocio, además de que en los delitos de alta incidencia no se ve claro que hayan disminuido.

El tema de la lucha contra la corrupción es otro de los grandes pendientes. No se quiso tocar a los que desfalcaron a Jalisco y se fueron impunes. Es de los puntos negros de este gobierno.

Se llega a la mitad del camino, hay avances, es palpable, pero hay áreas en las que se tienen que aplicar para que se tenga un gobierno más equilibrado en el aspecto global y no sea de contrastes. Faltan aún tres años y, en efecto, se debe consolidar lo logrado, y apretar tuercas donde hay evidentes atrasos, como se ha subrayado.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com