Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER | El juego político de Aristóteles

LOS HOMBRES DEL PODER | El juego político de Aristóteles

Sep 17, 2016

Ajustes para su último tercio a su equipo de gobierno realizó el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, al integrar como jefe de Gabinete al experimentado político Rafael González Pimienta, quien finalmente logró sentarse en una posición estratégica que le permitirá proteger a sus inquietos hijitos a los que les gusta la política y los negocios.

Hace un año hubo una jugada que pretendió llevar a González Pimienta a la Secretaría General de Gobierno en sustitución de su actual titular, Roberto López Lara, quien ha resultado un buen operador político en los temas de coyuntura y de interés para el titular del Poder Ejecutivo y a quien se pretendía ubicar en la presidencia estatal del PRI.

Sin embargo, Aristóteles calmó a los acelerados y durante la noche del 15 de septiembre en la euforia del calor y sentimiento patrio les dijo a los periodistas Jaime Barrera y Becky Reynoso que no habría cambio al darle el espaldarazo a López Lara.

Hoy el gobernador le apuesta a la experiencia que tiene el vallartense, quien lo mismo ha disfrutado las mieles y las hieles de la victoria y la derrota. Y como en todo, hay luces que han dejado de brillar, como parte del desgaste que se vive en un gobierno. Alberto Lamas inició como el todopoderoso y un error de visión lo sacó del círculo del poder.

Durante la semana se dio otro cambio significativo, el de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, sale Roberto Dávalos y la cuestionada María Luisa Martínez Almaraz y entra Netzahualcóyotl Ornelas, derivado de las denuncias ante la opinión pública sobre los presuntos «moches» que la llamada Zeta 40 operaba en esta dependencia y señalo «presuntos» porque no existe una denuncia concreta ante la autoridad de justicia que fundamente un juicio hacia esta señora.

Con este suceso habría que preguntarle a los empresarios cupulares cómo combatir la corrupción con declaraciones y enunciados, si a la hora de la hora ellos no denuncian, y no lo hacen porque son parte de lo mismo, les asignan obras, aceptan entregar una comisión —el moche que dicen es mayor al 10 por ciento tradicional—, entonces se convierten en parte de la corrupción que tiene dos vías, el que la pide, exige y el que la otorga, allí se genera la complicidad.
EL IMPACTO DE LOS CAMBIOS

En el caso de González Pimienta como jefe de Gabinete, llega por el factor confianza, además de su experiencia y conocimiento, Rafael es padre de Salvador González Reséndiz, quien fuera el jefe de finanzas de la campaña de Aristóteles Sandoval y luego subsecretario de Administración durante los primeros tres años del gobierno estatal, cargo al que renunció para irse de Secretario de Organización del Comité Directivo Estatal del PRI.

El político vallartense si bien ya venía operando como asesor político del gobernador Aristóteles, ahora ya lo hará en forma abierta y entrará en competencia con Paco Ayón, quien se convirtió en el hombre fuerte del gobernador en esta primera mitad del sexenio.

González Pimienta sabe operar fino y no da paso sin huarache. En la mira podría estar la candidatura al Senado de la República en abierta competencia con Francisco Ayón. El siguiente paso de Rafael podría ser la Secretaría General de Gobierno, en el entendido que Roberto López Lara, quien tiene también su corazoncito político, aspira a seguir vigente y la presidencia estatal del PRI es una buena plataforma para enganchar en el siguiente sexenio, toda vez que José Socorro Velázquez, como dirigente ha resultado gris y al cumplirse el periodo estatutario que le corresponde tendrá que dejar la dirigencia porque finalmente su labor tan discreta a nadie le resulta útil.

 

LAS RELACIONES CON LA IGLESIA

En la integración del gabinete de Aristóteles imperó un elemento político: la construcción de alianzas. Y en el caso de la invitación a Roberto Dávalos y al empresario Gabriel González al frente de la SIOP y el IJAS fue para tener una buena relación con la Iglesia. Dávalos es cuñado del cardenal Francisco Robles Ortega y Gabriel González hombre de confianza de la jerarquía católica. La salida de ambos, ¿cómo debemos de interpretarla?

No creo que Roberto Dávalos haya entrado a «los moches» que se comenta eran manejado únicamente por la señora María Luisa, pero el ser jefe de la SIOP y permitir que ese tipo de prácticas irregulares se permitieran, se llama en el catolicismo «pecados de omisión».

Así mueve sus piezas el gobernador Aristóteles Sandoval, habrá que ver cómo concluye su gobierno y juega en el 2018 ante el proyecto de Enrique Alfaro, quien la visualiza en dos sentidos: polarización y victimización.

Habrá que ver cómo le arma González Pimienta la estrategia para enfrentar a Alfaro y evitar que su proclama de que la República él la decidirá en Jalisco cobre vigencia.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com