Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER: LOS DILEMAS DE ARISTÓTELES

LOS HOMBRES DEL PODER: LOS DILEMAS DE ARISTÓTELES

Ene 14, 2012

“La unidad se construye”, declaró el senador Ramiro Hernández García, después de que el Gran Sanedrín del PRI, decidiera que el alcalde de Guadalajara, Jorge Aristóteles Sandoval, se convierta en el abanderado del PRI que pretende poner fin a 18 años de predominio panista en Jalisco.

 

Aristóteles se confirma como el líder del priísmo jalisciense pero tendrá que trabajar horas extras para que esa ansiada unidad sea efectiva y no nada más un buen propósito.

 

En la integración del equipo de campaña será una de las primeras señales que enviará al firmamento sobre los alcances de la búsqueda de la unidad, que es condición para que el priísmo esté en condiciones de regresar a Casa Jalisco. El candidato presidencial Enrique Peña Nieto ya les puso el ejemplo con la integración de representantes de grupos distintos al del Estado de México.

 

La competencia electoral será altamente competitiva entre tres, y no entre dos como se esperaba. La decisión de Enrique Alfaro de rechazar la invitación a que se convierta en candidato a senador y ser ungido candidato a la gubernatura por las izquierdas –el apoyo del PRD está en veremos– es otro escenario en el que tendrán que disputar. Del mismo modo, Jorge Aristóteles tendrá de francotiradores a los de Casa Jalisco, quienes han mostrado su extraordinaria habilidad para la guerra sucia, utilizando incluso a la PGR. Arturo Zamora lo sufrió en carne propia y esa forma de golpear seguirá vigente.

 

EL CASO VIELMA

El pasado sábado se presentó el registro del precandidato del PRI a la gubernatura de Jalisco y lo notorio resultó la ausencia del presidente municipal de Zapopan, Héctor Vielma Ordóñez, más que la de la diputada federal María Esther Scherman Leaño, quien se disculpó por no poder asistir, pero que acepta la postulación de Aristóteles.

 

¿Cómo se interpreta la ausencia de Vielma? ¿Es una forma de llamar la atención y manifestar su desacuerdo contra una decisión tácita de que Zapopan no se le cederá como una posición política? ¿Es una forma de presión para que le otorguen la primera posición de candidato a senador en la fórmula por Jalisco y que ha trascendido será para el diputado y jurista Arturo Zamora Jiménez?

 

Pues si Vielma buscaba llamar la atención lo logró y que viene a mostrar que la unidad de la familia priísta jalisciense está colgada de alfileres. En su mensaje del pasado sábado Aristóteles dejó en claro su disposición a construir acuerdos y llegar a un PRI en el que todos caben. “Aquí en el PRI se acabaron los tiempos en los que el que gana, gana todo, ahora el que gana suma a todos… donde en el PRI nadie pierda, donde en el PRI todos ganemos”.

 

El punto es cómo sumar a todos y más cuando no existe esa nobleza de miras, sino más bien la obsesión por el poder. Hay quienes consideran que Aristóteles se ha convertido en rehén de un grupo que lo ha acompañado en el Gobierno municipal y que tiene una visión sectaria de la política, con un manifiesto desprecio hacia otras generaciones a los que consideran cartuchos quemados.

 

Sin embargo, hoy el carismático político tiene la oportunidad de cambiar la historia, pero primero tiene que hacer el trabajo político fino hacia el interior del PRI. El caso Vielma es uno de los dos grandes dilemas que tiene enfrente. En Zapopan hay seis aspirantes (Jesús Casillas, Héctor Robles, Ramiro Hernández, Luis Enrique Villanueva, Juan Rafael Mejorada y Héctor Fabio Rizo), pero los dos primeros son los precandidatos más fuertes.

 

Sin embargo, todo parece indicar que la decisión está tomada a favor del senador Ramiro Hernández García. La candidatura a la Presidencia Municipal de Guadalajara es otro de los acertijos que tiene Aristóteles. Son varios los perfiles, desde el afectivo con rentabilidad, hasta el del político crítico con el que se ha confrontado.

 

Sandoval Díaz en la semana tomó una decisión que estuvo al margen del compromiso con el grupo político que lo respaldó para que se convirtiera hace cerca de tres años en el candidato a la presidencia municipal. Se fue por el cuadro que le tiene mayor confianza como es Francisco Ayón López, quien queda como alcalde sustituto.

 

Por otro lado, la gran jugada de fichar a Enrique Alfaro finalmente se abortó. Habrá que verlo si éste puede romper con el bipartidismo histórico de Jalisco. En esa tesitura, habrá que ver cómo el nuevo líder del priísmo jalisciense resuelve los problemas domésticos y logra aceitar la maquinaria priísta, lo que dará más luces sobre lo que podrá ocurrir en el futuro. Vielma, Zapopan y Guadalajara son los pendientes. Representan la prueba para la capacidad e inteligencia política de Aristóteles.

 

E-mail: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com

One comment

  1. JORGE MC /

    Si bien normalmente destacan las evaluaciones políticas de esta columna, las premoniciones resultan equivocadas cuando la inclinación de preferencias no obedece a un análisis mesurado, sino por tintes de otros motivos, que habríamos de suponer que no fuesen necesariamente por dados marcados. Dice bien en sus dos últimos renglones: “Vielma, Zapopan y Guadalajara son los pendientes”. Vielma convendría que se vaya a su casa a vender megacable, y no insista en dejar a su delfín Robles, que ni sería bien visto, ni tiene experiencia, y por más respaldo tequilero que le aporten, no tiene el perfil de gobernante todavía a éstas alturas.- Zapopan queda entonces en otros rangos: Casillas ya perdió su oportunidad en el pasado (es cartucho quemado), y Ramiro se va a la campaña presidencial. Si el priîsmo no quiere dejar la Iglesia en manos de Lutero, y menos del Útero, habrá de pensar bien que los primeros tres candidatos que identifican para Zapopan no dan perspectiva rentable. Guadalajara tendría a un magnífico candidato en Arturo Zampora, con una preparación superior a la del ingeniero que busca postular el panismo, aunque todavía sea Senador.- Dejar a Jalisco al azahar de “la capacidad e inteligencia política de Aristóteles” debe ponderarse con la debida intervención del priîsmo con experiencia de la capital del país y de Jalisco; porque todavía están por verse las medidas de pataleo que estén preparando los blanquiazules contra Aristóteles y los demás.