Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER | ¿Quién para presidente?

LOS HOMBRES DEL PODER | ¿Quién para presidente?

Jun 25, 2016

Diversos personajes que hemos entrevistado han coincidido que la elección presidencial será de tercios, entre PRI, PAN y Morena. Las elecciones del pasado 5 de junio, como se ha señalado, permitió que el PAN volviera a la vida a costillas del deterioro del PRI y del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

O sea, la elección no se polarizará entre dos fuerzas, por lo que en un escenario de tercios, cualquiera puede ganar, no se debe descartar a nadie, sin embargo, tanto para el PRI como para el PAN, el enemigo a vencer será Andrés Manuel López Obrador, por lo que la historia del 2006 se podría volver a repetir cuando el sistema operó para que ganara Felipe Calderón y fue en Jalisco donde se sacrificó al candidato a gobernador Arturo Zamora, al recibir Calderón los votos que requería para que el tabasqueño, convertido por la propaganda como «un peligro para México», no llegara a Los Pinos.

Tengamos presente que el otro tabasqueño Roberto Madrazo se cayó al tercer lugar, lejos de poder arañar la victoria, y en esa lógica actuaron los dueños del país, que no son más de cien personajes, en el que el PRI de alguna forma facilitó la operación política para «salvar al país del mesianismo».
BARAJA REDUCIDA

¿Cómo van a jugar al ajedrez político en los partidos políticos? Vamos empezando por el PRI. La derrota electoral del 5 de junio le movió el tablero al presidente Enrique Peña Nieto, que como jefe máximo y de acuerdo a los usos y costumbres de este partido, le corresponde tomar la decisión sobre quién debe ser el candidato.

La renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la presidencia del PRI, que no fue decisión de Los Pinos, se convierte en el condimento que le pone sabor al interior del PRI, porque en su mensaje de despedida, va implícito que continuará en la búsqueda de los mismos objetivos que desde hace años ha venido platicando para encarar nuevas circunstancias que México vive.

Para los priistas, Beltrones no está liquidado, su renuncia a la presidencia en vez de debilitarlo lo fortalece y le permite, creo, sacar boleto para jugar en la carrera presidencial, con o sin el apoyo del presidente Peña Nieto.

Con el conflicto violento de Oaxaca y las 8 muertes registradas, al margen de quien resulte responsable (gobierno, CNTE o grupos radicales de izquierda) hay dos afectados directamente: uno es el secretario de Educación, Aurelio Nuño, y el otro es el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a quien López Obrador lo acusa de haber estado enterado y no haber actuado.

Habrá que ver cómo evoluciona este conflicto y qué movimientos realiza en el gabinete el presidente Enrique Peña Nieto. A la opinión pública se han filtrado dos perfiles para asumir la presidencia del PRI: el secretario de Agricultura, José Calzada y el líder del Senado, Emilio Gamboa, este último un perfil más cercano al de Manlio. ¿Por cuál perfil se inclinará Peña?

¿Para la presidencial con qué carta jugará entonces Peña Nieto? Por lo visto, en este momento lo más seguro es que no tiene candidato y allí podría surgir un caballo negro llamado Eruviel Ávila, dependiendo de lo que suceda en la elección del 2017 en el Estado de México.
LA TERNA PRESIDENCIAL DEL PAN

En el PAN estamos viendo el empoderamiento de su presidente Ricardo Anaya, convertido en «el joven maravilla», que ha sido el gran beneficiario de los triunfos en las siete gubernaturas, rebasando a Margarita Zavala, que parecía imparable.

Ricardo Anaya es un político que retrata bien, pero que carece de la experiencia de gobierno, porque ni ha sido presidente municipal ni gobernador, aunque su perfil de joven le puede ayudar a identificarse con un sector fuerte de votantes que pueden marcar la diferencia.

Habrá que ver cómo procesan al interior los panistas este buen temporal, si tienen la madurez e inteligencia de ponerse de acuerdo y logran salir unidos. Por ejemplo, el caso de Margarita, si no es la candidata, aceptará otra tarea que no sea la candidatura presidencial o aceptará ser postulada por otro partido, como bien podría ser Movimiento Ciudadano, una vez que las opciones de «Los Independientes» se ve aún verde.

El que tiene boleto seguro es Andrés Manuel López Obrador, quien como líder y dueño de Morena no tiene contrincante que le dispute la candidatura, cuenta con el camino pavimentado y su actividad proselitista la puede seguir haciendo sin remordimiento de conciencia.

Falta aun cuando menos un año para que PRI y PAN se definan y en ese trayecto pueden pasar muchas cosas, como lo que sucedió la pasada semana en Nochixtlán, Oaxaca, con el enfrentamiento que dejó un saldo de cuando menos ocho muertos y que sepulta las aspiraciones del secretario de Educación, Aurelio Nuño.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com