Portal informativo de análisis político y social

Los Hombres del Poder: Alfaro le canta el tiro a AMLO

Los Hombres del Poder: Alfaro le canta el tiro a AMLO

Jun 24, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 33
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    33
    Shares

Por Gabriel Ibarra Bourjac //

En su cierre de campaña frente a cerca de 30 mil personas (no las 100 mil que presumen los del partido naranja) por fin Enrique Alfaro se asumió como el guerrero que saca el pecho por delante para encarar a Andrés Manuel López Obrador a quien le dice que él se convertirá en la voz libertaria que retumbará siempre por todo México.

Tácitamente el político jalisciense obsesionado con refundar Jalisco y pasar a la historia, con la seguridad de que se convertirá en gobernador del Estado y que coincidirá con Andrés Manuel López Obrador en la Presidencia de México, le dice a éste que si quiere pleito, pleito lo tendrá. O cómo interpretar las siguientes frases que pronunció a espaldas del Instituto Cultural Cabañas:

Desde aquí, desde esta plaza le decimos con claridad a los que se autoproclaman salvadores de la patria, que no nos van a doblar, que Jalisco ha sido y será una voz libertaria que retumbará siempre por todo México, dejando claro que no permitiremos el establecimiento de una dictadura o de un presidencialismo totalitario. Aquí estamos listos para defender a nuestra patria”.

El coraje y frustración más que justificada de nuestro pueblo, está a punto de traer de regreso una idea de país que creíamos superada, el autoritarismo extremo está a la vuelta de la esquina y pareciera que ya no hay nada por hacer; yo me niego a aceptar una realidad así con la cabeza agachada, los invito a luchar hasta el último segundo de esta elección para defender a México con la fuerza de nuestro voto, para no entregar sin luchar la presidencia de la República”.

Y si la voluntad popular decide que así sea, entonces los invito a seguir luchando, a no permitir que alguien venga a darnos órdenes a Jalisco, que nadie se atreva a vulnerar nuestra soberanía, que nadie piense que va a someter a nuestro pueblo. Esa visión de país que no permite pensar distinto, amenaza con arrebatarnos lo más preciado que tenemos, nuestra libertad”.

LA GUERRA QUE VIENE

Habrá que esperar el resultado del próximo domingo, si se confirma lo que anuncian las encuestas que tanto Enrique Alfaro como López Obrador, se convertirán en gobernador de Jalisco y Presidente de México. Y de ser así, por decisión propia de estos dos políticos tan parecidos y que hace seis años fueron aliados, hoy se cruzan sus caminos y pareciera que viene el pleito inevitable. Uno dice que representa a los ciudadanos libres, y el otro el salvador de México, que viene a rescatar al pueblo de sus explotadores.

Alfaro abre fuego y se refiere de López Obrador sin mencionar su nombre como futuro dictador y que vendrá a encarnar el presidencialismo totalitario. Antes el tabasqueño le había pegado en el corazón de su ego a Alfaro cuando lo calificó como un traidor y ambicioso en el que no se puede confiar, aliado con la mafia del poder, amigo de Salinas, de Anaya y Diego Fernández de Cevallos. López Obrador no le perdona al candidato a gobernador del Partido Movimiento Ciudadano su traición de hace seis años cuando apoyó en Jalisco la candidatura de Josefina Vázquez Mota vía Diego Monraz, que era el coordinador de la candidata panista presidencial, pese a que iban en el mismo proyecto.

LA NUEVA CAMPAÑA DE ALFARO

El juego de Alfaro de subrise al ring con López Obrador, seguramente fue tratado con su grupo cercano de colaboradores, en el que se decidió la línea dura y asumir la posición que debe pintarle la raya a López Obrador y desde ya ser la oposición política en México, convencidos de que habrá necesidad de asumir ese rol, pensando en la Presidencia de México en el 2024 y desde Jalisco debe prender la antorcha libertaria, como lo precisa en ese mensaje que manifestó desde el Instituto Cultural Cabañas.

Los escenarios futuros ya se están configurando, construyendo las posiciones políticas y los vacíos que se generarán con el muy probable triunfo de López Obrador, y la derrota del PRI, del PAN, PRD, así como las luchas que se darán para asumir la oposición a López Obrador, considerando que los personajes de hoy, como Ricardo Anaya y José Antonio Meade, serán sepultados por la derrota. Y algo de estas proyecciones es muy seguro que suceda, porque en el PAN, si se confirma la catástrofe electoral que sufrirá Ricardo Anaya, seguramente tratarán de llevarlo a la hoguera, convirtiéndolo en el villano favorito, cobrándole todas las afrentas que sufrieron diversos personajes y grupos que parafraseando a Jorge G. Castañeda, se tuvo que joder para convertirse en candidato presidencial.

Estamos en tiempos de fracturas, de choques políticos, con la ambición desatada, cuando los apetitos de poder están a flor del día. Claro está que es el voto ciudadano el que determina quienes nos gobernarán, pero los mensajes de los actores políticos que vienen a jugar roles protagónicos, particularmente para Jalisco, no nos anuncian cambios de terciopelo, como los que hemos vivido.

Como bien escribió el politólogo de la globalización, Moisés Naím en su obra El fin del poder: “el poder ya no es lo que era. Tal y como lo conocíamos, llegó a su fin”. Hoy el poder se ha hecho más fácil de obtener, más difícil de usar y más fácil de perder”.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com


Compartir en redes sociales:
  • 33
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    33
    Shares
468 ad