Portal informativo de análisis político y social

Los Hombres del Poder: La confrontación Alfaro-López Obrador

Los Hombres del Poder: La confrontación Alfaro-López Obrador

Abr 8, 2018

Compartir en redes sociales:
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Shares

Por Gabriel Ibarra Bourjac //

Si bien en estos tres meses de campañas políticas muchas cosas pueden suceder en Jalisco como en México hasta llegar al primero julio cuando se registren los comicios, los punteros para la presidencial y la gubernatura son Andrés Manuel López Obrador y Enrique Alfaro con más de diez puntos de diferencia sobre su más cercano perseguidor, pero esto en tiempos tan volátiles, a nadie da la garantía de que así terminará el partido.

Los dos personajes se ven muy seguros del resultado que obtendrán, pero la política suele ser como el béisbol, “esto no se acaba hasta que se acaba”, frase acuñada por el famoso y peculiar receptor de Yankees de Nueva York, Yogi Berra, la leyenda del béisbol. Hasta que cae el out 27 se puede cantar victoria.

En este arranque de campañas a la gubernatura, hemos visto muy activos a los candidatos y sus equipos, con sus estrategas de política y propaganda, los posicionamientos, midiendo las reacciones de los consumidores, el tipo de mensajes que deben dirigir, la búsqueda de los millennials, las formas de jalar su atención y ganar su simpatía, con las campañas de contraste que busca presentar las debilidades del contrario.

Las paradojas de la vida y en el caso particular de Jalisco, es interesante observar a los dos personajes que en este momento son los favoritos y que hace seis años, hicieron equipo, jugaron aparentemente en el mismo equipo, Alfaro y López Obrador y que en la edición 2018, van por lo mismo de hace seis años –la Gubernatura de Jalisco y la Presidencia de México- pero ahora están confrontados.

Y señalo aparentemente, porque se logró saber que Alfaro, quien contó con el apoyo firme del impresentable Emilio González Márquez, no apoyó del todo al tabasqueño, pues se le echa en cara de haber entrado a un doble juego con quien fue el representante en Jalisco de la entonces candidata del PAN a la presidencia Josefina Vázquez Mota, Diego Monraz, quien fue de los primeros panistas que se subieron al proyecto naranja, lo que de alguna forma podría explicar la animadversión manifiesta que tiene Andrés Manuel sobre Alfaro.

SE CALIENTA EL AMBIENTE

De parte de López Obrador se advierte un profundo resentimiento con el candidato de Movimiento Ciudadano a quien lo descalifica y por adjetivos no para como lo expresó el pasado domingo desde la Plaza Américas de Zapopan, allí frente a la Basílica, al pedir el voto hacia su candidato de Morena a gobernador, Carlos Lomelí Bolaños, ante un lleno impresionante, mostrando la fuerza que este partido ha logrado en Jalisco.

López obrador dio nota con sus declaraciones, marcó agenda al centrar su mensaje sobre la calidad que le da hoy a su otrora aliado, que prefirió con su Movimiento Ciudadano ahora aliarse con los partidos tradicionales –como les llama el tabasqueño-, con el Grupo Universidad y su jefe máximo Raúl Padilla López, quien también le apuesta al joven político queretano Ricardo Anaya, la carta de la coalición por México al Frente.

LA PRUDENCIA DE ALFARO

Sin embargo, Alfaro ha controlado sus ansias de novillero y no se ha subido al ring. Prefiera hablar de amor y paz. No le echa gasolina al fuego, consciente de que López Obrador puede ser el futuro Presidente de México, entonces, para qué entrar a la competencia de descalificaciones, en caso de que el voto de los jaliscienses le favorezca.

En medio de esta disputa se encuentra el candidato a gobernador de Morena, Carlos Lomelí, quien con paso consistente le disputa al candidato del PRI, Miguel Castro el segundo lugar. López Obrador pidió el voto a favor del empresario farmacúetico con quien, expresó, le gustaría entenderse en el futuro, como Presidente de México. “Quiero que Carlos sea gobernador de Jalisco, porque quiero entenderme con un gobernador como Carlos Lomelí. Voy a respetar la voluntad del pueblo de Jalisco, pero sí deseo, de todo corazón, que Carlos Lomelí sea el gobernador de Jalisco”.

En Jalisco, López Obrador al igual que en otros estados del país, ha estado en el primer lugar de las preferencias del electorado y su nombre en la boleta electoral le dará votos a Lomelí. Si bien se ve muy fuerte Alfaro, como López Obrador en el país, habrá que esperar el avance de las campañas, para ver cómo se manifiestan las tendencias, qué resultado arrojan las campañas de contraste y la guerra sucia que será un elemento que no faltará.

Hasta el momento hemos visto a un Alfaro muy cauteloso, subido a un discurso en el que se pone la vara muy alta, cuando habla de su proyecto de “refundación de Jalisco”, esto es sueña con convertirse en un parteaguas histórico, al nivel de grandes reformistas que pasaron a la historia, como Valentín Gómez Farías, Mariano Otero, Ignacio L. Vallarta, Prisciliano Sánchez, Francisco Severo Maldonado, sin embargo, ese es su sueño, su ideal, lograrlo, se ve muy lejano, porque habrá que ver de qué tamaño son sus ideas reformistas, empezando el fundamento para crear una nueva Constitución que venga a incidir en la República Mexicana formada por estados federados.

Los detractores de Alfaro ven esto como una locura de un personaje que está fuera de la realidad.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com


Compartir en redes sociales:
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Shares
468 ad