Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER: EL ESTILO DEL NUEVO CARDENAL

LOS HOMBRES DEL PODER: EL ESTILO DEL NUEVO CARDENAL

Mar 24, 2012

MONSEÑOR JOSÉ FRANCISCO ROBLES ORTEGA EMPIEZA A TOMAR LOS HILOS DEL CONTROL DEL ARZOBISPADO DE GUADALAJARA. SU ESTILO DISCRETO Y DE TRATO SUAVE CHOCA CON LA DUREZA DE DON JUAN SANDOVAL. ¿PERO, CUÁL SERÁ EL COMPORTAMIENTO INSTITUCIONAL DE LA IGLESIA CATÓLICA EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES EN JALISCO? ¿SEGUIRÁ CERCA DEL PAN Y SUS CANDIDATOS?

 

Los cambios en la Arquidiócesis de Guadalajara son de forma no de fondo, se ha señalado, a propósito de la jubilación de don Juan Sandoval y el nombramiento de monseñor José Francisco Robles Ortega como nuevo jefe máximo de esta diócesis. Pero, ¿esto es real? ¿Va a significarse algún cambio, cuando termina un periodo cercano a las dos décadas que le tocó dirigir al duro y áspero jerarca alteño cuyo estilo fue muy diferente al que distinguiera a los dos cardenales que le sucedieron, como don José Salazar López y el malogrado Juan Jesús Posadas Ocampo? El primero se caracterizó por su humildad y su bajo perfil, rayando en lo franciscano. Terminó viviendo en la Casa del Sacerdote. Rehuyó los lujos y la comodidad, como la que le gusta disfrutar a Don Juan como un hombre del poder.

 

El cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, originario de Guanajuato, también era diferente a Salazar López. Desde la complexión física. Uno, pequeño de cuerpo y de figura frágil, el otro robusto, de complexión gruesa. Don Juan Jesús era más abierto a los medios que Salazar, con un discurso más ad hoc al activismo que marcó la era del Papa Juan Pablo II, de tener mayor presencia en la opinión pública e incidir en la política y en la sociedad, de acuerdo a la doctrina social de la Iglesia Católica de los nuevos tiempos.

 

Don Juan Sandoval, fiel a esa nueva forma de actuar de los jerarcas católicos trazada por El Vaticano y bien ejecutada en México por el entonces prelado Girolamo Prigione, a quien le tocó encabezar la reestructuración del episcopado mexicano, aplastando a los obispos y sacerdotes que formaban parte o que simpatizaban con la Teología de la Liberación, herencia del papado de Paulo VI.

 

EL TEMA DE LA CASA

El tema de la casa donde ha vivido el cardenal Juan Sandoval Íñiguez que está en San Pedro Tlaquepaque, ha sido otro de los tópicos que en radio pasillo se ha especulado. Se ha señalado que el cardenal emérito decidió seguir viviendo allí hasta que le tenga qué rendir cuentas al creador. No lo pueden sacar y aunque no le guste a su sucesor.

 

Y por lo tanto se decidió acondicionarle otra finca en San Javier, pero que no resultó del agrado del nuevo jefe del Arzobispado de Guadalajara, por lo que sus familiares y amigos decidieron prestarle otra finca que sea de su gusto, en la que se sienta cómodo. Otro rasgo de don José Francisco Robles Ortega es que a diferencia del anterior cardenal, no trae escoltas y hasta conduce su auto. Incluso, así suele viajar a su natal Mascota.

 

 ¿TERMINA LA ERA DEL PAN?

Ahora le toca su turno al mascotense monseñor José Francisco Robles Ortega, quien se distingue por su trato suave y proclive a un papel menos protagónico y más discreto, diferente al del jerarca de Yahualica. Había trascendido que a monseñor Robles Ortega asumía el Arzobispado, pero que toda la estructura seguiría ocupada por gente identificada con Sandoval. Aunque es muy corto tiempo el transcurrido desde que se dio el cambio, cerca de dos meses, algo empieza a moverse y que nos demuestra que el poder no se comparte.

 

La administración de los recursos para la construcción de la Basílica de Los Mártires, que es la gran obra del Cardenal Emérito de Guadalajara, la asume el nuevo jefe del arzobispado. Igual deberá suceder con la administración del Arzobispado. ¿Y el trato con los líderes políticos, como es el del nuevo cardenal? ¿Esa versión que ha corrido de que el corazón de Sandoval estaba más cerca del PAN y que ahora el mascotense se identifica con los colores del PRI es una especulación o hay elementos que así lo determinan?

 

Al menos hasta el momento no ha existido una señal en contrario. Se ha dicho que el poder del hombre de Yahualica trasciende la Curia Romana, por las relaciones que fue tejiendo en estos últimos 20 años al más alto nivel del Vaticano, esto es, su relación directa con los dos últimos pontífices, Juan Pablo II y Benedicto XVI, a quien conoció muy bien desde la prefectura de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

 

Pero los liderazgos se ganan y no se obtienen por decreto. El jerarca jalisciense se convirtió en el gran líder de la jerarquía católica, incluso por arriba de la Comisión Episcopal Mexicana (CEM), llegando a trascender las diferencias que llegó a tener con sus presidentes en turno.

 

Habrá qué ver el comportamiento de los sacerdotes y jerarcas católicos en esta contienda electoral que ya está en marcha. La Iglesia seguirá impartiendo sus talleres a los católicos para orientar en cuanto a la participación en los procesos y la responsabilidad de acudir a votar.

 

E-mail: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com