Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER | México pasa por incertidumbre financiera

LOS HOMBRES DEL PODER | México pasa por incertidumbre financiera

Ago 22, 2015

EL ORO NEGRO SIGUE PESANDO MUCHO EN UN PAÍS PETROLERO QUE SE DESPETROLIZÓ A MEDIAS. Y ES QUE LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL NO CRECE EN MÉXICO Y SI BIEN HA HABIDO LOGROS EN LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ Y EN EL TURISMO, PERO SUS EFECTOS POSITIVOS SON NULIFICADOS POR EL BACHE DE LA INDUSTRIA PETROLERA.

Pasadas las reformas estructurales que impulsó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, operadas desde aquel Pacto por México durante su primer año de gobierno y ejecutadas en el segundo, con lo que se movería al país, un año después y a punto de llegar a la mitad del sexenio, es la incertidumbre la que impera en este momento en el país, provocado por dos factores: la caída internacional del precio del petróleo, el desplome de la producción de Pemex y la depreciación del peso ante el dólar.

En esta circunstancia aquella certeza del crecimiento económico de México que para el cuarto y quinto año nos permitiría un avance de cuando menos el 5% anual, se viene abajo, y si bien nos va, apenas lograremos el 2%, tan mediocre como ha resultado el comportamiento de la economía mexicana durante los últimos 25 años.

Los dos temas son fundamentales para la economía del país, pero los especialistas consideran más delicado el del petróleo, porque de este producto depende en gran parte los ingresos del Gobierno de México.

El analista Jorge Fernández Meléndez está convencido que a corto plazo el precio del petróleo no repuntará e igual sucederá con la producción. Los precios internacionales del llamado oro negro han caído a los niveles más bajos desde el 2009. La mezcla mexicana está en 40.60 dólares, muy por debajo de los 90 dólares que promedió en el 2014.

Fernández Meléndez pinta la realidad que nos envuelve, cuando razona que «se han apagado las voces que argumentan a favor de una recuperación rápida del precio del barril, casi todo conspira para que el petróleo siga bajando, hay factores geopolíticos, pero la ley de la oferta y la demanda pesa con fuerza, ya que hay una sobreoferta que se estima en 2.8 millones de barriles diarios».

 

Otra visión

Otro especialista en temas económicos es el jalisciense Luis Miguel González, editor de El Economista, quien así ve el problema, cuando escribe sobre la utilidad de las coberturas petroleras que ha realizado la Secretaría de Hacienda y que garantizan un precio superior del 30% al registrado por la mezcla mexicana esta semana.

La cobertura, explica Luis Miguel, «son excelentes noticias» pero con astériscos, ya que sólo sirven para reducir la incertidumbre en la principal fuente de ingresos públicos, contar con ellas no impide que la economía mexicana sufra cuando hay una baja en el precio del petróleo.

El oro negro sigue pesando mucho en un país petrolero que se despetrolizó a medias. Y es que la actividad industrial no crece en México y si bien ha habido logros en la industria automotriz y en el turismo, pero sus efectos positivos son nulificados por el bache de la industria petrolera.

Por otro lado, Luis Miguel González coincide con Fernández Meléndez que la situación se torna más crítica para México en este momento por la baja en la producción nacional del crudo que en el 2004 alcanzaba los 3.4 millones de barriles y ahora es de 2.3 millones.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda en esta circunstancia con el pago de póliza de cobertura que realizó para el 2016 le asegura un precio por barril de 49 dólares y le permite establecer un piso al ingreso petrolero del Gobierno para el 2016 y que se hace menos difícil la elaboración del presupuesto 2016.

 

¿Hacia dónde va nuestra economía?

Con este bache en el que está inmersa la industria petrolera, se impacta al aterrizaje de la reforma petrolera, ya que los bajos precios del petróleo tienen su impacto en las subastas de campos petroleros que México promueve. Luis Miguel recuerda que la reforma petrolera se empezó a negociar con precios de 100 dólares por barril. Se promulgó con precios mayores a los 70 dólares, pero lo más delicado es que ahora tiene retos de encontrar inversionistas con niveles de precios que están en la zona de los 30 y podrían llegar hasta los 20 dólares.

Jorge Fernández Meléndez, considera que a México le pega más la caída de la producción de Pemex que el desplome de los precios internacionales.

Lo bueno de lo malo es que las finanzas públicas mexicanas se están despetrolizando aunque obligadas por las circunstancias, lo que obliga a los recortes presupuestarios del gobierno y que disminuirá los presupuestos estatales y municipales, una muy mala noticia para los nuevos gobiernos que llegan en Jalisco y que no contaban con la disminución de sus ingresos.

Lo cierto es que la reforma energética llegó tarde a México, lo que nadie pudo prever, cuando el precio del petróleo ha caído el 60% desde junio del 2014.

Dice Jorge Fernández Meléndez que el cierre del 2015 se torna oscuro para México y vislumbra color marrón para el 2016.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com