Portal informativo de análisis político y social

LOS HOMBRES DEL PODER: Resbalón de diputados

LOS HOMBRES DEL PODER: Resbalón de diputados

Ene 25, 2014

Por Gabriel Ibarra Bourjac —-

HASTA QUE LOS GANDALLAS PERDIERON UNA ANTE LAS EXIGENCIAS DE LA SOCIEDAD A LOS DIPUTADO DE QUE NO SEAN TAN TROMPUDOS, QUE TENGAN DECORO. UN EXCESO DE SOBERBIA, LES HIZO DAR UN MAL PASO, QUE PROVOCÓ LA IRA DEL JEFE POLÍTICO DE JALISCO, QUIEN FINALMENTE APOYÓ AL DIRIGENTE DEL PRI PARA QUE LOS DIPUTADOS RENUNCIARAN PÚBLICAMENTE A LA PARTIDA DE ‘CASAS DE ENLACE’ DE 93 MIL PESOS MENSUALES. 

Prácticamente les hicieron “manita de puerco” a los diputados del PRI, y luego a los del PAN que forman la LX Legislatura para quitarles esos 93 mil pesos de sobresueldo que tenían y que habían encubierto en la partida denominada como “Casas de Enlace” y que al año representa por diputado 1 millón 116 mil pesos y multiplicados por 39 suman al año 43.5 millones de pesos.
Los señores no querían renunciar a esa partida. Cuando el presidente estatal del PRI, Hugo Contreras Zepeda, les pidió públicamente desaparecer esta partida del presupuesto del 2014, se le fueron encima. Lo aplastaron. Aparentemente esa jugada el de Tamazula la había perdido.
Hay que recordar que fueron los diputados Miguel Castro Reynoso (PRI), junto con Celia Fausto (PRD), los únicos legisladores que actuaron con decencia, probidad y sensibilidad social. Ellos se opusieron a que existiera esa partida 412, lo mismo que los cinco diputados del Partido Movimiento Ciudadano. Pero la diferencia entre estos dos legisladores y los de PMC es que Miguel y Celia nunca cobraron los 93 mil pesos y aquellos sí lo hicieron. O sea, la diferencia se llama congruencia, que es el discurso farisaico.
Fue en octubre la petición pública de Hugo Contreras, quien no contó en ese posicionamiento con el apoyo del jefe político del priísmo, quien en aquel momento Aristóteles tal vez por cálculo político no se quiso meter al tema, ya que estaba en juego algo vital para el futuro de su gobierno y sus proyectos: La aprobación de su propuesta de presupuesto. Y entonces, para qué molestar a los diputados.
Pasan dos meses, hay cambio de coordinador de la fracción legislativa del PRI en el Congreso del Estado, sale Miguel Castro que se convirtió en un diputado incómodo por rechazar esas canonjías y es designado Rafael González Pimienta, un viejo lobo de mar con una lógica muy pragmática del poder.
Don Rafael, como le dicen en el Congreso del Estado, no se anduvo por las ramas y alentó al diputado Héctor Pizano a que se aventara la jugada audaz de acabar con la obligación de tener que transparentar los gastos de esos 93 mil pesos. Pizano lleva la propuesta al pleno y se logra la votación mayoritaria para que la transparencia de comprobar gastos cada dos meses se termine, pensando que los periodistas ya no los estarían jodiendo y exhibiendo ante la opinión pública.
Pero aquello ya no se podía permitir. Fue de tal tamaño la soberbia y cinismo, que hasta Casa Jalisco se irritó y fue entonces cuando el presidente estatal del PRI, Hugo Contreras encontró las condiciones políticas para poder ganar el juego de vencidas en una confrontación que ya la tenía perdida y que le había afectado en su imagen pública cuando sus compañeros legisladores lo tiraron a “lucas”, simplemente no hicieron caso a su petición de eliminar esa partida de “Casas de Enlace”.
Ya con el apoyo del jefe político del priísmo, esto es Aristóteles Sandoval, seguramente Contreras Zepeda debió de haber gozado la oportunidad que se le presentaba para refregarles en la cara a aquellos políticos invadidos por la soberbia y que desprecian la voz populi, el sentimiento popular con una visión pobre y corta de la política que se traduce en esos pesos que entraría a su bolsillo producto de ese sobresueldo encubierto con el nombre de “partida de apoyo para Casas de Enlace”.
Y allí, prácticamente todos los diputados del PRI tuvieron que tragar camote. Rostros largos y serios, fueron los que mostraron. El diputado Rafael González Pimienta se vio obligado a desdecirse de aquella expresión que eran cosas “nimias lo del recurso para Casas de Enlace”.
Don Rafael es un personaje que tiene viviendo cuando menos 40 años de la política y en la política. Su visión del poder es pragmática. La ética y los principios le resultan relativos. Es la visión maquiavélica del poder, de que el fin justifica los medios. Y el fin es el ejercicio del poder.
En sentido contrario han actuado los diputados Miguel Castro Reynoso y Celia Fausto Lizaola, quienes han puesto el ejemplo de que sí es posible actuar con probidad y estar al margen del gandallismo. Celia tiene casas de campaña sin necesidad de recibir más dinero del Congreso del Estado. O sea, no todos los diputados son gandallas y son iguales.
La decisión de renunciar a esta partida de “Casas de Enlace” permite anotar un punto importante a Aristóteles Sandoval, porque con su fuerza les impuso una decisión y al presidente estatal del PRI, Hugo Contreras Zepeda, quien se atrevió a exigirles a sus diputados a que sacrificaran ese recurso. Esto que sucedió es un gran logro de la sociedad y de la prensa, hay que también remarcarlo. Una de cal por cien de arena.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com