Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER: LAS ENCUESTAS TAMBIÉN JUEGAN

LOS HOMBRES DEL PODER: LAS ENCUESTAS TAMBIÉN JUEGAN

Mar 17, 2012

Las elecciones del primero de julio del 2012 serán muy diferentes, cuando menos en Jalisco en comparación a las que les antecedieron, cuando únicamente la lucha se centraba en dos sopas: PAN o PRI. Hoy con la decisión del alcalde con licencia de Tlajomulco, Enrique Alfaro Ramírez, de participar e impulsando su candidatura mediante un amplio Movimiento Ciudadano, le pone el condimento que hace singular a esta versión de lucha por el ejercicio del poder político en Jalisco para que cuando menos la competencia sea entre tres fuerzas más o menos niveladas.

 

En la pasada semana se definió también tras el rompimiento del matrimonio de conveniencia entre Alfaro y el Grupo Universidad, el PRD postule a Fernando Garza, quien de ser abanderado de la derecha se sube al carro de la izquierda. Finalmente el Panal, un minuto para las 12 decide postular a una desconocida en el sentido real de la palabra, María de los Ángeles Martínez Valdivia. ¿Usted había oído hablar de ella? Valga decir que Fernando Garza para posicionarse seguramente utilizará como estrategia la crítica directa a los contrarios, considerando su experiencia y conocimiento de Guadalajara y de Jalisco, consciente que no existe mejor defensa que el ataque.

 

LAS ENCUESTAS

Antes de que inicien formalmente las campañas se ha vivido una especie de “ley mordaza”, que limita a los candidatos o precandidatos a no hacer proselitismo en público, guardando expresiones sobre sus postulaciones, sus propuestas o críticas al contrario. En ese contexto los partidos han tenido qué utilizar las encuestas como estrategia para lograr posicionamientos. “Hay una guerra de encuestadoras”, afirma César Morones, director de IMO y quien alcanzara notoriedad como director del CEO.

 

Y en efecto, las encuestas se han utilizado como instrumento en esta nueva versión de lucha política. Por un lado, vemos a nivel nacional a Enrique Peña Nieto que sale muy adelante de sus contrincantes, gracias a su exposición como gobernador del Estado de México y al buen manejo mediático, aprovechando muy bien los errores del gobierno panista.

 

El gobierno de Felipe Calderón y el PAN han buscado las estrategias de cómo posicionar a Josefina Vázquez Mota. Y así el propio Presidente Calderón decidió entrarle al juego y dio el primer paso cuando les reveló al grupo de consejeros de Banamex en una reunión supuestamente privada, que de acuerdo a una encuesta que tenía la Presidencia existía un empate técnico entre Josefina y Peña Nieto, una diferencia de cuatro puntos. Risible y el Presidente quedó en ridículo.

 

Luego, la encuestadora de GEA-ISA, cuyos principales accionistas han sido director de Pemex –durante el gobierno de Fox, como es el caso de Jesús Reyes Heroles–, y el de ISA, Guillermo Valdez, director de Cisen durante el gobierno de Calderón, anuncia otra encuesta en la que Josefina está a siete puntos de Peña Nieto.

 

LOS BANDOS

Las encuestas se han convertido en un elemento estratégico de lucha, al estar al mejor postor. Cada quien trae su juego y son muy pocas las que se acercan al profesionalismo, toda vez que el negocio de los posicionamientos suele ser muy redituable. Hay mucho dinero de por medio.

 

En estos tres meses previos al arranque oficial de las campañas las casas encuestadoras han jugado un papel relevante, ya que ante los candados que establece la ley electoral, los partidos y sus candidatos únicamente se pueden posicionar y dar golpes espectaculares por medio de las encuestas.

 

A nivel nacional, por ejemplo a GEA-ISA se le identifica con el gobierno panista, mientras que a Gabinete de Comunicación Estratégica de Liébana Sáenz y Federico Berruelo con Enrique Peña Nieto. ¿Y a Consulta Mitofsky? Puede ser una intermedia y que en este sexenio ha sido la encuestadora de Televisa, considerada la que tiene mayor poder durante el sexenio.

 

EN JALISCO

En la localidad durante la pasada semana una encuesta de IMO de César Morones dio un buen campanazo y aunque los principales diarios de la ciudad le hicieron un vacío, sacudió a la opinión pública al colocar a Enrique Alfaro en segundo lugar a cinco puntos de Jorge Aristóteles Sandoval, quien ha sido el puntero, y a un punto arriba de Fernando Guzmán.

 

Los número fueron muy bien utilizados por Alfaro, tratando de convencer que su decisión de romper con el PRD le ganó 11 puntos de aceptación. Cierto o falso, Alfaro se ha convertido en el mejor operador mediático de los candidatos a la gubernatura de Jalisco. Seguramente en los próximos días vendrá la reacción de PRI y PAN en Jalisco. Lo cierto, lo real es que esto se está poniendo bueno y la moneda está en el aire.

 

E-mail: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com