Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER | Despenalizar la mariguana

LOS HOMBRES DEL PODER | Despenalizar la mariguana

Oct 31, 2015

A la Suprema Corte de Justicia ha llegado el debate del consumo de la mariguana, cuando el ministro Arturo Zaldívar defiende la tesis de que prohibir su consumo es discriminación bajo el convencimiento de que cada persona debe decidir sobre su libre desarrollo y consumir mariguana de manera recreativa es garantizar su derecho de independencia y libre decisión, considerando que la Ley General de Salud que lo prohíbe es anticonstitucional.

Independientemente de la postura que se asuma, el hecho es que la Suprema Corte de Justicia de México le ha entrado al tema, luego que en Estados Unidos su liberación de despenalización ha ido ganando terreno, cuando 20 estados han legislado para determinar que el uso recreativo-medicinal no es delito.

La Encuesta Nacional de Adicciones 2011 determina que la mariguana es la droga de mayor consumo en México, dominando con un 80 por ciento en relación a las otras drogas.

 

Las razones del ministro Zaldívar

El ministro Zaldívar, en el proyecto que redactó aclara que «esta Primera Sala no minimiza los daños que puede ocasionar la mariguana en el consumidor mayor de edad, sin embargo, entiende que la decisión sobre su uso sólo le corresponde tomarla a cada individuo. Así, este Alto Tribunal considera que pertenece al estricto ámbito de la autonomía individual, protegido por el derecho al libre desarrollo de la personalidad, la posibilidad de decidir responsablemente si desea experimentar los efectos de esa sustancia a pesar de los daños que esta actividad puede generarle a una persona».

El miércoles de la semana anterior se había agendado la discusión en la SCJN acerca del destino de un amparo que tiene como finalidad permitir el consumo personal de la mariguana con «fines lúdicos o recreativos», pero decidió posponerse para la primera semana de este mes de noviembre a petición del ministro José Ramón Cosío, quien pidió más tiempo para poder analizar con mayor detenimiento el proyecto que ha redactado su colega Arturo Zaldívar.

Sin embargo, ha trascendido que al menos uno de los ministros solicitaría que ante «la importancia y trascendencia del asunto», éste sea enviado al pleno de la Corte y salga de la Primera Sala, lo cual algunos traducen que el debate a fondo podría aplazarse unos meses más».

 

La polarización

En torno a la despenalización del consumo de la mariguana hay dos posiciones claras en México, pero los que están en contra son mayoría. Se estima que cuando menos el 80 por ciento rechaza esta medida y uno de los fuertes opositores es el doctor Manuel Mondragón y Kalb, quien fuera jefe de la Secretaría de Seguridad del Distrito Federal y hoy convertido en Comisionado Nacional contra las Adicciones.

Los que están a favor de la prohibición del consumo de esta droga argumentan que se basa en un prejuicio sustentado en valoraciones morales y no en estudios científicos (…) La imposición de un estándar único de vida saludable no es admisible para un Estado liberal, sustentan.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera ha tomado partido con respecto a este tema y considera que los habitantes de la capital del país ya están listos para el uso de la mariguana.

 

Los opositores

El Comisionado Nacional contra las Adicciones, Manuel Mondragón y Kalb, al igual que el Gobierno Federal, han precisado que «están a favor de la despenalización con fines médicos, no así en lo recreativo» e incluso que estaría a favor que se ampliara el número de gramos que está permitido por persona, conforme a la Ley General de Salud que es de cinco gramos.

Mondragón está convencido que liberar el consumo de mariguana «no resolverá el problema del narcotráfico y tendría perniciosos resultados secundarios (…) Legalizar la mariguana no afectará a los cárteles de las drogas, porque tienen otras ramas del tráfico que les son más rentables y que de ninguna manera conviene legalizar, porque son estupefacientes mucho más dañinos, adictivos y mortales que la cannabis».

De las posturas que se han manifestado a favor o en contra, lo que queda claro es que está muy cerca el que se pueda liberar la despenalización del consumo de la mariguana con fines recreativos. La pauta la marca Estados Unidos desde hace dos años, cuando iniciaron los estados a quitarle las sanciones a su consumo al pasar del uso médico al «consumo recreativo».

El debate esta semana al llegar el tema a la Suprema Corte de Justicia dio un gran salto, porque puede aprobarse el libre consumo de la mariguana sin necesidad de que la Cámara de Diputados tenga necesidad de legislar. Si la SCJN lo determina, quién le puede decir que no, cuando declara una norma anticonstitucional.

Correo electrónico: Gabriel.ibarrabourjac@gmail.com